1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Banca Cívica-Unicaja, la feria andaluza del baloncesto español en Barcelona

Los entrenadores analizan el choque horas antes del partido

Paul Davis revienta las zonas rivales (ACB Photo : Tolo Parra)

La jornada de hoy de la Copa del Rey comienza con una batalla de titanes en la pintura del Sant Jordi. Buques insignias de sus equipos, Freeland y Davis se mirarán a los ojos en una guerra que puede decantar el derbi andaluz entre el Unicaja (Málaga) y el Banca Cívica (Sevilla).

Se espera con ganas el cara a cara en Málaga y en Sevilla. El aficionado de a pie aguarda. Segundo contra tercero en el ranking de valoración (suman ambos 19,1 puntos por partido), el cuarto mejor reboteador ante el quinto (8 por partido ambos). Las almas mater de Banca Cívica y Unicaja. Mucho en juego. Derbi. Tensión. No faltan ingredientes. Como reza el tópico, duelo de titanes en la pintura. Paul Davis y Joel Freeland.

Dos de los jugadores más determinantes de la Liga Endesa, frente a frente, pese a que ambos consideren oportuno quitar importancia a un duelo bajo los aros que puede erigirse definitivo en el devenir de la eliminatoria. “Es un partido entre Unicaja y Banca Cívica. Lo importante es entrar en el partido con la mentalidad de equipo. Ningún jugador solo ganará la eliminatoria”, espetan ambos.

Modestia aparte, los dos saben que pueden ser el factor diferencial, la clave para llevarse el choque. Davis, debutante en la Copa del Rey, de hecho, es el único jugador del Banca Cívica que supera los 10 de valoración por partido. Referencia en ataque, el pívot de Michigan, espera con ansias el acontecimiento. Entre ilusión y expectativa: “Todo el mundo piensa que es el fin de semana más grande de la temporada. Imagino que puedo compararlo con la Final Four de la NCAA en mi país, por lo que va a ser muy especial, algo grande para jugadores, entrenadores y aficionados. Será un fin de semana divertido pase lo que pase”.

Siguiendo esta línea de respeto y trabajo por el bien común, el elogio es un gesto recíproco y repetido: “Joel es un gran jugador, muy peligroso para nosotros y al que nos costará parar, pero ya le conocemos de las veces que hemos jugado contra él, siempre en partidos igualados, como ocurrirá en Copa.”, afirma Davis. Y el británico de Unicaja recoge el guante: «Paul es impresionante y todo el mundo lo está viendo. Está en un momento de su carrera espectacular. Es muy listo y tiene mucha fuerza. Y una mentalidad ganadora, que es muy importante. Habrá que tener mucho cuidado con él. Intentaremos pararle”.

El duelo entre estos dos equipos está inédito en competición copera. No en Liga Endesa. Una referencia, de hace menos de dos meses, presagia que el duelo puede ser un auténtico show. Doblegaron los malagueños a los locales, en San Pablo (68-72), con un Freeland imparable. Nadie pudo hacerle sombra, rompiendo el choque en el último cuarto. Paul Davis, que acabó con 18 puntos, se mostró un peldaño por debajo. ¿La culpa? Como señaló Chus Mateo, de un Jorge Garbajosa aplicadísimo en defensa, que atosigó a Paul cerca del aro. Un auténtico “clínic defensivo” que valió su peso en oro. ¿Repetirá táctica? ¿Alguna otra carta sorpresa?

“Estoy jugando muy bien esta campaña pero siempre hay espacio para mejorar”, avisa Davis, consciente del escaparate que supone el evento. Y avisa. “Aún quedan cosas con las que sorprender a la gente y esta es la mejor oportunidad para hacerlo porque todo el mundo estará allí”.

¿Veremos la mejor versión de cada uno de ellos? Un único factor externo puede deslucir el desafío mayúsculo en la pintura. Un problema en el meñique de la mano derecha de Paul Davis, el dolor de cabeza en Sevilla. Bien lo sabe Freeland: “Veremos cómo evoluciona de su lesión. Eso puede ser clave, ver cómo está físicamente. Pero no dudo que si salta al parqué, saldrá a por todas.”

Incógnita hasta último momento, la presencia de Davis se estima imprescindible para el conjunto de Joan Plaza. ¿Sabías que es el máximo anotador y jugador más valorado por minuto en la primera vuelta de la Liga Endesa? Increíble producción la de Davis. Es el mejor anotador por minuto con 0,71 de promedio (28,28 elevado a 40 minutos). En valoración también es el más eficaz (0,80), seguido de cerca por Felipe Reyes (0,73), Joel Freeland y Kaloyan Ivanov (0,67 cada uno). Un auténtico termómetro…

¿Más claves? “La defensa”, rotundamente alza la voz Joel. “Tenemos que apretar mucho atrás. Ellos tienen mucho talento ofensivamente y hay que vigilarlos de cerca. Defensa, defensa y más. Y controlar las pérdidas de balón, eso por supuesto”. Consciente que desde atrás es a partir de donde se puede ganar el partido, Freeland suspira como nadie a la espera de que llegue la hora del partido. Tres años en Málaga y primera participación en la Copa del Rey vestido de verde (la jugó con el Kalise Gran Canaria). «Realmente no creía que estaría tres años esperando. Por eso ahora se coge con más ganas y la ilusión es mayor”. Sincera y aguerrida sentencia. Pero ojo, Davis quiere decir la suya en su debut. Sí, duelo de titanes que valdrá su peso en oro.

