1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

ACNUR alerta sobre el rápido aumento de asilados centroamericanos

Google maps

El «Triángulo Norte» da miedo

Los problemas se acumulan en el denominado «Triángulo Norte» -El Salvador, Honduras y Guatemala- de Centroamérica

El número de personas que huyen de la violencia en Centroamérica ha aumentado hasta niveles inéditos desde que la región fuese azotada por los conflictos armados en la década de los 80.

Solamente el año pasado, 3.423 personas, la mayoría de El Salvador y Honduras, solicitaron asilo en México. Esta cifra supone un aumento del 164% con respecto a 2013 y del 65% con respecto a 2014.

En el caso de las solicitudes de asilo presentadas por salvadoreños, éstas se han cuadriplicado en los últimos tres años. Actualmente México acoge a 3.448 refugiados, la mayoría procedentes de Centroamérica.

El número de solicitudes de asilo presentadas en otros países de la región por personas que huyen de la violencia en El Salvador, Honduras y Guatemala -el llamado Triángulo Norte de Centroamérica- también creció significativamente. Costa Rica, por ejemplo, registró 2.203 solicitudes de asilo en 2015 -un incremento del 176% con respecto a 2013 y del 16% con respecto a 2014. En su mayoría se trataba de personas llegadas desde El Salvador. Costa Rica acoge actualmente a 3.616 refugiados.

En Belice, país cuya población no llega a 400.000 personas, se registraron 633 solicitudes de asilo en 2015, diez veces más que en 2014. Otros países de la región, en particular Nicaragua y Panamá, también están registrando fuertes aumentos de las solicitudes de asilo por parte de personas que huyen de los países del Triángulo Norte.

Confirmando la tendencia de los años anteriores, los datos preliminares de 2015 muestran que Estados Unidos continúa siendo el principal país de asilo de personas del Triángulo Norte, con un aumento del 250% con respecto a 2013 y casi el doble de solicitudes que en 2014.

ACNUR, la agencia para los refugiados de Naciones Unidas, está especialmente preocupada por el creciente número de menores no acompañados y mujeres que en su huida se enfrentan al reclutamiento forzado por pandillas criminales, a la violencia sexual y de género y al riesgo de ser asesinados.

La violencia y la persecución a gran escala a manos de actores criminales armados ya se han convertido, junto con la pobreza y la falta de empleo, en las causas principales de los movimientos migratorios desde el Triángulo Norte de Centroamérica. Esta realidad se puede observar, por ejemplo, en El Salvador, cuya tasa de homicidios es la mayor del mundo.

Ante estos datos ACNUR advierte de que la crisis en Centroamérica requiere que se intensifique con urgencia la respuesta de protección y que se adopte un enfoque regional hacia la responsabilidad compartida.

Tags: , , , , ,