1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

El Gobierno aprueba el RD que deja pasar de curso con suspensos

Pilar Alegría

La ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros (Foto: Borja Puig de la Bellacasa)

Los alumnos podrán superar la Secundaria y el Bachillerato con asignaturas suspensas

Además el Gobierno elimina las pruebas de recuperación en Secundaria

El Consejo de Ministros ha dado su visto bueno al Real Decreto (RD) que regula la evaluación, la promoción y la titulación de las diferentes etapas educativas, cambios que entrarán en vigor en este mismo curso 2021-2022.

El RD no solo permite pasar de curso con asignaturas suspensas en la ESO y Bachillerato, sino que elimina también las pruebas de carácter extraordinario en la ESO desde este mismo curso 2021-2022.

El texto establece que, en las etapas obligatorias (Primaria y ESO), la evaluación de los alumnos será continua y su paso de curso no estará condicionada por aprobar todas las asignaturas o un número determinado de ellas. En Primaria se pasará de curso automáticamente en primero, tercero y quinto. En segundo, cuarto y sexto será un equipo docente el que decida si el alumno puede o no pasar de curso.

La repetición será una medida absolutamente excepcional y en cualquier caso el alumno podrá permanecer en el mismo curso una sola vez y dos veces como máximo a lo largo de la enseñanza obligatoria.

Por último, los exámenes de recuperación de junio y/o septiembre se suprimen.

La novedad del RD aprobado este martes, 16 de noviembre, es que no permite a ninguna Comunidad Autónoma retrasar un año su aplicación, ni siquiera a aquellas que lo habían solicitado para este curso. Por tanto, la evaluación en la ESO será ‘continua’ y en los casos en que el alumno no progrese adecuadamente se establecerán medidas de refuerzo.

ANPE, el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública, rechaza todo esto y critica el paso dado por el Ministerio dirigido ahora por Pilar Alegría que atribuye toda la responsabilidad sobre la promoción y titulación a los profesores, que quedarán totalmente expuestos a los padres a la hora de decidir si sus hijos pasan de curso o no.

ANPE mantiene su absoluto desacuerdo con que se obtenga un título como el de Secundaria o Bachillerato con alguna asignatura suspensa, ni siquiera en los supuestos excepcionales que incluye la norma. Esta medida, advierten, envía un mensaje contrario a la cultura del esfuerzo, del rigor y del mérito en el que la ausencia de incentivos para lograr la excelencia académica resulta desmotivadora para profesores y alumnos.

Además, la decisión de promoción no recae en un especialista de área, sino que se diluye en el equipo docente y puede generar controversia en los claustros porque, de alguna manera, esta medida menoscaba el principio de autoridad académica del propio profesorado.

Los profesores destacan que superar/aprobar las asignaturas es la prueba de que el alumno ha adquirido las competencias necesarias y alcanzado los objetivos de la etapa educativa.

Desde ANPE alertan una vez más de las graves consecuencias que estas medidas tendrán sobre el alumnado con menos recursos -casi todos en la enseñanza pública-, ya que no podrán compensar/recuperar fuera del colegio o el instituto los déficits de aprendizaje que acumularán al pasar de curso con materias suspensas. Con ello el ascensor social que les ofrece el sistema educativo público se detendrá, resumen.

El RD establece que en el Bachillerato la promoción entre el primer y el segundo curso exigirá un máximo de dos materias no superadas, con una evaluación continua y diferenciada por asignatura. Para obtener el título será necesaria la evaluación positiva de todas las materias, aunque se prevé la posibilidad de obtenerlo de manera extraordinaria con una materia no superada siempre que el alumno haya alcanzado los objetivos y competencias de la etapa, haya cursado dicha materia con normalidad (asistencia clase, realización de exámenes, etc.) y que la media aritmética de las calificaciones de todas las materias sea igual o superior a cinco. Esta decisión la tomará el equipo docente de manera colegiada.

A juicio de los profesores para luchar contra el fracaso escolar y disminuir las repeticiones no sirve dejar pasar de curso sin haber aprendido las asignaturas, sino evitar que suceda reduciendo el número de alumnos por aula, estableciendo programas de refuerzo en los colegios y contratando a más profesores. Porque, denuncian, ‘tenemos las mismas ratios máximas de alumnos por aula que se establecieron hace más de 30 años con la LOGSE y que la LOMLOE no ha modificado’.

Tags: , , , , , ,