1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Gobierno francés toma medidas de urgencia contra el terrorismo

Françoise Hollande

Hollande sigue adelante en su lucha contra el DAESH

Las medidas se tramitarán por vía de urgencia para que entren en vigor la próxima semana

También está previsto modificar la Constitución francesa

Este viernes se celebra en Bruselas una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la UE (JAI)

El Consejo de Ministros francés aprobó ayer nuevas medidas legislativas para reforzar la lucha antiyihadista y evitar nuevos ataques.

En primer lugar, decidió prorrogar el estado de excepción hasta mediados de febrero, durante el cual se podrá confinar a sospechosos en sus casas y mantenerles incomunicados, así como realizar registros sin orden judicial en domicilios, vehículos y lugares públicos si hay sospechas de «amenaza para la seguridad y el orden público».

Además, la Policía podrá realizar copias de los datos almacenados en dispositivos informáticos recopilados en registros administrativos y se podrán disolver las asociaciones que gestionan mezquitas radicales. Dichas medidas se tramitarán por vía de urgencia para que entren en vigor la próxima semana.

En los últimos cuatro días se han realizado 414 registros, 60 detenciones y 118 confinamientos domiciliarios. Además se han requisado 75 armas de fuego.

Por otra parte, se prohibirán, por razones de seguridad, las manifestaciones y celebraciones callejeras previstas en París con motivo de la Cumbre del Clima.

En el ámbito de la Unión Europea, Francia presentará mañana en Bruselas una propuesta para que todos los ciudadanos europeos sean controlados en la frontera cada vez que partan o regresen de un país extranjero, de manera que sus datos sean cotejados con todas las bases de datos nacionales.

La Comisión estudiará otras medidas de refuerzo de la seguridad, como una nueva directiva sobre armas de fuego y la prohibición de la venta de armas semiautomáticas en toda la UE, así como pedir la cooperación de las grandes empresas de internet para que frenen la difusión de contenidos de propaganda yihadista.

Por su parte, Rusia presentó ayer ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución para coordinar la lucha internacional contra el Estado Islámico (EI) y otros grupos terroristas.

Se trata de una versión «revisada» del texto difundido por Moscú el pasado mes de septiembre en el que el presidente ruso, Vladimir Putin, llamaba a formar una gran coalición contra los yihadistas y que no salió adelante por la negativa de las potencias occidentales a cooperar con el régimen sirio, aliado de Rusia. El nuevo borrador «tiene en cuenta los últimos trágicos acontecimientos en París y en el Sinaí» y reitera la necesidad de «un esfuerzo coordinado por parte de la comunidad internacional».

Paralelamente, Francia prepara otra resolución, «un texto corto, contundente y centrado en la lucha contra el enemigo común que es Daesh», dijo el embajador francés ante Naciones Unidas, François Delattre.

Además, Vladimir Putin ordenó ayer establecer una Comisión para la Prevención de la financiación del terrorismo, a fin de bloquear el dinero u otros activos pertenecientes a organizaciones o individuos sospechosos de estar involucrados en actividades terroristas (incluida la financiación del terrorismo).

La Fiscalía, Banco Central, las autoridades regionales y locales y otras agencias estatales y organizaciones deberán enviar todo lo que dispongan sobre la posible participación de organizaciones e individuos en actividades terroristas (incluida la financiación del terrorismo) a esta Comisión.

En el plano militar, ayer tanto Rusia como Francia intensificaron sus bombardeos sobre Raqqa, que han llevado a los yihadistas a trasladar a sus jefes a Mosul. Al menos 33 yihadistas han muerto tras estas operaciones. El portaaviones nuclear francés Charles De Gaulle zarpó ayer hacia el Golfo Pérsico para apoyar las operaciones contra el autodenominado Estado Islámico.

Por su parte, los yihadistas anunciaron en el último número de su revista Dabiq la ejecución de dos rehenes, un noruego y un chino, «tras haber sido abandonados por las naciones y organizaciones infieles». Además en la revista se muestra una fotografía de la bomba casera – introducida en una lata de refresco- que según los terroristas derribó el Airbus 321 ruso en el Sinaí.

En España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido a informar a los líderes de los partidos políticos sobre «cualquier petición» que se le haga a España en la lucha contra el Daesh.

Así se lo transmitió al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, con el que habló el martes, y a los líderes de Ciudadanos y Podemos, Albert Rivera y Pablo Iglesias, así como al lehendakari, Íñigo Urkullu, con los que mantuvo ayer conversaciones telefónicas. Rajoy ha excluido al presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, de la ronda de contactos.

Tags: , , , , , ,