1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

¿Cuba, Arabia Saudita y Rusia en el Consejo de DDHH de la ONU?

ZP

¡¡¡La Venezuela ‘zapateril’ está en el Consejo de DDHH de la ONU!!!

Los regímenes de estos tres países se han postulado para defender los derechos humanos en el mundo

Cuba, Rusia y Arabia Saudita se han postulado para ser miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, lo que provocado la indignación de los defensores de la vida en libertad en todo el mundo.

Los tres países, ampliamente considerados como graves violadores de los derechos humanos, han sido denunciados en innumerables ocasiones por UN Watch, una organización independiente con sede en Ginebra que monitorea a las Naciones Unidas.

UN Watch ha pedido a Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos que ‘se opongan a la elección de los representantes de estos regímenes represivos’ cuando el próximo mes de octubre la Asamblea General elija a los 15 nuevos miembros del Consejo que fue fundado en 2006 para velar por los derechos humanos en todo el mundo. Actualmente está formado por 47 países.

‘Elegir a Rusia, Cuba o Arabia Saudita como jueces de la ONU sobre derechos humanos es como pedirle a los zorros que cuiden el gallinero’, ha dicho Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, que recuerda que en los tres países imperan ‘regímenes represivos y autoritarios que sistemáticamente le niegan a sus pueblos sus derechos y libertades fundamentales’.

Neuer añade que los gobiernos ruso, cubano y saudita han negado la entrada a sus países a los expertos del Consejo de la ONU que iban a investigar violaciones de derechos humanos en sus respectivos territorios. ‘Bajo cualquier estándar, no están calificados para ser miembros de un foro que le da forma a los estándares globales de derechos humanos y que se encarga de tratar violaciones y de proteger a las víctimas’, afirma el directivo de la ONU.

Los puestos del Consejo se asignan por región y los países de cada regiones llegan muchas veces a acuerdos para ‘fijar’ candidatos y eliminar la competencia. La lista final de los candidatos -y el hecho de si Cuba, Rusia o Arabia Saudita se enfrentarán a otro país- podría no saberse hasta poco antes de la elección en la Asamblea General en octubre 2020 en la que pueden votar 193 miembros.

En las presentaciones de sus candidaturas Cuba, Rusia y Arabia Saudita se han comprometido con los derechos humanos. Sin embargo, UN Watch demuestra que ninguno está cualificado.

En Cuba, por ejemplo, agentes de seguridad someten a afro-cubanos a palizas y el régimen de partido único silencia a figuras de la oposición como José Daniel Ferrer, quien acaba de ser liberado después de seis meses de estar en prisión bajo acusaciones falsas y ser torturado.

Rusia, por su parte, lanza de forma constante campañas de desinformación contra democracias occidentales, incluso durante la pandemia del coronavirus. Un informe de la propia ONU acusa al régimen de cometer crímenes de guerra por bombardear civiles en Siria.

Arabia Saudita admite en su presentación de campaña que aplica la pena de muerte solamente para los ‘crímenes más graves’. Pero en 2019 ejecutó a 184 personas, un récord para el reino que encarcela y tortura a mujeres que protestan contra las políticas discriminatorias del país como el sistema de guardianes masculinos.

‘La elección de Cuba, Rusia y Arabia Saudita, regímenes que sistemáticamente violan los derechos humanos de sus ciudadanos, mancharía la reputación de las Naciones Unidas’ dice Neuer, que vería como un ‘insulto contra los presos políticos y una derrota de la causa global de los derechos humanos que la ONU permitiese que estos países ocupasen el rol de defensores y jueces sobre derechos humanos’.

UN Watch pide al secretario general de la Organización, Antonio Guterres, y a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que se opongan a estas candidaturas ‘hipócritas’.

Sería absurdo que la ONU ignore sus propias reglas y principios validando la elección de Cuba, Rusia y Arabia Saudita mientras sus presidentes y monarca frustran las iniciativas del propio organismo para proteger los derechos humanos de otros, insiste Neuer.

En octubre de 2019, Venezuela -el país bolivariano considerado por muchos como un estado fallido- fue incluida en el Consejo porque Costa Rica se presentó tarde, narra Neuer, que ejemplifica con el país sumido en la ruina por Hugo Chaves antes y Nicolás Maduro ahora, que dentro del grupo de América Latina y el Caribe hay mejores candidatos que Cuba.

Sólo un mes antes de que Venezuela ingresase en el Consejo, en septiembre de 2019, la propia ONU había creado una ‘misión especial’ para investigar violaciones de derechos humanos en el país. Y tan sólo un mes después, en noviembre de 2019, la propia Organización tuvo que pedir 1.350 millones de dólares para los millones de cuidadanos venezolanos que huían despavoridos del país. Un disparate muy caro sobre todo para los hambrientos ciudadanos venezolanos, quienes, al igual que los etíopes o los sudaneses pasan hambre.

UN Watch evitó en 2016 la elección de Rusia al Consejo y espera que las naciones del mundo vuelvan a rechazar que violadores de derechos humanos se conviertan en sus guardianes.

Tags: , , , , , , , ,