1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El límite de 90 km/h en carreteras convencionales entra en vigor

DGT

Atención a las nuevas señales

Cambiar 2.179 señales ha costado algo mas de 526.000 euros

Este martes entra en vigor en España la reducción de los límites de velocidad en carreteras convencionales en donde la velocidad máxima es de 90 km/h.

La bajada de velocidad se ordena en aquellas vías donde se registra el mayor número de fallecimientos (en torno al 75-80% de media en los últimos 5 años) y en las que la velocidad es un factor determinante en las muertes.

Como señalan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transportes de España se unifica la velocidad máxima en las carreteras convencionales.

Así, para turismos y motocicletas la velocidad máxima en carreteras convencionales queda establecida en 90 km/hora al igual que los autobuses; en el caso de camiones y furgonetas la velocidad máxima queda fijada en 80 km/hora, lo que en algunos casos supone aumentar la velocidad máxima respecto a la normativa anterior.

De igual modo, en autopistas y autovías se equipara la velocidad a los tramos de carretera respecto a la que ya tenían los camiones y los vehículos articulados, quedando establecida en 90 km/hora, que también es de aplicación para los conjuntos euromodulares (megacamiones). En el caso de turismos y motocicletas la velocidad máxima en autopistas y autovías continúa establecida en 120 km/hora, y en 100 kms/hora en el caso de autobuses.

En 2018 fallecieron 877 personas en estas carreteras, sobre todo, por salirse de la vía, lo que representa el 40% de los accidentes mortales, seguido de las colisiones frontales con el 27%. Muchos de estos accidentes estuvieron relacionados con la pérdida de control del coche por velocidades excesivas.

A mayor velocidad, mayor distancia de detención. En condiciones óptimas, de vehículo, carretera, conductor y atmosféricas, a 90 km/h se necesita 70 metros para detener el vehículo y a 100km/h la distancia se eleva a los 84 metros, o lo que es lo mismo, más de lo que mide de ancho un campo de futbol. Con el suelo mojado, la distancia de detención aumenta casi un 70%.

Asimismo, a mayor velocidad menor campo de visión. Un conductor circulando a 65 km/h tiene un ángulo de visión de 70 grados, a 100km/h el ángulo de visión se reduce a 42 y a 150 km/h dicho ángulo es de 18 grados, es decir, solamente ve el centro de la carretera.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, señaló ayer que «esta reducción de la velocidad irá acompañada de más vigilancia y control del tráfico». Durante los últimos 30 días se han cambiado las señales a lo largo de los 11.856 kilómetros de carreteras con calzada de más de 7 metros de anchura. En total, se han cambiado 2.719 señales. El precio ha sido de 526.000 euros más IVA.

El principal objetivo de la reducción de la velocidad en las carreteras españolas es lograr bajar de 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes. En 2017 la tasa fue de 39. También se busca adaptarse a lo que se ha hecho en la mayoría de los países de la Unión Europea, donde países como Suecia y Holanda incluso han rebajado a 80 km/h la velocidad máxima.

Tags: , , , , ,