1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Reducir emisiones de carbono a través de la ropa

La industria textil es uno de los mayores contribuyentes al famoso efecto invernadero debido a la cantidad de energía usada en los procesos de fabricación, distribución y eliminación. Por ejemplo, para la fabricación de un solo par de pantalones vaqueros se usan casi 11.000 litros de agua. Un reciente estudio mostraba que el consumo en ropa de una sola familia del Reino Unido emite carbono a la atmósfera por el equivalente a conducir una distancia de casi 10.000 kilómetros. Pero ¿cómo podemos intentar reducir estos índices?

Existen varios modos de hacer esto. Empezando por los más simples y obvios como intentar generar un mayor valor por cada prenda que compra. Esto se consigue alargando su uso en el tiempo.  Un informe elaborado por la agencia británica para la utilización eficiente de recursos (WRAP) ha afirmado que si ampliamos la vida útil de la ropa en solo 3 meses, se reduciría la huella de carbono, agua y residuos entre un 5-10%.

También se puede conseguir ahorrar energía mediante la reducción de la temperatura de su lavadora y aumentando su carga. Quedará totalmente sorprendido de la cantidad de dinero que ahorrará en electricidad, agua y detergente utilizando esta simple técnica.

Actualmente, casi todas las grandes distribuidoras poseen una línea “Eco”. La mayoría de ellas, etiquetan sus productos con información relevante sobre su proceso de fabricación. Estas líneas de negocio cada vez son más potenciadas por marcas y distribuidores, pasando a ocupar un papel importante dentro de sus volúmenes de negocio. Empresas como Levi’s  han adoptado ahora ‘jeans sin agua «, en el que ahorran un 28% de agua. Otras compañías reciclan materiales como bolsas de plástico y papel para producir ropa nueva y algunas de ellas manufacturan productos muy interesantes como bolsos hechos con latas de coca-cola.

Minoristas como ASOS o Ebay, disponen de Marketplace donde fomentan el comercio de ropa de segunda mano. Muchos de sus usuarios son comerciantes que poseen valores ambientales y éticos.

En resumen, la moda ecológica es cada vez más accesible para los consumidores y no es tan costosa como la gente supone. Realice algunas búsquedas a través de internet y se sorprenderá de lo que puede encontrar. Estas son sólo algunas formas de contribuir para ayudar a minimizar problemas como el calentamiento global. Empiece ahora y vera que puede marcar la diferencia.

Tags: , , ,