En la historia de la competición existen un total de 45 precedentes, con un 29 a 16 favorable a los malagueños. En las dos últimas temporadas la igualdad ha hecho que en los cuatro partidos de Liga Regular cada equipo lograra la victoria jugando como local, con marcadores que nunca superaron los 10 puntos de diferencia.

Pero este año el cuadro malagueño regresa a la Copa del Rey tras dos años ausente. Y lo hace con hambre. “Era importante volver”, afirma Berni Rodríguez. “Tras los años de espera se coge con más ganas aún y la ilusión es mayor”, comenta Joel Freeland. Los malacitanos quieren poner la guinda a una década en la que vivieron de todo.

En el Unicaja consideran que, los malos resultados obtenidos por su equipo en las últimas semanas poco cuentan en un torneo así: “La semana de la Copa queda un poco aislada. Para bien o para mal, ahí puede pasar de todo. Mente limpia y todo el mundo empieza desde cero. Estamos confiados y tranquilos y basándonos en el trabajo diario».

Por parte del Banca Cívica, después de varias temporadas de ir y venir entre los grandes, el equipo sevillano ha encontrado la regularidad y en los últimos tres años ha competido entre los grandes de España y Europa. Ahora, en el Sant Jordi, quiere dar un paso adelante y levantar su primer gran título.

ACB Photo : M.Pozo

Banca Cívica afronta este viernes su décima participación en la Copa del Rey. El equipo sevillano se ha convertido en todo un clásico del torneo del KO siendo en los últimos años, sobre todo, cuando más regular se ha convertido su presencia. Desde la llegada de Joan Plaza, el equipo sevillano ha recuperado en España la jerarquía que perdió durante unas temporadas y ahora vuelve a asomarse a ese grupo selecto de clubes que tratan de dar un golpe de estado en la liga y encaramarse entre los mejores. Una mejoría que ratifica, Txemi Urtasun, uno de los jugadores que han ayudado a que se produzca el cambio. “Desde la llegada de Joan Plaza, en los últimos años ha habido una regularidad en cuanto a resultados que el club antes no tenía”, señala el escolta.

Después de una década de altibajos, (sólo estuvo presente en las ediciones de 2002, 2004 y 2007), Banca Cívica quiere iniciar una nueva fase donde sean fijos en las fases finales y vuelvan a luchar por grandes títulos como ya lo hizo en la segunda mitad de la década de los 90. Quizá por ello, Urtasun asegura que la presente edición de la Copa del Rey “es un reto que el Banca Cívica tiene por delante. Para la entidad y el club es muy importante esta temporada y si lo hacemos bien en Barcelona estaría fenomenal”.

En esta reciente etapa, los sevillanos vuelven a estar a tres partidos de levantar un gran título. Ya lo estuvieron en 2010, cuando en la Copa del Rey de Bilbao se cruzaron en cuartos con el FC Barcelona Regal. Aquel fue un encuentro vibrante, jugado de poder a poder y donde los hombres de Joan Plaza pusieron contra las cuerdas durante muchos minutos al que a la postre sería el campeón copero. La diferencia final de sólo cinco puntos (77-72) fue la más estrecha en toda aquella Copa del Rey para los blaugrana y quién sabe qué hubiera sucedido de no verse las caras tan pronto con un equipo que empezaba a ser intratable.

El año pasado repitió presencia en el torneo donde “o ganas o te vas a casa”. Sin embargo, no fue la Copa del Rey, sino la Final Eight de la Eurocup la que siguió constatando el crecimiento de la entidad andaluza, tras completar un gran año en España. En aquella ocasión los sevillanos estuvieron mucho más cerca de ser grandes en Europa pues sólo el Unics Kazan les despertó del sueño continental. Por aquel entonces, el Cajasol logró la machada de superar a la Benetton de Treviso en casa y se presentó en la final. Sin embargo, aquel no fue el mejor día de los hombres de Joan Plaza y sucumbieron frente al equipo ruso después de disputar una mala primera parte de encuentro.

Quizás a la tercera sea la vencida y este sea el año en el que el Banca Cívica dé ese paso adelante para consagrarse entre los grandes de España. Txemi Urtasun bien lo sabe y por ello no duda en afirmar que “quizás sea el momento de dar un paso más. Ganarle al Unicaja, que es lo que tenemos que hacer, sería una gran oportunidad para el futuro del equipo”. De momento ha acelerado su proceso para ser uno de los aspirantes al título. En esta época de tanta igualdad, es fundamental conseguir ser un habitual en las grandes citas y parece que la entidad sevillana lo está logrando. Ahora, en el Sant Jordi, Banca Cívica tratará de no sólo ser un nuevo clásico de la Copa del Rey, sino también un rival a temer.

Real Madrid-Fuenlabrada, el tercer derbi del torneo del KO

Tags: , , , , , , ,