1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La CEOE y Trabajo no coinciden en las recetas para salir de la crisis

La CEOE no quiere que el siguiente Gobierno cometa los mismos errores que han cometido los de José Luis Rodríguez Zapatero y ya ha mostrado cuáles son sus cartas para jugar la siguiente legislatura

Juan Rosell, presidente de la CEOE

Según la Patronal, «la economía española ha perdido una parte importante de su credibilidad en los últimos años. El elevado endeudamiento exterior, las bajas perspectivas de crecimiento, la pérdida de competitividad acumulada, la crisis inmobiliaria y el rápido deterioro de las cuentas públicas, a pesar de los esfuerzos de los últimos tiempos, han generado dudas sobre la capacidad de repago de la economía española. La mayor contribución que puede hacer el Gobierno de España tanto al bienestar de nuestro país como al fortalecimiento del euro es instrumentar las políticas necesarias para asegurar la sostenibilidad de nuestra elevada deuda exterior y recuperar la confianza de los mercados en el futuro de nuestra economía.

Para ello, los empresarios, a través de su pesidente Juan Rosell, han presentado una serie de recetas que, a su juicio, deben seguirse para salir de la altísima tasa de desempleo y de la crisis económica.

Para Rosell hay que simplificar la estructura administrativa ajustando el tamaño del sector público, evaluar constantemente la eficacia de las políticas y del gasto, aprovechar la colaboración público-privada, tanto en la producción como en la financiación de bienes y servicios públicos, realizar presupuestos más realistas y suficientes con los gastos comprometidos y acercar los precios públicos a los costes de producción.

Para los empresarios, además, hay que reducir de forma sustancial las cotizaciones sociales, rebajar la imposición sobre el ahorro; y simplificar y reducir el Impuesto de Sociedades, además de reformar el IVA para permitir a las empresas diferir el ingreso del IVA hasta el momento del cobro.

En materia laboral, desde la CEOE se debe alcanzar un nuevo pacto de moderación salarial para el período 2012-2015. Se debe simplificar la legislación laboral y el número de contratos. Los empresarios aseguran que frente a las 43 modalidades actuales, quedarían básicamente: un contrato indefinido, un contrato temporal, un contrato fijo discontinuo, un contrato de obra y servicio, un contrato a tiempo parcial y un contrato de formación.

Esto choca frontalmente con la teoría del actual ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quien ayer mismo aseguró que en España el 90 por ciento de la contratación laboral se concentra en seis modelos: dos contratos de carácter temporal -eventual por circunstancias de a producción y de obra y servicio-; de interinidad; a tiempo parcial y dos tipos de contratos indefinidos. Respondíe así a la propuesta de la CEOE de reducir el número de contratos en el mercado laboral español y demuestra la poca sintonía que hay entre ambas partes.

Valeriano Gómez expresó que los empresarios deben comprometerse con las necesidades de la economía española, “que vea más la situación de los desempleados, de las empresas que tienen dificultad en el acceso al crédito y menos la eventualidad del ciclo político”. En este sentido afirmó que una organización patronal debe ser “autónoma del poder público” y capaz de mantener un diálogo “franco y leal” con las organizaciones sindicales.

Pero la Patronal cree que es imprescindible «situar la indemnización habitual por despido improcedente del contrato indefinido en 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades, respetando los derechos adquiridos, como en la media de los países europeos».

Además, continúan, es necesaria una mayor flexibilización de los contratos a tiempo parcial y de formación, así como eliminar la indexación salarial al IPC en la negociación colectiva, dotar a la empresa de instrumentos de flexibilidad interna (porcentaje anual de disponibilidad, bolsa de horas, horas extra y flexibilidad funcional), facilitar el convenio de empresa y el descuelgue, regular el derecho de huelga, fundamentalmente en lo referente a servicios esenciales, e impulsar  la solución extrajudicial de conflictos.

En cuanto a la formación y educación, la Patronal cree que es necesario modificar el actual modelo de formación profesional para el empleo.

Además, según los empresarios, hay que luchar contra el absentismo laboral injustificado a través de la mejora de la gestión y el control de la incapacidad temporal, realizando evaluaciones mensuales de absentismo del sector público y del sector privado y, en cuanto a los festivos, se debe modificar su regulación con el fin de desplazar las festividades nacionales, autonómicas o locales al lunes más cercano, excepto los días de mayor significación.

Valeriano Gómez, ministro de Trabajo

Valeriano Gómez respalda esta propuesta pues reiteró su actitud favorable a la búsqueda de una fórmula que permita unir los festivos a los fines de semana aunque señaló la dificultad de llevarlo a la práctica. No obstante, se mostró partidario de avanzar en ese acuerdo contando con las Administraciones Públicas, organizaciones sindicales y, en algunos casos, con la opinión de la Iglesia, dado que “una buena parte de las fiestas laborales son de carácter religioso”.

Muy en la línea del discurso que está llevando a cabo Mariano Rajoy, desde la CEOE se insiste en que hay que elevar la valoración social de la figura del empresario y de la economía de mercado. Asimismo, es preciso hacer un especial hincapié en el fomento del espíritu empresarial entre las mujeres con el fin de aumentar su participación en el tejido empresarial. Reducir los costes de financiación de las empresas que empiezan para crear mayor tejido empresarial, adoptar un régimen especial en lo fiscal y en lo laboral para las empresas de nueva creación y reducir las cargas administrativas.

Aqui sí parece que hay mejor sintonía entre los empresarios y el ministro de Trabajo, ya que Valeriano Gómez se mostró partidario de una bajada selectiva de las cotizaciones sociales, de estímular la contratación de jóvenes y parados de larga duración, e incentivar a las pequeñas y medianas empresas que contraten nuevos trabajadores. «Es ahí donde tenemos que hablar de estímulos y rebajas de cotizaciones sociales”, señaló.

Tags: , , , , , ,