1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La Comisión cancela la multa a España por incumplir el déficit

CE

Valdis Dombrovskis y Pierre Moscovici (Foto: EC)

Tampoco sanciona a Portugal

El Gobierno de España alegó cuestiones técnicas para evitar la multa

La Comisión Europea ha propuesto cancelar la multa que pesaba sobre España por no haber cumplido los objetivos de déficit público fijados. Tampoco Portugal, que también estaba inmerso en un expediente sancionador, tendrá que pagar nada por incumplir el déficit correspondiente.

Durante la rueda de prensa en la que el vicepresidente para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, explicaron su decisión, ambos justificaron el paso dado alegando que tanto España como Portugal «han consolidado sustancialmente sus finanzas públicas y han acometido reformas estructurales ambiciosas”.

Por eso, en vez de multa y para evitar el riesgo de un agravamiento del procedimiento por déficit excesivo con nuevas sanciones a España, se ha optado por actuar con «prudencia» y consolidar el crecimiento concediendo dos años más para que sitúe el déficit por debajo del 3% del PIB, a cambio de ajustes por valor de 0,5% del PIB en 2017 y 2018, es decir, más de 10.000 millones de euros.

Moscovici detalló que si se hubiera dado sólo un año a España, el esfuerzo nominal habría sido «masivo», entre 1,3% y 2% del PIB, y un ajuste estructural «extremadamente elevado» este año e incluso más en 2017 hubiera dañado el notable crecimiento de la economía española. Más aún si aún no se ha formado aún Gobierno.

La CE recomienda, entre otras cosas, que España reduzca «el número y el alcance» de los gastos fiscales (tratamientos fiscales, diferenciados o incentivos), en particular los tipos reducidos de IVA. En concreto, la nueva senda fiscal propuesta por la Comisión establece que España reduzca su déficit desde el 5,1% del PIB actual, al 4,6% del PIB en 2016, al 3,1% en 2017 y al 2,2% en 2018.

Portugal, por su parte, debe rebajar su déficit al 2,5% en 2016, y para ello hacer un ajuste del 0,25%, unos 448 millones de euros.

La nueva senda de déficit ha sido acogida con satisfacción por el ministro de Economía de España en funciones, Luis de Guindos, quien ayer dijo, tras conocerse la decisión tomada en Bruselas, que con el ritmo de crecimiento esperado, la política económica adecuada y los cambios en Sociedades, la nueva senda del déficit es «realizable». En cuanto a una posible multa, que habría podido llegar a los 2.000 millones de euros, De Guindos adujo que «poner una sanción a la sociedad española, que ha hecho un esfuerzo brutal, hubiera sido una equivocación».

También el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, expresó ayer su satisfacción por la decisión de la Comisión y ratificó su compromiso con la consolidación fiscal. A través de Twitter, Rajoy valoró la decisión de la Comisión escribiendo «Satisfecho por la decisión de la Comisión Europea. La consolidación fiscal, el crecimiento y el empleo son prioridades para España».

Tags: , , , , , ,