- elpueblodigital.es - https://www.elpueblodigital.es -

Los precios siguen por quinto mes consecutivo en tasas negativas

IPC [1]

Los precios bajos animan el consumo, según algunos…

Algunos analistas aprecian cada vez más cerca el riesgo de deflación, una de las grandes incertidumbres para la recuperación económica

Ya son cinco los meses consecutivos en índices negativos y quince en valores cercanos al 0%

El Índice de Precios de Consumo (IPC) cayó en noviembre 3 décimas en su tasa interanual, hasta situarse, de nuevo, en cifras negativas, con un -0,4%, después del -0,1% del mes de octubre. En cuanto a su tasa mensual, los precios han sufrido una caída del -0,1%.

Los grupos que más han influido en esta bajada son la Vivienda, con una variación del 0,0%, como consecuencia de la bajada de los precios de la electricidad este mes; el Transporte, que presenta una variación del -1,7%, seis décimas inferior a la del mes anterior, debido al descenso de los precios de los carburantes y lubricantes, mayor que el registrado en noviembre de 2013; Alimentos y bebidas no alcohólicas, que disminuye su tasa dos décimas, hasta el 0,2%; y Ocio y cultura, con una variación del -1,5%, por la bajada de los precios del viaje organizado ha sido menor este año que en 2013.

La caída de precios se confirma en todas las comunidades, algo que no ocurría desde agosto de 2009. Según los datos [2] que hoy publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que confirman el dato adelantado hace unos quince días [3], ya son quince meses con valores cercanos al 0%; cinco meses consecutivos en índices negativos y seis en valores negativos en el último año.

Y la previsión es que el año termine en negativo, tendencia que se mantendrá los primeros meses de 2015, según el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, quien ha destacado que «la moderación de precios va a generar un impacto positivo desde el punto de vista de la renta disponible de las familias».

Sin embargo, según los expertos de UATAE, se consolida el riesgo de deflación en la economía española, una circunstancia que se agrava si se tiene en cuenta la caída de la demanda en la Unión Europea.

María José Landaburu, de UATAE, que no descarta un nuevo parón económico ante la permanencia durante más de un año de estos valores en el entorno del 0%, considera que «la deflación es un riesgo evidente que hay que evitar. No estamos aun técnicamente en deflación, pero el riesgo es muy real».

Sin embargo, desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) consideran importante el hecho de que la economía española haya crecido un 0,5% en el tercer trimestre del año, manteniendo una velocidad de crucero y un crecimiento económico constante.

«Aunque es cierto que se esperaba un mayor ritmo de crecimiento en los últimos meses, los datos no dejan de ser positivos si tenemos en cuenta que estamos inmersos en una economía con una tasa de inflación que lleva cinco meses en negativo», señala Lorenzo Amor, presidente de ATA, que añade que aunque éste no es un buen síntoma, el hecho de que en noviembre los precios bajen debido exclusivamente al descenso de los precios de los carburantes y de la electricidad desde luego no es una mala noticia».

Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT) considera que la economía española se mantiene al borde de la deflación y que las desigualdades en España se han disparado un 90% por las variaciones de la distribución salarial y las pérdidas de empleo.

El sindicato recuerda que según la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) el salario medio por trabajador ha perdido 7,1 puntos de poder de compra desde 2010 (5,1 puntos el Salario Mínimo Interprofesional, SMI). Datos reflejan la fragilidad de la recuperación publicitada por el Gobierno y que la crisis todavía no ha pasado para la mayoría de los ciudadanos.

UGT que valora el acuerdo sobre el Programa Extraordinario de Activación para el Empleo, que se firmará el lunes en La Moncloa, insta al Gobierno a cambiar su política fiscal y presupuestaria y a desarrollar iniciativas destinadas a fortalecer el crecimiento económico y el empleo.

Además, defiende una mejora salarial para reactivar la demanda y la creación de empleo. Asimismo, demanda al Gobierno que SMI y el Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples recuperen su poder de compra. En este sentido, propone que el SMI suba un 12,5% en enero de 2015, hasta los 725 euros, y que en 2016 alcance los 800 euros. El sindicato considera que ahora toca crecer más y de forma más equilibrada, lo que exige crear más y mejor empleo y potenciar un cambio de nuestro modelo productivo.