1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La transferencia a las CCAA de los fondos de empleo se vinculará a los objetivos conseguidos

Moncloa

Santamaría y Báñez, ayer en Moncloa, presentando el plan de empleo del Gobierno

Los más jóvenes, los parados de larga duración, las personas menos cualificadas y los mayores de 55 años son el objetivo del Ejecutivo

El PSOE propone un subsidio de 426 euros para parados sin prestaciones con hijos a cargo y para otros colectivos en situación de especial dificultad

El Gobierno aprobó ayer la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016, el Plan Anual de Política de Empleo 2014 y la distribución de más de 1.200 millones de euros a las comunidades autónomas para políticas activas. Se trata de un paquete de medidas para el empleo entre las que destaca la que liga el traspaso de fondos a las comunidades autónomas a los objetivos conseguidos. Así, desde 2015 seis de cada diez euros, el 60% de los 1.252 millones de euros se transferirán a las Autonomías en función de los resultados obtenidos.

Según explicó la ministra de Empleo, Fátima Báñez, tras el Consejo de Ministros que aprobó las medidas, el modelo vincula los fondos a los resultados, medida que sitúa a España a la vanguardia europea, ya que, según Báñez, «ningún país del entorno europeo, ni siquiera Alemania, vincula los fondos del año siguiente a resultados». «Nunca han faltado los recursos para políticas activas de empleo, pero han fallado la eficacia, la evaluación, el seguimiento y los resultados de esas políticas», añadió la responsable de Empleo, que pretende «transformar los recursos en resultados».

La ministra hizo hincapié en que el conjunto de medidas busca «acelerar la transición del desempleo al empleo» mediante acciones más eficaces enfocadas a los más jóvenes pero sin olvidar a los colectivos especialmente vulnerables, como los parados de larga duración, las personas menos cualificadas y los mayores de 55 años.

Báñez aprovechó su comparecencia para presumir de que, por primera vez desde la crisis, España crea empleo de forma sostenida. La ministra defiende que 2014 ha sido el «mejor arranque» en términos de empleo, y que se crean puestos de trabajo con crecimientos moderados del PIB. «En el último año 230.000 personas se han incorporado al mercado de trabajo y el paro registrado se ha reducido en 270.000 personas. Y en el segundo trimestre de 2014, tras 23 trimestres de caída, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se equipara al crecimiento del empleo», señaló la ministra.

A pesar de estas cifras, Báñez también reconoció que más de cuatro millones de ciudadanos están desempleados y que el reto del Gobierno es insertarlos en el mercado laboral.

Por supuesto, las medidas del Gobierno han sido criticadas por el PSOE. La secretaria de empleo socialista, Mari Luz Rodríguez, considera que el plan de empleo aprobado es «una declaración de intenciones políticas» y pide al Gobierno que apoye medidas concretas como la que presentará su formación el próximo martes. «Se trata -según Rodríguez- de aliviar la dramática situación que viven muchas familias en nuestro país, para lo cual es preciso aprobar nuestra iniciativa parlamentaria que consiste en un subsidio de 426 euros para parados sin prestaciones con hijos a cargo y para otros colectivos en situación de especial dificultad».

También la Unión General de los Trabajadores (UGT), que recuerda que menos del 45% de las personas desempleadas tienen algún tipo de prestación y subsidio, califica como «claramente insuficientes» las medidas aprobadas por el Ejecutivo para el altísimo volumen de desempleo que persiste en nuestro país y apoya la puesta en marcha de una nueva prestación o subsidio para parados en situación de necesidad.

El secretario ejecutivo de Economía y Empleo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, se suma a las críticas porque cree que los recursos destinados por Empleo para crear puestos de trabajo son muy escasos y sus objetivos difusos. Y recuerda que su formación tiene un plan de empleo que llegaría a un millón de parados, que dispone del correspondiente estudio financiero y que sólo hay que adaptarlo a las condiciones actuales.

Por el contrario, los empresarios de CEOE y Cepyme valoran el impulso del Gobierno pero reclaman medidas más ambiciosas de apoyo a las pymes. «La política de empleo del Ejecutivo continúa orientada en su mayoría al desempleado, y no tanto a la empresa, cuando es obvio que es imprescindible detectar las necesidades de éstas últimas, en materia de capital humano, empleo y formación, para avanzar en la reducción del desempleo», alegan los empresarios.

Tags: , , , , ,