1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

En 2014 no habrá subida de impuestos y el empleo crecerá «levemente»

Consejo de MInistros

Montoro, Santamaría y De Guindos han presentado los PGE de 2014

El Gobierno aprueba los Presupuestos para 2014 y la reforma de las pensiones

Se incrementan las partidas destinadas a becas, un 21,5%, cultura, 17,1%, vivienda, 4,8%, e I+D+i, un 1,3%

Las nuevas cuentas públicas se basan en que la economía española crecerá el año que viene un 0,7%, se empezará a crear empleo y no subirán los impuestos. «Son los presupuestos de la recuperación económica, aúnan la austeridad y el impulso al crecimiento y tienen un marcado carácter social»

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido que «son unos presupuestos responsables y realistas que continúan con el proceso de reducción del déficit y consolidación fiscal» fijado por Mariano Rajoy cuando llegó al poder. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha destacado que son los presupuesto de la «recuperación económica y que van a permitir abrir la puerta a la creación de empleo en nuestro país»; y el ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos, ha subrayado que estas cuentas públicas reflejan una revisión al alza de las previsiones de crecimiento y a la baja de la tasa del desempleo. Guindos ha anunciado también que 2014 será el primer año en el que se produzca una recuperación efectiva de la economía española desde el inicio de la crisis en el año 2008.

El titular de Economía ha detallado que «la economía española crecerá el año que viene el 0,7% del PIB y la tasa de paro caerá al 25,9%. A lo largo de la primera mitad de 2014 dejará de destruirse empleo en términos de contabilidad nacional y en la segunda mitad del año la Encuesta de Población Activa (EPA) reflejará creación neta de empleo, ligera, pequeña, todavía insuficiente, pero por primera vez desde que comenzó la crisis», han sido las palabras de De Guindos.

Y siempre bajo la austeridad, la contención del gasto y el impulso de la recuperación, que son las claves que ha resaltado la vicepresidenta Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Algo que se sostiene en lo recalcado por el ministro de Economía cuando ha dicho que todos los indicadores adelantados, tanto de la actividad económica como financiera, apuntan desde hace meses a una recuperación económica. «Ha finalizado la fase recesiva desde el punto de vista técnico en el primer semestre del año. Ya no estamos en la definición técnica de recesión. La proyección del Gobierno es que en el segundo semestre iremos a tasas intertrimestrales ligeramente positivas», ha explicado De Guindos.

Las cifras del Gobierno no se apoyan en más subidas de impuestos. Antes al contrario, y tal y como ha relatado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en 2014, «año de la recuperación económica», no habrá subidas de impuestos, e incluso, «tendremos el año que viene, por primera vez desde el inicio de la crisis, una bajada selectiva de impuestos», ha vaticinado.

Según ha explicado Montoro, los presupuestos de 2014, que se presentarán el lunes en el Congreso, persiguen que el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas en 2016 esté por debajo del 3% del PIB. La previsión de la evolución de los ingresos tributarios es «realista», el 2,4, y el gasto disponible para los ministerios es «austero», 34.584 millones de euros, casi un 5% menos respecto al año anterior, ha explicado Montoro.

El titular de Hacienda ha subrayado el «marcado carácter social» de estos presupuestos, pues, «dentro de los márgenes disponibles», se incrementan las partidas destinadas a becas, un 21,5%, cultura, 17,1%, vivienda, 4,8%, e I+D+i, un 1,3%. A ello hay que añadir el gasto que supone el sistema de seguridad social y el desempleo, ha apuntado.

Como ya adelantó el presidente del Gobierno, Montoro ha confirmado que la cifra oficial de déficit público de 2012 al cierre del ejercicio ha mejorado, pasando del 7% baja al 6,84, lo que a su juicio prueba que «quienes tienen la responsabilidad de gestionar lo están haciendo equilibradamente». El ministro ha añadido que son las corporaciones locales las que mejoran claramente sus cifras respecto a la situación anterior.

