1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Rajoy: «No, no dimito ni convoco elecciones porque soy inocente»

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy le dice no a Rubalcaba (moncloa)

«No pienso declararme culpable de las acusaciones que se han deslizado en relación con el caso Bárcenas porque no tengo constancia de financiación ilegal del PP, no he vulnerado la ley y siempre he cumplido con mis obligaciones tributarias», ha dicho Rajoy

El presidente del Gobierno ondea su presunción de inocencia y Rubalcaba le pide otra vez que dimita al tiempo que vuelve a aludir a una posible moción de censura de la que Rajoy ha dicho que «no puede amenazarme con utilizar un instrumento que está contemplado en la Constitución»

Según el líder socialista la presencia de Rajoy al frente de la presidencia del Gobierno de España «es un problema para nuestra democracia”

«No, ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones legislativas; que quede muy claro». Mariano Rajoy ha sido tajante en su comparecencia en el Senado (el Congreso está en obras) para dar su versión del caso Bárcenas. «Me equivoqué al confiar en una persona inadecuada, pero en el PP ni se ha llevado una doble contabilidad ni se han cometido delitos. Sí se han pagado complementos al sueldo pero no sobresueldos en dinero negro. Luis Bárcenas me engañó; lo tenía muy fácil porque yo no condeno a nadie de manera preventiva. No me preocupan los llamados ataques de sinceridad del señor Bárcenas y nada ni nadie me impedirá seguir gobernando», han sido algunas de las afirmaciones del presidente del Gobierno durante su primera alocución en la sesión.

Durante algo más de una hora Rajoy ha tomado la palabra para defender su versión de los hechos que rodean el caso de Luis Bárcenas, de quien ha dicho que «nadie podía sospechar que estuviese cometiendo irregularidades u ocultando dinero en cuentas en Suiza mientras el Tribunal de Cuentas auditaba las cuentas del Partido Popular sin reflejar una sola tacha«.

«Me equivoqué al mantener la confianza en alguien que ahora sabemos que no lo merecía. Cometí el error de creer a un falso inocente, pero no el delito de encubrir a un presunto culpable”, ha afirmado Rajoy, quien ha recordado que bajo el Gobierno socialista se archivó la causa y bajo el Gobierno del PP se le ha vuelto a imputar, “prueba de que la Justicia ha actuado sin interferencia”.

Para terninar su primera intervención, el jefe del Ejecutivo ha manifestado que no permitirá que «la agenda de un país con cerca seis millones de parados y con las reformas que tiene en marcha, la condicione ningún imputado ni quienes, al servicio de sus inconfesados intereses, le prestan crédito».

Nada de lo dicho por Rajoy ha convencido a Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, como estaba previsto, ha vuelto a pedir la dimisión del presidente del Gobierno. El secretario general del PSOE ha denunciado, durante su intervención en el Pleno, que Mariano Rajoy “está haciendo daño a España” tratando de “resistir” al frente del Gobierno y por eso le ha pedido “que se marche”, en “un acto de generosidad” con un país que no puede sufrir por tener al frente a un Presidente como él.

Rubalcaba, que ha dado por probado que el Partido Popular se ha financiado ilegalmente durante 20 años -«en su partido hay una cuenta evadida en Suiza durante 20 años», ha dicho- y que ha pagado a sus dirigentes con dinero negro «porque no podían aceptar cobrar menos estando en el gobierno que en el partido», ha reprochado a Rajoy que «ampare ilegalidades y se beneficie de ellas». Según el líder socialista la presencia de Rajoy al frente de la presidencia del Gobierno de España «es un problema para nuestra democracia”.

«¿Con qué autoridad viene a hablar de corrupción a esta Cámara cuando ha negado sistemáticamente la que ha habido en su partido durante mas de 20 años?; ¿con qué autoridad le va a decir a los ciudadanos que no tienen que evadir impuestos cuando en su partido ha habido una cuenta B durante más de 20 años?, o ¿cómo le va a pedir un esfuerzo a los pensionistas si han cobrado sobresueldos en B durante muchos años?”, han sido algunas de las preguntas que ha hecho Rubalcaba a Rajoy durante su discurso.

Rubalcaba ha denunciado que los hechos demuestran que durante más de 20 años en el PP ha existido “un auténtico sistema de financiación ilegal orquestado desde la sede central” por Luis Bárcenas, “un hombre de su máxima confianza, señor Rajoy”, ha apuntado el líder socialista. “Un sistema de gestión integral, el sistema PP, -ha explicado Rubalcaba- en el que no les ha faltado nunca dinero para financiar ayudas, préstamos, sobresueldos, vigorizantes inyecciones de dinero negro con las que competir en los procesos electorales, y a sus generosos mecenas nunca les ha faltado contratos de obras y de servicios”.

Según Rubalcaba, Rajoy intenta hacer creer a los ciudadanos que él, «que lo ha sido todo en el Partido Popular, que ascendió a Bárcenas y que lo ha respaldado, no supo nada de la existencia de una contabilidad B. Es imposible de creer y, ya que no respeta al Parlamento, respete al menos la inteligencia de los españoles”, ha dicho.

El líder de la oposición ha echado en cara a Rajoy que, “lejos de ser la solución para esta crisis política, se ha convertido en un agravante, porque se ha comportado como el presidente de un partido que ha crecido, ha vivido y ha ganado elecciones aupado en un sistema de financiación ilegal durante más de 20 años«.

