1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La AIReF alerta del empeoramiento de las condiciones de financiación

Deuda Pública España Julio 2022

El Gobierno no puede esconden el aterrador ritmo de aumento de la deuda pública española

El interés del bono español a 10 años ha registrado un aumento de 180 puntos básicos y llegó a superar los 250 el pasado 14 de junio, valores que no se registraban desde el año 2014

La elevada y persistente inflación de 2022 –en España ha sobrepasado el 10%– ha provocado un fuerte viraje en las decisiones de política monetaria de los principales bancos centrales y un deterioro de las condiciones de financiación.

Este endurecimiento de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y el Banco de Inglaterra (BoE) se está traduciendo en fuertes repuntes en las rentabilidades de la deuda soberana a nivel global, con una tendencia que se ha ido acelerando a lo largo del año en la medida que la inflación ha continuado sorprendiendo al alza. Esto, inevitablemente perjudica más a los países, como España, con un elevado nivel de deuda pública.

La actualización del Observatorio de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) señala que en lo que va de año la rentabilidad del bono a 10 años que pone en los mercados el Tesoro Español ha registrado un aumento de 180 puntos básicos y llegó a superar los 250 el pasado 14 de junio, valores que no se registraban desde el año 2014.

En el caso de Italia, Portugal, Francia y Alemania el repunte ha sido de 210, 185, 157, 140 puntos básicos respectivamente. Fuera de la zona euro, la rentabilidad de la deuda estadounidense también ha repuntado con fuerza, 142 puntos básicos.

También se observa una tendencia al alza en las primas de riesgo, agravada tras el anuncio del fin de los programas de compras de activos. En el caso de España el diferencial de 10 años frente a Alemania se ha incrementado 37 puntos básicos en lo que va de año.

Este deterioro de las condiciones de financiación se acabará trasladando, aunque de manera gradual, al déficit y a la deuda. La ratio de deuda encadena cuatro trimestres consecutivos de descensos y se ha situado en el 117,7% del PIB en el primer trimestre de 2022. Sin embargo, en términos absolutos, la deuda ha seguido creciendo y ha alcanzado un nuevo máximo histórico de 1,454 billones de euros, sumando 26.618 millones de euros en los últimos 12 meses.

Más allá de la reducción que se anticipa a corto plazo, una vez que finalice el impulso del crecimiento, la deuda retomará una senda ascendente bajo la hipótesis de un escenario sin cambio de políticas.

Al mismo tiempo, las simulaciones muestran que un déficit primario estructural de entre 1,5 y 2,5% del PIB a partir de 2025 situaría la ratio de deuda entre el 125 y 140% del PIB en 2040.

Sobre este tema de la deuda se ha pronunciado también hoy el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea, que reconoce que la existencia de niveles elevados de deuda pública puede obstaculizar el crecimiento económico y reducir la capacidad de los Estados miembros para aplicar medidas de estabilización anticíclica en caso de disminución de la actividad económica. En sus Conclusiones sobre el Informe de sostenibilidad presupuestaria de 2021 el Consejo advierte de que esto puede producir efectos indirectos negativos, en particular en la zona del euro.

Puede leer aquí las Conclusiones del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros sobre el Informe de sostenibilidad presupuestaria de 2021 

Tags: , , , ,