1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (3 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La mujer de la dictadura franquista se instaura en el Tearo Lara de Madrid

Mariola Fuentes, Natalia Hernández y Llum Barrera, durante una de las diferentes situaciones

Quino Falero, entre cuyos últimos trabajos destacan La zapatera prodigiosa, de Federico García Lorca, La noche de Sabina: El musical, de Ignacio del Moral y Arístides Moreno o Mentirosas, de Secun de la Rosa, presentó el viernes pasado en el Teatro Lara de Madrid su nueva propuesta como director, El manual de la buena esposa, protagonizada por Llum Barrera, Natalia Hernández y Mariola Fuentes.

Este trío protagonista, centro de atención frente a una escenografía reducida al mínimo, supone el punto fuerte de la obra, pues las tres actrices se encargan de meterse en la piel de multitud de personajes y canciones que nos presentan un modelo de mujer que, aunque pueda parecer anticuado y completamente despreciable, era el imperante en la sociedad española de hace medio siglo.

Con textos de Miguel del Arco, Yolanda García Serrano, Verónica Fernández, Anna R. Costa, Juan Carlos Rubio y Alfredo Sanzol, El manual de la buena esposa propone así un viaje en el tiempo hacia un pasado cercano, la etapa comprendida entre 1934 y 1977. Sus protagonistas son el reflejo de un personaje colectivo, la mujer española de la dictadura, pero también lo son las relaciones matrimoniales, la educación, el deporte, la religión, la censura, la radio, la sexualidad, la música y las danzas e incluso la invasión de las suecas y sus chocantes costumbres.

La perspectiva cómica, reforzada por la forma en la que las tres intérpretes son capaces de meterse en una misma obra en la piel de niñas, abnegadas esposas, locutoras de radio o monjas, no esconde una mirada crítica a una postura sumisa del sexo femenino que no resulta ajena a nadie y que lleva a abordar directamente temas como la imposición de las creencias religiosas, la escasa importancia que se daba a los temas de conversación de las mujeres o su propia satisfacción sexual e incluso los malos tratos.

Así, el público se reirá, pero la suya será una risa reflexiva, y es que hay aspectos en los que, aunque lo creamos, no hemos evolucionado tanto. Quizá no haya que volver la vista atrás para ver cómo se imponen modelos que satisfacen los deseos de unos pocos y que convierten a otros en meros objetos al servicio de sus amos. El manual de la buena esposa es una vuelta de tuerca que muestra algo más que la versatilidad de sus protagonistas.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,