1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

¿Cuánto cuesta actualizar las pensiones con la inflación?

Unsplash

La reforma del sistema de pensiones es urgente

El progresivo envejecimiento en España dispararía el coste de las pensiones en 30.000 millones de euros más al año, al principio

En 2017 el gasto público en pensiones contributivas, incluyendo las de clases pasivas, ascendió en España a unos 135.000 millones de euros.

Actualizar esta cantidad al 2%, es decir, según el IPC, en vez de al 0,25% del índice de revalorización (IRP) supondría un gasto extra del 1,75%, o lo que es lo mismo, 2.363 millones al año. De esta cantidad habría que sustraer las prestaciones no cobradas por el fallecimiento de pensionistas entre 2017 y 2018.

Por supuesto, en años posteriores ese incremento extra de las pensiones por encima del 0,25% se consolidaría y habría de seguir pagándose durante toda la vida de los beneficiarios afectados. Aunque el gasto iría reduciéndose con el tiempo, su valor acumulado sería de casi 30.000 millones de euros a precios constantes, o 13 veces el coste inicial.

Es la impresionante cifra que publica Ángel de la Fuente, de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), tras analizar el coste de suprimir el IRP establecido en la reforma de 2013.

De la Fuente recuerda que cuando en 2013 se reformó el sistema público de pensiones español y se introdujo un índice de revalorización (el llamado IRP) se ligó la actualización de las pensiones a la situación financiera de la Seguridad Social y dejaron de actualizarse según el índice de precios al consumo (IPC).

Ante la impopularidad de la medida, una vez la inflación comenzó a repuntar tras el fin de la crisis, se suspendió la aplicación del IRP volviéndose en la actualidad a la indexación general de las pensiones al IPC.

El autor alerta de que aunque mantener el poder adquisitivo de las pensiones es deseable, no puede ser la  prioridad absoluta a cualquier precio puesto que actualizar las pensiones con el IPC es potencialmente muy caro, especialmente en las complicadas circunstancias demográficas a las que España se enfrenta en las próximas décadas.

En este sentido recomienda establecer algún tipo de limitación o salvaguarda a la indexación con el IPC o introducir medidas compensatorias que ayuden a mitigar su impacto sobre el coste de las pensiones.

Concluye avisando de que el coste total de la vuelta a la indexación con el IPC sería muy superior a su coste inmediato, que fija en esos primeros 2.363 millones de euros. Concretamente, dice, se estaría en una franja de 13 veces el coste inicial, es decir, 30.000 millones de euros al año. Pero cuidado, «si la supresión del IRP fuese permanente, y considerando sólo los efectos de la medida sobre la población ya jubilada en 2017, esta cifra se elevaría hasta 327.000 millones, a lo que habría que añadir el incremento de las prestaciones percibidas por cohortes posteriores de nuevos jubilados para llegar al coste total de la vuelta a la indexación al IPC»…

Tags: , , , , , ,