1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La Comisión congela los fondos de recuperación a Hungría

Viktor Orbán

El presidente húngaro, Viktor Orbán, no debe estar muy contento (Imagen: archivo)

El Ejecutivo comunitario considera que el Gobierno de Víktor Orbán no ha progresado adecuadamente en las reformas necesarias para garantizar la independencia judicial

En consecuencia, la Comisión mantiene su propuesta del 18 de septiembre de suspender la entrega de 7.500 millones de euros

El Consejo tiene hasta el 19 de diciembre para votar sobre el asunto

La Comisión Europea mantiene su decisión de congelar los 7.500 millones de euros que debía recibir Hungría de los fondos de Recuperación y Resiliencia (RRP). El Ejecutivo presidido por Ursula von der Leyen asegura que el Gobierno de Víktor Orbán no ha cumplido los hitos esenciales para reforzar la independencia judicial y proteger el presupuesto europeo.

Concretamente, desde Bruselas reprochan a Orbán que no haya tomado medidas para combatir la corrupción creando nuevos órganos y autoridades independientes con capacidad para actuar cuando no lo hagan las autoridades públicas; que no posibilite que cualquier persona impugne ante los tribunales las decisiones de investigadores o fiscales; y que no haya aumentado significativamente la transparencia. Asimismo,Budapest no garantiza que la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) pueda realizar investigaciones de forma eficaz en el país.

La evaluación de la Comisión sí aprueba que el plan húngaro dedique el 48,1% de su asignación total a medidas que apoyan el objetivo climático, como reducir rápidamente la dependencia de los combustibles fósiles rusos y acelerar la descarbonización de su economía. Igualmente, la Comisión considera que el plan de Hungría dedica el 29,8% de la asignación total a apoyar la transición digital, con lo que cumple los criterios pertinentes. Bruselas también cree que las medidas de auditoría y control previstas por Hungría son adecuadas para proteger los intereses financieros de la Unión, si se aplican plenamente antes de que se desembolsen los fondos del RRF.

Pero la independencia judicial, actualmente en entredicho por influencias del Gobierno, que también ‘maneja’ la Corte Suprema y la Corte Constitucional, que revisa las sentencias de los jueces a capricho de las autoridades públicas, además de que mantiene la potestad del Tribunal Supremo de revisar las cuestiones que los jueces húngaros pretenden remitir al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, ha inclinado el fiel de la balanza hacia la paralización de los fondos europeos.

Y esto supone que Hungría no recibirá ningún pago del RRF hasta que haya implementado completa y correctamente los 27 ‘súper hitos’ a los que se comprometió.

Ahora, el Consejo tiene hasta el 19 de diciembre para tomar una decisión sobre la propuesta de la Comisión. El Reglamento RRF prevé que el 70% de las subvenciones RRF asignadas a los Estados miembros deben comprometerse antes del 31 de diciembre de 2022. Esto también afecta a la asignación de subvenciones de Hungría.

La Comisión autorizará desembolsos de 5.800 millones de euros en subvenciones en función del cumplimiento satisfactorio de todos los hitos y objetivos descritos en el plan de recuperación y resiliencia, reflejando el progreso en la implementación de las inversiones y reformas.

Hungría debe cumplir un total de 27 hitos para garantizar la protección efectiva de los intereses financieros de la Unión antes de que pueda recibir cualquier pago en virtud del RRF. Una reversión posterior de estos hitos bloquearía cualquier pago posterior bajo el RRF.

A partir de 2021, el presupuesto de la Unión tiene un nivel adicional de protección en los casos en que las infracciones de los principios del Estado de Derecho afecten o puedan afectar los intereses financieros de la UE. Este nuevo reglamento de condicionalidad permite a la UE suspender los pagos o hacer correcciones financieras para proteger el presupuesto.

El RRF es el instrumento clave de 723.800 millones de euros en el corazón de NextGenerationEU, que proporcionará hasta 800.000 millones de euros (a precios actuales) para apoyar inversiones y reformas en toda la UE. El plan húngaro forma parte de una respuesta coordinada y sin precedentes de la UE a la crisis de la COVID-19, para abordar los desafíos europeos comunes adoptando las transiciones ecológica y digital, para fortalecer la resiliencia económica y social y la cohesión del Mercado Único. Con la futura incorporación de capítulos REPowerEU en los planes nacionales de recuperación y resiliencia, el RRF desempeñará un papel central en la respuesta a la manipulación de los mercados energéticos por parte de Rusia tras su guerra de agresión contra Ucrania.

El pasado mes de febrero el TJUE desestimó los recursos presentados por Hungría y Polonia contra las condiciones establecidas para acceder a los fondos europeos

Tags: , , , , , , , ,