1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

¿Por qué es imprescindible la sanidad privada en España?

Carolina Darias

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras el último Consejo de Ministros en Moncloa (Foto: Javier Amescua)

Si se eliminasen los conciertos sanitarios la sanidad pública tendría que absorber 74.000 primeras consultas diariamente

El tiempo medio de espera de primera consulta de especialidades pasaría de los 89 días a los 147

En cuanto al impacto en el gasto sanitario público se traduciría en un aumento del coste de unos 1.200 millones de euros

El sector sanitario privado dispone en España de 432 hospitales y 49.861 camas de hospitalización, de los cuales 271 hospitales y 36.777 camas tienen algún tipo de concierto.

Cuando usan estos servicios miles de españoles alivian el sistema público sanitario facilitando que lo usen quienes no tienen alternativa.

Sólo en 2020, los hospitales privados con conciertos integrados en la red pública o conciertos parciales, llevaron a cabo cerca de 574.000 intervenciones quirúrgicas (15,9% del total), más de 10 millones de consultas (11,6% del total), atendieron cerca de 2,5 millones de urgencias (11,8% del total) y más de 550.000 altas hospitalarias (12,2%).

Un estudio del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS) demuestra que si desapareciesen los conciertos sanitarios los pacientes atendidos en los hospitales concertados deberían ser asumidos por centros públicos con efectos devastadores para el sistema público ‘universal’.

Para empezar, las listas de espera en las primeras consultas aumentarán un +153% (la pública tendría que absorber 74.000 primeras consultas diariamente) y el tiempo medio de espera subiría en +58 días. Con este aumento, el tiempo medio de espera de primera consulta de especialidades pasaría de los 89 días de diciembre del 2021 a 147, cerca de 5 meses.

En el caso de las quirúrgicas las listas de espera aumentarían el +102%. Teniendo en cuenta que la sanidad pública absorbería 9.500 intervenciones quirúrgicas al día, este incremento en la lista de espera aumentaría el tiempo medio de espera en hasta 75 días en el primer año. Con este aumento, el tiempo medio de espera de primera consulta de especialidades pasaría de los 123 días de diciembre del 2021 a hasta 198, más de 6 meses.

También se incrementarían los índices de ocupación hospitalaria (camas) del 70,6% actual al 85%. Relacionado con este aspecto de la sanidad, las estancias en centros concertados son aproximadamente un 47% más económicas que en centros públicos y las consultas cerca de un 36%. La absorción de dicha actividad por parte del sistema público supondría un aumento del coste de alrededor de 800 millones de euros derivados de las estancias y 306 millones de euros de las consultas primeras, sucesivas y de alta resolución.

De manera análoga, el sistema público tendría que hacerse cargo de cerca de 800.000 pruebas diagnósticas (mamografías, resonancias magnéticas nucleares, tomografías computarizadas, ecografías y monitorización holter) asumidas hasta ahora por la colaboración privada-pública, según estimaciones derivadas de los boletines oficiales de algunas Comunidades Autónomas.

La diferencia de precio de dichas pruebas en centros concertados y centros públicos es de 47 € para mamografías, 126 € para RM, 47 € para pruebas TAC, 10 € para ECO, lo que supondría un aumento del gasto de hasta 60 millones de euros para el sistema público.

En cuanto al impacto en el gasto sanitario público, se estima que la diferencia de coste a asumir por el sistema público podría situarse en un intervalo de un 25-35% superior respecto a los costes derivados de la colaboración privada-pública, lo que se traduciría en un aumento de coste para el sistema sanitario público de hasta 1.200 millones de euros.

Se estima que la actividad concertada representa el 26% de la actividad asistencial en centros con concierto parcial. La diferencia de precio media estimada de las estancias y consultas en centros concertados estimada es de 135 € y 28 € respectivamente según los datos disponibles en los boletines oficiales de algunas CCAA. En otros términos, las estancias en centros concertados son aproximadamente un 47 % más económicas que en centros públicos y las consultas cerca de un 36%.

Para acabar, es importante tener en cuenta que en 2020 el gasto sanitario destinado a conciertos fue de 8.586 millones de euros, es decir, un 10% del total del gasto sanitario público de ese año.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha incluido en el componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enviado a Bruselas un anteproyecto de ley aprobado en noviembre de 2021 para ‘blindar’ la sanidad pública limitando a lo imprescindible las derivaciones de pacientes al sector privado. Puede consultarlo aquí

Tags: , , , , ,