1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Al menos 700 inmigrantes se ahogan al naufragar su barco en el Mediterráneo

Guardia Costiera

Sólo hay unos pocos supervivientes

Las autoridades se extrañan de no haber recuperado más cadáveres en la zona del naufragio

Entre 700 y 1.000 inmigrantes africanos han muerto ahogados en el Mediterráneo tras hundirse el pesquero en el que viajaban desde Egipto hacia Europa.

Son las cifras que maneja la Guardia Costera italiana, que ha podido rescatar a 28 supervivientes y recuperado 24 cadáveres.

El barco ha volcado esta pasada madrugada a 70 millas de la costa de Libia, a 112 de Malta y a 130 de la isla italiana de Lampedusa, después de dar la primera llamada de auxilio en la medianoche del sábado.

Los guardacostas italianos se encontraban lejos de la posición del naufragio y avisaron a un mercante portugués que navegaba por la zona. Cuando los inmigrantes vieron acercarse al carguero que acudía en su auxilio se abalanzaron a un costado del pesquero para pedir ayuda y el barco volcó.

Se trata de la mayor tragedia migratoria de la historia en aguas del Mediterráneo y se produce tras la ocurrida el pasado lunes, cuando desaparecieron otras 400 personas procedentes de Libia.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha pedido una cumbre extraordinaria de los líderes europeos para analizar el drama de la inmigración ilegal. Tras una reunión urgente de su Gobierno, Renzi ha explicado en una conferencia de prensa que «Italia está haciendo un trabajo extraordinario, pero lo estamos haciendo solos, en una situación casi de abandono. Me resulta difícil entender por qué frente a estas tragedias, no hay más solidaridad por parte de la UE. Les volvemos a pedir que no nos dejen solos«, declaró Renzi, que añadió que «el problema no es el control del mar, sino destruir a los traficantes de hombres, que son los nuevos esclavistas del siglo XXI».

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se ha sumado a la petición de Renzi de convocar un Consejo Europeo con el objetivo de «atajar esta tragedia». En un comunicado difundido por la Secretaría de Estado de Comunicación, Rajoy ha situado el origen del drama de la inmigración «en la inestabilidad, la guerra, la radicalización, la huida del terror yihadista y la pobreza, de las que se aprovechan las mafias que se dedican al criminal negocio del tráfico de seres humanos en nuestra inmediata vecindad sur».

Para Rajoy, además, es urgente un alto el fuego en Libia y que culminen con éxito los esfuerzos de las Naciones Unidas y de la Comunidad Internacional con el fin de que este país tenga cuanto antes un Gobierno con instituciones estables con las que podamos cooperar para erradicar el tráfico de personas desde su territorio.

La responsable de la diplomacia europea, Federica Mogherini, también ha instado a la UE «a abordar sin demora» la tragedia migratoria en aguas del Mediterráneo. Tras reunirse de urgencia con Matteo Renzi, a quien ha agradecido «los extraordinarios esfuerzos italianos por salvar vidas», Mogherini ha recordado que «hemos dicho demasiadas veces nunca más. Tenemos que salvar vidas humanas; todos juntos necesitamos proteger nuestras fronteras y luchar contra el tráfico de seres humanos».

Según Mogherini, «lo que ocurre en la frontera sur de Europa es inaceptable para la Unión». La Alta Representante entiende ahora que «los 28 tienen que compartir una responsabilidad que se ha dejado durante mucho tiempo sólo a los países del sur«.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, acude hoy a la reunión extraordinaria de los ministros del Interior y de Asuntos Exteriores de la Unión Europea convocada en Luxemburgo.

Fernández Díaz ha tenido que suspender una visita que iba a realizar a Ceuta y Melilla junto al comisario europeo de Migraciones, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, para que éste conociese en primera persona la presión migratoria que padecen estas dos ciudades autónomas españolas.

Antes de viajar a Luxemburgo, Fernández Díaz ha dicho que «sin combatir a las mafias no se soluciona nada sino todo lo contrario, porque puede haber un efecto llamada y el remedio será peor que la enfermedad».

El titular de Interior ha dicho en Cope que esta tarde en Luxemburgo va a exhortar al resto de sus socios europeos a «evitar convertir a Frontex en una agencia de salvación y rescate«, porque, según el ministro, «hay que acometer medidas que atajen de raíz el problema, hay que ir al origen, a las causas de esas migraciones masivas de las que se están aprovechando las mafias». Y este problema es, según Fernández Díaz, «el estado fallido que es Libia y donde cada día se producen masacres».

Tags: , , , ,