1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Trump impone aranceles extra a las importaciones de acero y al aluminio

Donald Trump

Donald Trump, presidente de los EEUU, en una imagen de la Casa Blanca

La Unión Europea pedirá a la OMC que «compatibilice contramedidas contra EEUU para reequilibrar la situación»

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció ayer que la próxima semana instaurará un nuevo arancel global del 25% al acero y del 10% al aluminio que importa de la Unión Europea, China, Alemania, Canadá o México, entre otros. Trump también impondrá restricciones similares a las exportaciones de otros proveedores.

Lo hará invocando a la seguridad nacional y para revitalizar la industria estadounidense. Trump ha hecho caso al resultado de unas investigaciones realizadas entre abril de 2017 y enero de 2018 por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos que concluyó que las importaciones de acero y aluminio amenazan la seguridad nacional de los EEUU.

Sin embargo, algunos expertos consideran que cualquier justificación de seguridad nacional es muy débil pues como declaró públicamente el Secretario de Defensa estadounidense, los requisitos militares de EEUU representan no más del 3% de la producción estadounidense.

A pesar de estas consideraciones, Trump convocó a ejecutivos del sector en la Casa Blanca para definir las medidas que adoptará.

El presidente, que cuenta con plenos poderes para modular los aranceles, tiene de plazo hasta mediados de abril para concretar la nueva tarifa. «Nuestras industrias del acero y del aluminio se han visto diezmadas por décadas de comercio injusto y malas políticas con países por todo el mundo, comentó Trump en Twitter antes de la reunión.

En respuesta, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló que la Unión no se quedará «cruzada de brazos mientras nuestra industria es golpeada por medidas injustas que ponen en riesgo miles de empleos europeos».

Juncker, que calificó la decisión de Trump de «descarada intervención para proteger la industria doméstica de EEUU», añadió que «el proteccionismo no puede ser la respuesta para nuestro problema común del sector del acero.

Por otro lado, la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, dijo que las medidas anunciadas por EEUU tendrán «un impacto en las relaciones trasatlánticas y en los mercados globales. Además, aumentarán los costos y reducirán las opciones para los consumidores estadounidenses de acero y aluminio, incluidas las industrias que importan estos productos básicos». Para mitigar los posibles efectos adversos la Comisión supervisará la evolución del mercado y, si es necesario, propondrá medidas de salvaguardia compatibles con la OMC para preservar la estabilidad del mercado de la UE. En este sentido, la Comisión presentará en los próximos días una propuesta para la que «la Organización Mundial del Comercio (OMC) compatibilice contramedidas contra EEUU para reequilibrar la situación».

Por otra parte, el Gobierno de Canadá, a través de su ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, dijo que responderá si EEUU impone medidas contra su acero y aluminio ya que, según dijo, «cualquier restricción perjudicará a trabajadores, al sector y a fabricantes».

Tags: , , , , , , , ,