1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

En 2019 se crearán 472.000 nuevos empleos en España

Empleo

Predicen que la creación de empleo continuará

Y el paro bajará al 13% en 2020

El Centro de Predicción Económica (CEPREDE) estima que este año se crearán en España 472.000 empleos nuevos y cerca de 338.000 en 2020. Además, la tasa de paro se situará por debajo del 13% en el segundo semestre de 2020.

Los resultados de los informes del Centro, que cubren tanto indicadores de actividad económica, nacional, regional, así como de empleo y de actividades sectoriales, muestran que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en España en 2019 será del 2,4%.

Esto supone que la moderación avance a lo largo del año y se puedan apreciar menores dinámicas en las variaciones inter-trimestrales. Dentro del escenario base, el crecimiento mantendría los ritmos interanuales por encima del 2% hasta mediados del próximo año.

La progresiva moderación de la creación de empleo, junto con la continúa reactivación de la población activa, mermará la contención del paro, que, aun así, se situaría por debajo del 13% a finales del próximo año (más de 20 millones de ocupados y menos de 3 millones de parados).

Las perspectivas del empleo a largo plazo dependen de un cambio estructural ligado a las nuevas tecnologías. Dentro de los diez sectores con mayor crecimiento de empleo en el horizonte 2020-2030 están las actividades de I+D, actividades inmobiliarias, de alquiler, de servicios sociales, seguros y fondos de pensiones, de transporte y logística, y programación y consultoría.

Es decir, el dinamismo del empleo se centrará en sectores donde las competencias y habilidades personales serán la mayor garantía de éxito. Previsiblemente, girará en torno a servicios altamente cualificados y altamente vinculados con las nuevas tecnologías.

Por otro lado, el Indicador de Stress Económico (ISE), cuyo objetivo es anticipar situaciones preocupantes en la economía española que pueden acabar en una recesión, se sitúa en los 53 puntos tras bajar de los 60 -alto riesgo de recesión- en la que se encontraba a finales de abril.

Por tanto, España está en una zona complicada, en la que se registran tasas de variación anuales negativas en bastantes indicadores económicos, y se unen aspectos sociopolíticos (complicada gobernabilidad, decisiones en política territorial, y enfriamiento del comercio internacional).

La mayoría de los mercados experimentarían una cierta desaceleración durante el presente ejercicio que se recuperaría, parcialmente, en 2020, salvo en el caso de los mercados dependientes del presupuesto público y los destinados a bienes de equipo.

Especialmente la construcción mantendrá, para 2019 y 2020, tasas de crecimiento del entorno del 7% y, para el consumo de alimentación (como exponente del consumo menos cíclico) entorno al 2,2-3,2%.

En ‘tecno-economía’, la que depende de las nuevas tecnologías, España tendrá un avance del 2,9% para 2019 según el Indicador NE.EU (1,5% en 2018). Desde un punto de vista dinámico, España está creciendo al 5% tendencial en esta materia, mientras que la media de los países de la Europa-15 se sitúa en el 3,7%.

Así pues, España obtiene un diferencial de 1,3 puntos que, de mantenerse en el futuro, supondría la convergencia en el año 2028-2029. Desde un punto de vista comparativo, España alcanza los 88 puntos sobre la media Europa-15 (100).

Tags: , , , , ,