1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El mal resultado de las elecciones obliga a Renzi a dimitir

Matteo Renzi

Renzi ha dejado al centro izquierda italiano por los suelos…

El Partido Demócrata sólo obtiene el 18,8% de los votos

El movimiento 5 Estrellas y La Liga reivindican su derecho a gobernar

Los grandes triunfadores de las elecciones generales celebradas en Italia el domingo han sido el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga Norte (LN), que ayer reclamaron el Gobierno del país y abrieron la puerta a posibles pactos ante la ausencia de mayorías.

El M5S de Luigi di Maio ha sido el partido más votado con el 32,44% de los votos en la Cámara de los Diputados y el 32,54% en el Senado.

Sólo ha sido superado por la coalición de derechas de la LN y el partido de Silvio Berlusconi, que se sitúa a la cabeza con un 37,01% en la Cámara y un 37,53% en el Senado. La Liga de Matteo Salvini lideró la coalición con un 17,48% y un 17,76% en la Cámara y el Senado, respectivamente.

Por otro lado, el ex primer ministro italiano y secretario general del Partido Demócrata (PD), el socialista Matteo Renzi, ha presentado su dimisión tras los malos resultados de su formación en los comicios, en los que ha obtenido el 18,8%. «Es obvio que después de este resultado yo deje la dirección el partido», dijo Renzi, quien reconoció que no esperaba «una derrota tan clara». «Nuestro lugar en esta legislatura está en la oposición», añadió Renzi, que ve tres elementos que separan al PD de Di Maio y Salvini: «antieuropeísmo, antipolítica y uso del odio verbal».

Ante los resultados, el líder del M5S, Luigi di Maio, se presentó como el «vencedor absoluto» al haber triplicado sus parlamentarios respecto a la pasada legislatura. Y ante la ausencia de mayoría ha adelantado que está abierto a negociar con otros partidos. Di Maio dijo ayer que el debate deberá comenzar con la próxima elección de los presidentes de las dos cámaras, que deberán ser «figuras de garantía». Después será la hora de negociar con otros partidos en base a temas que consideran prioritarios, como la pobreza, la lucha contra el derroche económico de la clase política, los problemas derivados de la inmigración y la seguridad, así como los impuestos y el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas.

También el líder de la Liga, Matteo Salvini reivindicó su «derecho y deber de gobernar», siempre dentro de la alianza, que «ha ganado» las elecciones.

En este sentido aseguró que respetará la coalición con Berlusconi. Salvini dijo que su triunfo demuestra que «los italianos han decidido recuperar el país y liberarlo de la precariedad y la inseguridad, de Renzi, de Bruselas, de la prima de riesgo y de las pateras». Arremetió contra el euro y contra el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por sus declaraciones en plena campaña, al tiempo que elogió a la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen.

Mientras, el partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia, reivindica la victoria del centroderecha en las elecciones italianas, y destaca su aportación «numérica y política» en este triunfo.

Tags: , , , , , , ,