1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El BCE baja los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0,15%

Mario Draghi

Mario Draghi

Por primera vez, los bancos pagarán por dejar su dinero en el BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha bajado los tipos de interés en la zona del euro hasta el mínimo histórico del 0,15%. Esta bajada en 10 puntos básicos (desde el 0,25%) se realiza, como ha explicado Mario Draghi, presidente del BCE, para impulsar el crecimiento y la inflación.

Además, por primera vez en la historia, los bancos tendrán que pagar por guardar su dinero en el Banco Central. La tasa de depósitos se sitúa en niveles negativos, con un tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito del -0,10%, una medida que los analistas desconocen qué impacto tendrá.

El Banco Central Europeo (BCE) también ha aprobado una serie de medidas para estimular la economía de la eurozona ante la débil recuperación y rebajar la fortaleza del euro para animar las exportaciones. Además de la bajada de tipos y la tasa de depósito negativa, pondrá a disposición de los bancos una «barra libre» de liquidez de hasta 400.000 millones de euros a devolver en cuatro años en condiciones extremadamente ventajosas con la condición de que ese dinero vaya a parar a empresas y consumidores. Por otra parte, prolonga hasta 2016 el plazo para devolver los anteriores préstamos: de 500.000 millones en 2011 y por la misma cantidad en 2012.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que el BCE «está listo para nuevas medidas extraordinarias» si este plan de choque no da los frutos esperados. «No hemos terminado aquí», ha afirmado Draghi, que ha avanzado que «los tipos de interés en Europa seguirán en los bajos niveles actuales hasta que volvamos a tener crecimiento económico». Según Draghi, los efectos de la inyección de liquidez «se dejarán notar en un plazo de tres o cuatro trimestres». El presidente del BCE ha anunciado que el Eurobanco «chequeará puntualmente» la concesión de créditos. «Es el momento para pensar profundamente cómo podemos mejorar Europa, para crear prosperidad y trabajo», ha dicho.

Otra de las medidas adoptadas por el Consejo del BCE ha sido el inicio de los preparativos para la compra de títulos respaldados por activos privados y el cese de la esterilización de la compra de activos públicos, lo que supondrá una inyección de otros 165.000 millones de euros.

El BCE ha vuelto a rebajar sus previsiones de inflación para este año del 1% al 0,7%, y pronostica una tasa del 1,1% en 2015 y del 1,4% en 2016. Draghi ha insistido en que no ve síntomas de deflación, ya que «ni hogares ni empresas están aplazando sus compras en la confianza de que bajarán los precios»; y considera que los riesgos «son claramente a la baja: geopolíticos, en los emergentes, en el sector financiero, con una demanda interna y una exportación que flojean». Asimismo, el banco central ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para la eurozona, del 1,2% al 1%.

Tags: , , , , , ,