1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El PNV pide amparo a Bruselas ante la reapertura de Garoña

Álvaro Iturritxa

Álvaro Iturritxa, del PNV, ve muchos riesgos en Garoña

El Consejo de Administración de Nuclenor, sociedad participada al 50% por Endesa e Iberdrola, ha solicitado hoy al Ministerio de Industria, Energía y Turismo la renovación de la autorización de explotación de la Central Nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) hasta el año 2031, cuando la planta alcanzaría los 60 años de antigüedad.

La decisión no ha gustado al Partido Nacionalista Vasco (PNV), que propondrá que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz solicite el amparo de la Comisión Europea ante una posible reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos). Los nacionalistas quieren que los organismos comunitarios encargados de la política energética y la seguridad nuclear supervisen el proceso de concesión de licencia de apertura a la central burgalesa.

«Reabrir Garoña es una amenaza para Álava, País Vasco y Europa y las instituciones comunitarias tienen que intervenir asegurando el cumplimiento de todas las exigencias de seguridad impuestas tras el accidente de Fukushima y sometiendo las instalaciones a las pruebas de resistencia necesarias. Tiene que ser Europa la que intervenga porque no se puede esperar nada del Gobierno español del PP, que ha cambiado las leyes sobre impuestos a los residuos radiactivos simplemente para facilitar la reapertura de la central», ha señalado el portavoz nacionalista en Medio Ambiente, Álvaro Iturritxa.

Paralelamente, el PNV plantea que Vitoria-Gasteiz solicite al Gobierno del Estado la modificación de la composición del Consejo de Seguridad Nuclear para evitar injerencias de carácter político. «Proponemos que este Consejo se forme con profesionales expertos en la materia, con experiencia acreditada, sin vínculo con las empresas energéticas y sin militancia en partidos políticos. Es el mejor modo de evitar que el máximo órgano autorizador y supervisor de las instalaciones nucleares pueda actuar con total independencia. Una institución que tiene la última palabra sobre el futuro de Garoña tiene que mantenerse totalmente al margen de cualquier presión externa sobre sus decisiones y actualmente no tenemos todas las garantías de que esto sea posible», recalca Iturritxa.

En su moción sobre la amenaza de reapertura de la central de Garoña, que el Pleno municipal debatirá el próximo 30 de mayo, el grupo nacionalista aboga también por que el Ayuntamiento se sume al recurso presentado por las Juntas Generales de Álava, admitido a trámite por el Tribunal Supremo, «para defender los intereses y la seguridad de la sociedad alavesa».

Tags: , , , , , ,