Y todo, tal y como ha añadido De Guindos, manteniendo que en 2014 «continuará la corrección de todos nuestros desequilibrios macroeconómicos» y habrá una «moderación de la evolución de la demanda interna y un ligero crecimiento del consumo privado». Además, con una capacidad de financiación creciente de la economía española que permitirá reducir la deuda externa en más de 50.000 millones de euros. Algo a lo que ayudará la «contribución positiva y significativa del sector exterior, favorecida por la evolución de los costes laborales unitarios», ha dicho el ministro.

Otro de los temas clave de los PGE de 2014 es la desindexación de la economía. El objetivo de la norma es establecer, desde el sector público, una cultura de estabilidad de precios que permita mejorar la competitividad, en línea con el acuerdo de moderación salarial entre los agentes sociales del pasado 16 de mayo y otras reformas como la de las pensiones, según ha indicado la vicepresidenta Sáenz de Santamaría.

Según el ministro de Economía esta ley de desindexación persigue «romper la relación de una serie de precios, rentas y subsidios del sector público con la evolución del IPC, de tal forma que la regla general sea la no indexación, es decir, la evolución cero o, como excepción, una evolución de estos precios, de estas rentas, subsidios o contratos públicos ligados a un índice que ya no sea el IPC sino que esté orientado a costes».

«Esta ley es importante porque cuando menos indexada esté una economía mayor será su potencial de crecimiento y generación de empleo y porque afecta a los consumidores y al gasto público», ha avanzado Luis de Guindos. El ministro ha concretado que los gastos de bienes y servicios regulados que afectan a la cesta de consumo de las familias españolas suponen el 7% del total, unos 35.000 millones de euros.

La futura ley se aplicará a todas las administraciones públicas y afecta a todos los precios regulados, entre los que el ministro ha citado las concesiones administrativas, como autopistas, peajes eléctricos, bombona de butano y billetes de autobús o metro; aguas, abono de telefónica, tarifas reguladas de Renfe, líneas de transporte marítimo, así como lo contratos públicos de obras, suministros o contratación. Quedan excluidos de la norma la negoación salarial colectiva, las pensiones y los insturmentos financieros.

Además, se crea un Índice de Garantía de Competitivad (IGC) que servirá de referencia para el sector privado y que será de utilización obligatoria cuando en los contratos privados únicamente aparezca indexación sin un índice concreto.

En cuanto a las pensiones, la vicepresidenta del Gobierno ha anunciado que el Proyecto de Ley reguladora del factor de sostenibilidad y del Índice de revalorización del sistema de pensiones de la Seguridad Social, que se remite a las Cortes es «determinante de nuestro futuro  a corto, pero también a  medio y largo plazo».

Sáenz de Santamaría ha asegurado que con este proyecto de Ley, que presentó la ministra de Empleo y Seguridad Social en el Consejo de Ministros del pasado viernes día 13, se pretende que el poder adquisitivo de las pensiones  «se garantice con una contención de precios, evitando esas subidas en escala que produce la actualización al IPC».

La ley busca «garantizar que los pensionistas en la actualidad, y pase lo que pase, vean incrementadas, de acuerdo con la evolución de la economía, sus pensiones en un mínimo de un 0,25 en situaciones de dificultad económica y que pueda recuperarse en situaciones de bonanza, porque podrán actualizarse más de un 0,25 de lo que es el IPC». La vicepresidenta también ha señalado que la norma quiere  «garantizar que los que cotizan hoy puedan cobrar el día de mañana y hacerlo de manera similar a los actuales pensionistas».

El factor de sostenibilidad que se recoge en el  proyecto de ley no cambia la esencia del sistema de pensiones público, solidario y comprometido con todas las generaciones y garantiza el pacto intergeneracional porque aunque el número de pensionistas ha crecido en un millón en la última década «se prevé la incorporación cada año de 100.000 nuevos pensionistas de tal manera que en 2040 la previsión es que  superemos los 15 millones de pensionistas» ha informado la vicepresidenta.

Finalmente, ha señalado que el envío al Congreso del Proyecto de Ley «no es ni mucho menos el fin del diálogo que se ha venido manteniendo desde el 13 de abril, cuando se nombró la Comisión de expertos». En este sentido ha asegurado que el Ministerio está comprometido a seguir trabajando para buscar puntos de encuentro en ese debate parlamentario.

Tags: , , , , , , ,