1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Día Mundial contra el SIDA

El lazo rojo, símbolo de la sensibilización contra el VIH

“Llegar a cero. Cero nuevas infecciones por el VIH. Cero discriminaciones. Cero muertes relacionadas con el sida”, es el lema de este año

Último Informe sobre el SIDA elaborado por el Ministerio de Sanidad

De acuerdo con el último Informe de ONUSIDA, se calcula que en el mundo hay actualmente 34 millones de personas que viven con el VIH, y que cada día se producen 7.000 nuevas infecciones, lo que supone que solo en 2010 se produjeron 2,7 millones de nuevos casos, y fallecieron por esta causa 1,8 millones de personas en todo el mundo, siendo África subsahariana la región más afectada por la pandemia.

A pesar de que las nuevas infecciones han disminuido un 21% desde 1997, sin duda un dato alentador, sólo el 47% de los 14,2 millones de personas que deben recibir tratamiento en países de ingresos bajos y medios tiene acceso a la terapia.

En Epaña se calcula que aproximadamente 150.000 personas viven con el VIH y que anualmente se producen 3.500 nuevos diagnósticos, de los cuales más de un 25% son tardíos y por tanto sus portadores lo desconocen, lo que impide que puedan beneficiarse del acceso a los tratamientos y de los beneficios que tiene el diagnóstico precoz para disminuir el riesgo de desarrollar SIDA, según los expertos.

Por tanto, desde todas las Administraciones públicas sanitarias se debe seguir impulsando el diagnóstico precoz, facilitando al máximo el acceso a las pruebas de detección, y garantizando el acceso gratuito, anónimo y confidencial a las mismas.

El estigma y la discriminación actúan como promotores de la invisibilidad del VIH, dificultando además la vigilancia epidemiológica de la infección y, con ello, la aplicación práctica de programas de prevención y control de la infección.

El Partido Popular entiende que, aunque se registra un cierto descenso de afectados por el SIDA, queda mucho trabajo por hacer. Para ello, en primer lugar hay que concienciar a la sociedad sobre la necesidad de prevenir el Sida poniendo el acento en su detección precoz mediante las oportunas pruebas diagnósticas. Además, el partido considera indispensable garantizar el acceso a un tratamiento antirretroviral y a los adecuados métodos de prevención, así como al apoyo de los servicios sociales que puedan contribuir a la mejor calidad de vida de quienes padecen el VIH-Sida. Asimismo, desde el PP quieren dejar claro que se respaldan los compromisos de Ayuda Oficial al Desarrollo relacionados con esta epidemia y apoyamos los esfuerzos internacionales para su prevención como parte de la política de cooperación internacional.

Por último, el PP quiere reconocer al trabajo que llevan a cabo las organizaciones no gubernamentales y a quienes trabajan a favor de la investigación en este ámbito porque considera que estos programas, medidas y acciones, además de constituir un acto de justicia, servirán para hacer que cada día sea más eficaz la acción de los poderes públicos y de la sociedad a favor de cuantas personas padecen esta enfermedad.

Desde el PSOE se insiste en la necesidad de que las políticas que dan respuesta a la infección por VIH tengan una visión y actuación integradora y global, y que contemplen las íntimas conexiones entre el estigma, la prevención y el diagnóstico precoz de la infección.

El secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG, Pedro Zerolo, alerta contra las políticas de supresión y graves recortes en el ámbito de la salud pública. Con motivo de la celebración del Día Mundial del Sida el 1 de diciembre, ha afirmado “que la crisis no puede ser una excusa para reducir drásticamente la inversión en las políticas de prevención del VIH”.

El dirigente socialista ha subrayado que “diversas comunidades autónomas gobernadas por el PP han recortado gravemente o eliminado, los Programas Autonómicos de Prevención del VIH”. Ha mostrado su preocupación porque con la llegada del PP al gobierno de España “signifique un retroceso en las políticas de prevención, tratamiento, atención y apoyo relaciones con el VIH y el sida”.

Zerolo ha recordado que en España se produjeron el año pasado cerca de 3.000 nuevos diagnósticos, de los cuales el 45% fue tardío. “Es imprescindible que desde las Administraciones públicas sanitarias se siga impulsando el diagnóstico precoz, se facilite al máximo el acceso a las pruebas de detección y se garantice el acceso gratuito, anónimo y confidencial a las mismas”, ha señalado el responsable de Movimientos Sociales, quien ha añadido que “la prevención sigue siendo la inversión más eficaz para evitar la propagación del VIH”.

Con motivo de este día, el dirigente socialista ha querido recordar a “los cerca de 30 millones de personas fallecidas a causa del sida en todo el mundo, así como a sus familiares y amigos” y ha reclamado a todas las administraciones políticas públicas contra el estigma y la discriminación que sufren las personas seropositivas “que dificultan gravemente la prevención, el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad”.

