1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cataluña se rebela y anuncia que no aplicará la nueva reforma educativa

José Ignacio Wert

José Ignacio Wert

La Generalitat considera «inadmisible» la reforma educativa

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, presidió ayer la Conferencia Sectorial de Educación en la que se presentó el anteproyecto de Ley Orgánica de la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y donde se escenificó el rechazo de Cataluña por el tratamiento que se hace del catalán. La consejera catalana de Educación en funciones, Irene Rigau, abandonó la reunión antes de que finalizase por considerar «inadmisible» que el borrador pretenda restringir la enseñanza en catalán. La Generalitat anunció que no aplicará la nueva norma.

Irene Rigau calificó como «cheque lingüístico escolar» que las comunidades autónomas tengan que pagar un centro privado que enseñe en castellano cuando no haya oferta docente pública y concertada para los alumnos que deseen ser escolarizados en esta lengua, lo que «contradice totalmente el Estatuto de Cataluña y la Ley autonómica de Educación». La consejera catalana consideró «insuficiente» la corrección del texto inicial que introduce novedades como la obligatoriedad de examinarse de las lenguas autonómicas para obtener los títulos de ESO y Bachillerato, por lo que advirtió de que acudirán al Tribunal Constitucional si se aprueba el anteproyecto de ley.

Además de Cataluña, se opusieron al borrador Andalucía, Asturias, País Vasco y Canarias. Las comunidades gobernadas por el PP mostraron su satisfacción por los avances realizados por Educación e instaron a los gobiernos «reticentes» a trabajar en busca de un consenso.

Por su parte, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, dijo, al finalizar la reunión de la Conferencia Sectorial, que el anteproyecto de la LOMCE no modifica el modelo lingüístico «ni minusvalora» el catalán. «En la reforma no hay ningún elemento que minusvalore la importancia del catalán», apuntó e insistió en que es «falso» que vaya en contra de la inmersión lingüística. Wert recordó que lo que plantea el borrador «es lo mismo» que han sentenciado el Tribunal Supremo y el Constitucional.

«La relación de esta norma con el ataque a la escuela catalana es rotundamente falso porque no se disminuye un ápice el uso del catalán», añadió. El ministro anunció que se volverán a reunir el próximo día 19 después de que comunidades como el País Vasco y Andalucía alegaran «defectos de forma en la convocatoria» porque recibieron el borrador un día antes del encuentro, por lo que no les dio tiempo para estudiar los cambios.

La Generalitat anuncia que no aplicará la ley y convoca una cumbre contra la «ofensiva» del Gobierno

El portavoz del Govern en funciones, Frances Homs, anunció que la Generalitat no aplicará el borrador de la LOMCE, que tildó como «una clara ofensiva por parte del Gobierno en relación a la lengua catalana y a la inmersión lingüística». «No ahorraremos ni energías ni fuerza ni capacidad institucional para hacer frente a esta ofensiva», añadió. En su opinión, el modelo educativo en Cataluña «ha funcionado muy bien durante más de 30 años», ya que garantiza la cohesión social y que no se discriminen a los alumnos por razones lingüísticas. El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, convocará para el próximo día 12 una cumbre ante la «amenaza» que supone la reforma educativa. A la reunión asistirán, además de CiU, ERC, PSC, e ICV-EUiA.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, tildó de «inadmisible» el proyecto y acusó al PP de querer «cargarse» el catalán. El líder de ERC, Oriol Junqueras, instó ayer a aplicar la ley educativa catalana en vigor, que la Generalitat no acate la reforma estatal y que ni siquiera se recurra ni se pongan «parches». El secretario de Educación del PSC, Josep Mayoral, pidió al PSOE que apoye el modelo educativo catalán ante la reforma «recentralizadora, retrógrada y segregadora» del Gobierno. Joan Cosculluela, de IU-ICV dijo que Wert traslada en la reforma «una obsesión enfermiza para que no se pueda educar en la lengua vehicular propia».
Desde el PPC, su portavoz, Enric Millo, tildó a Rigau de «incendiaria» por lanzar «mentiras» sobre el borrador legislativo, y pidió «serenidad» al Govern, del que dijo que tiene «la voluntad de generar un conflicto que no existe».

La secretaria de Educación del PSOE, María del Mar Villafranca, tildó la reforma de «giro conservador sin precedentes«. La diputada Carme Chacón lamentó a través de Twitter que el Gobierno pretenda abrir una «guerra de lenguas». El PNV emitió una nota de rechazo a la reforma porque «supone un ataque al euskera y al resto de las lenguas cooficiales del Estado». Desde UPyD, Rosa Díez, consideró un «derecho irrenunciable» que los ciudadanos elijan la lengua para educar a sus hijos. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, recordó que «todos tienen derecho a recibir educación en castellano si lo desean y el Gobierno tiene que garantizarlo».

Tags: , , , ,