1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

UGT advierte que se consolida la precariedad laboral

UGT

El gráfico de UGT refleja datos del último bienio (Pincha sobre él para ver mejor los datos)

La Unión General de Trabajadores (UGT) considera, a cuenta de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que la caída del número de parados no se debe al incremento del empleo sino a la pérdida de activos.

«El desempleo se ha reducido por primera vez desde 2007 en 69.000 personas, lo que, en principio, es una buena noticia. Lo que sucede es que esa caída del número de parados no se ha debido a un incremento del empleo (que, como se ha visto, sigue destruyéndose), sino esencialmente a la pérdida de activos, de la población que quiere trabajar, que se ha reducido en 2013 en 267.900 personas. Son, esencialmente, personas que, al no encontrar un empleo, dejan de buscarlo y pasan a la inactividad laboral (jubilación, tareas domésticas) o emigran para intentar trabajar fuera de nuestras fronteras», afirman desde UGT.

El sindicato señala que estamos ante una salida en falso de la crisis ya que en 2013 no sólo se ha destruido empleo sino que se ha producido un empeoramiento brutal de la calidad del existente -la contratación indefinida y a tiempo completo se sustituye por empleo temporal y a tiempo parcial- y han aumentado la desigualdad y la pobreza.

Y para ilustrar esta afirmación, destaca dos datos. «El empleo indefinido ha caído en 269.500 personas (-2,5%) y el temporal ha crecido en 81.300 (2,5%); y el empleo a tiempo completo ha descendido en 339.300 personas (-2,4%) y el de jornada parcial se ha incrementado en 140.400 (5,4%). Es decir, se pierde empleo mucho empleo indefinido a jornada completa y se sustituye (en parte) por empleo temporal y a jornada parcial».

La organización sindical destaca que es preciso que el Gobierno abandone las políticas de austeridad y que es urgente impulsar un modelo basado en la inversión, la innovación, la política industrial, la formación y en la que el empleo sea de calidad y se recupere el poder adquisitivo de salarios y pensiones.

Y resume los dos primeros años de legislatura del gobierno del Partido Popular, «que ha venido determinado por la imposición de una regresiva e injusta reforma laboral que está teniendo unos efectos muy dañinos sobre el mercado laboral» con los siguientes datos:

– Se han perdido más de un millón de puestos de trabajo (1.049.300); todos ellos a tiempo completo (- 1.329.900), mientras que el de jornada parcial ha aumentado algo (280.600).

– El empleo asalariado ha descendido en prácticamente 1.100.000; seis de de cada diez de ellos de carácter indefinido (673.900).

– El número de desempleados ha crecido en 622.700, un 11,8%.

– La tasa de paro ha crecido 3,2 puntos, hasta superar el 26%.

– El número de parados de larga duración (que llevan más de un año buscando empleo) ha aumentado en 952.100, un 36,1%, y supone ya 6 de cada 10 parados.

– El número de trabajadores subempleados (trabajan menos horas de las que desean o en puestos con cualificación inferior a la formación que poseen) ha aumentado en 164.000, hasta los 2.401.300.

– La cobertura de las prestaciones por desempleo no deja de descender: hay 3.095.038 parados que no perciben ninguna prestación, lo que significa que solo cobran el 47,5% del total de parados.

Desde UGT, Toni Ferrer, dice que los datos reflejan que en 2013 se siguió destruyendo empleo y «se consagró» su precariedad. Y el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, apunta que mientras persista la crisis «sigue siendo imprescindible un sistema de prestaciones y una renta mínima garantizada que dé cobertura a quienes lo necesiten».

Los empresarios, en cambio, ven con buenos ojos los últimos datos de la EPA

 

Tags: , , , , , , ,