Por su parte, desde la Unión General de Trabajadores se apuesta por mayores políticas preventivas y formativas en la empresa a través de programas de seguridad y salud laboral, así como otras que favorezcan la inserción y la protección de estos trabajadores. Para el sindicato, el estado serológico de un trabajador no puede ser motivo de discriminación, por lo que defiende cláusulas de protección en los convenios colectivos que reconozcan el derecho de los trabajadores con esta enfermedad a recibir tratamiento, el mantenimiento de su puesto de trabajo y la seguridad de una protección eficaz de su salud.

Este año, coincidiendo con los 30 años desde los primeros casos de SIDA en el mundo, se celebra el Día Mundial de la lucha contra el SIDA con el lema “Llegar a cero. Cero nuevas infecciones por el VIH. Cero discriminaciones. Cero muertes relacionadas con el sida”.

Actualmente, nos enfrentamos a una enfermedad que ya no es devastadora, sino que tiene el tratamiento de crónica, pudiendo los afectados vivir con esta enfermedad gracias a los medicamentos antirretrovirales, pero aún queda pendiente alcanzar el reto de la prevención. Desde siempre, UGT ha considerado necesario proteger de una manera especial a los trabajadores del riesgo de contraer esta enfermedad, implantado una política preventiva y formativa en la empresa, con el establecimiento de programas de seguridad y salud, sin olvidar la protección de aquellos trabajadores que desempeñan ocupaciones en las que están particularmente expuestos al virus.

Se han producido grandes avances, no sólo médicos y científicos, sino también en la integración social y laboral de las personas afectados por el VIH/ SIDA. De ellos, destacamos la aprobación por la OIT en su 99ª Conferencia, donde UGT asistió como miembro de la Comisión específica sobre SIDA, de una nueva norma internacional de trabajo que constituye el primer instrumento internacional de derechos humanos dedicado exclusivamente a abordar esta enfermedad en el mundo del trabajo.

Otro de los últimos avances ha sido la aprobación del Plan de Acción Mundial para promover la aplicación de esta Recomendación sobre el VIH y el sida y el mundo del trabajo, 2010 (núm. 200), concretando las medidas a adoptar hasta el 2015 para promover la aplicación de la Recomendación, y que se estructura en tres resultados principales: Reducción de la estigmatización o la discriminación de los trabajadores de ambos sexos, sus familias y las personas a su cargo por su estado serológico, respecto del VIH; Mayor acceso de los trabajadores, sus familias y las personas a su cargo a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo a través del mundo del trabajo; e Intensificación de las medidas adoptadas por los actores del mundo del trabajo en el marco de la respuesta al VIH y el mayor acceso a la financiación con tal fin.

Desde UGT, se insta al nuevo Gobierno a que se comprometa a cumplir con lo estipulado en la Recomendación, ya que el ámbito laboral es imprescindible para lograr la inclusión social de los trabajadores con esta enfermedad y que las actuaciones de integración financiadas mediante el gasto público no sufran recortes económicos, porque si no se pasaría directamente a su exclusión. No se puede reducir la financiación de las actuaciones de VIH debido a la crisis, tal y como ha sucedido con el Fondo Mundial de la Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, ya que entonces estaremos ante un retroceso en la lucha contra la epidemia, aumentando el número de nuevos casos debido a la falta de programas de prevención.

La UGT considera que es fundamental, además el diálogo, la formación y la información para reducir conductas de alto riesgo y facilitar el acceso a las pruebas, tratamiento y cuidados, siempre dentro de la protección a la salud y a través de los servicios médicos de atención primaria.

UGT también defiende que es imprescindible reconocer que el VIH/SIDA es una cuestión relevante en el centro de trabajo, y que se debe prevenir los nuevos casos y el contagio, prestando el apoyo y la atención necesarias y prohibiendo las pruebas para excluir del empleo o de procesos de selección. En este sentido, debemos utilizar los centros de trabajo para prevenir y atender, así como para vigilar la no estigmatización y la discriminación de los trabajadores por esta enfermedad, manteniendo su empleo. Todo ello dirigido a conseguir la igualdad de trato y no discriminación, su permanencia en el empleo y evitar la discriminación laboral.

Para el Sindicato el estado serológico de un trabajador no puede ser motivo de discriminación, ofreciendo una protección igual a la que establece el Convenio sobre la discriminación (empleo y ocupación), 1958 (núm. 111), junto con la no exigencia de la realización de pruebas obligatorias ni otras formas de detección del VIH. Además las personas con VIH deben conservar su empleo mientras sean médicamente aptas para ello, con los ajustes razonables que sea preciso introducir. Todo ello debe tener su reflejo en la negociación colectiva, donde UGT defiende cláusulas de protección que reconozcan el derecho de los trabajadores con esta enfermedad a recibir tratamiento, el mantenimiento de su puesto de trabajo y de los derechos adquiridos, además de la protección eficaz de su salud.

Consulte los datos y cifras que maneja la Organización Mundial de la Salud sobre el SIDA

Tags: , , , , ,