A juicio de Rubalcaba, “Rajoy ha quedado condicionado en su acción política por el caso Bárcenas”, algo que ha negado el presidente del Gobierno enumerando la multitud de leyes y reformas que ha llevado a cabo el Ejecutivo desde que el caso Bárcenas volviese a primera línea de la actividad judicial, que, según Rajoy, volvió a suceder con él al frente del Gobierno después de que durante el último mandato de Zapatero la causa Gürtel se archivase.

En otro momento de su intervención, Rubalcaba se ha referido a los SMS que se intercambiaron Rajoy y Bárcenas, y que son, a juicio del líder socialista, «el fiel reflejo de lo que ha estado pasando y que no son los de un delincuente con el Presidente de un gobierno democrático, sino los de un socio con otro socio en apuros, o mejor, los de un socio con otro que le puede poner en apuros”.

Rubalcaba ha asegurado que después de leer esos SMS, «que Moncloa dio por ciertos», ya no cabía ninguna duda y por eso «pedimos públicamente la dimisión del Presidente del Gobierno. Tiene usted que marcharse señor Rajoy. Para llegar a este debate tuvimos que anunciar que en el caso de que usted no compareciera presentaríamos una moción de censura, un instrumento que, teniendo en cuenta lo que ha pasado y lo que puede pasar, al que no renunciamos en el Partido Socialista”, ha anunciado Rubalcaba.

En su segundo turno, Mariano Rajoy ha vuelto a insistir en que es inocente, en que la presunción de inocencia es uno de los pilares del Estado de Derecho, en que él no tiene que probar que son falsas las acusaciones que hace Luis Bárcenas «porque sólo faltaba» y en que ni Bárcenas ni Rubalcaba le impedirán gobernar y seguir con las reformas que necesita España y con las que el país está consiguiendo recuperar la credibilidad internacional y alcanzar la salida de la crisis. «No permitiré que nada ni nadie dinamite el enorme esfuerzo que estamos haciendo todos los españoles para recuperar nuestro país de la crisis«, ha espetado Rajoy, al tiempo que ha mantenido su compromiso para «transformar el país, regenerar la vida pública, salir de la crisis y devolver la esperanza a los desempleados. Ni voy a dimitir, ni voy a convocar elecciones generales, que es lo contrario de lo que convendría a este país», ha dicho Rajoy.

«No me voy a declarar culpable porque no lo soy», ha dicho el presidente, «porque no tengo constancia alguna de que mi partido se haya financiado ilegalmente, el suyo [en referencia al PSOE] sí y lo han dicho los tribunales, porque no tengo constancia de haber hecho nada que vaya contra la ética, porque no he vulnerado el normal funcionamiento del Estado de Derecho, porque siempre he cumplido mis obligaciones con la Hacienda Publica, porque no he venido a la política a enriquecerme -porque tengo una profesion- y porque soy una persona recta y honrada».

El presidente del Gobierno ha acusado a Rubalcaba de «estar más pendiente del señor Bárcenas que yo«, para, a continuación, dejar claro que «para nosotros es importante regenerar la política mientras dejamos que la Justicia separa a los culpables de los inocentes». «Mientras», ha aseverado Rajoy, «les aseguro que no permitiré que nada ni nadie menoscabe ni paralice la acción del Gobierno que está apoyada en una gran estabilidad parlamentaria».

En cuanto al resto de líderes políticos, destacar la intervención de la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Rosa Díez, quien ha emplazado a Mariano Rajoy, a «tener el valor de dimitir para no arrastrar la credibilidad de España con la suya propia». Díez ha reprochado a Rajoy que haya contestado a los sms de un imputado como Bárcenas y que no se haya dignado a contestar ni a una sola de las 20 preguntas que le ha hecho durante su primera intervención en el Congreso.

Y el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha comparado al Partido Popular con una «familia», en una clara alusión a la mafia; una alusión que ha sido muy protestada por el portavoz del Partido Popular, Alfonso Alonso, quien durante su intervención ha defendido la inocencia del presidente del Gobierno y del Partido Popular. Alonso ha agradecido a Rajoy que haya ido al Congreso a explicar su versión de los hechos y a aclarar que se mantendrá firme al frente del Gobierno al mismo tiempo que seguirá llevando a cabo su programa de reformas para «sacarnos de la crisis profunda en la que nos dejaron los que ahora quieren que dimita el presidente del Gobierno sin considerar siquiera la presunción de inocencia que, al igual que todo ciudadano, también tiene Mariano Rajoy«.

Y es que Rajoy ha adelantado que el próximo mes de septiembre presentará, a través de media docena de textos legales, «un auténtico Plan Nacional de Regeneración Democrática, que deseamos alcance el mayor nivel de consenso en esta Cámara, aunque si no contamos con su apoyo», ha dicho Rajoy dirigiéndose directamente a Rubalcaba, «lo sacaremos adelante». El plan incluirá, según ha anunciado, una Ley Orgánica de Control de la Actividad Económica y Financiera de los Partidos Políticos, una reforma de la Ley Orgánica del Tribunal de Cuentas y de la Ley de Contratos del Sector Público, una Ley Reguladora de las Funciones Políticas, una reforma del Código Penal y otra de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Tags: , , , , , , , , , ,