1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

UPN denuncia la «vasquización» de los Sanfermines

Enrique Maya

Enrique Maya, candidato y portavoz de UPN (Foto: eitb)

El Ayuntamiento, en manos de Bildu, no ha ordenado retirar numerosos carteles con consignas pro presos de ETA y a favor de la disolución de Navarra en la Comunidad Autónoma Vasca

Unión del Pueblo Navarro (UPN) ha denunciado este miércoles al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, de Bildu, por haber intentado politizar las fiestas que finalizaron ayer.

La imposición de la ikurriña en el balcón del ayuntamiento en el momento del chupinazo -«de forma unilateral y cobarde»- y el empezar el discurso de clausura de las fiestas en euskera -el regidor municipal recibió una sonora pitada por ello- son sólo algunos de los ejemplos visibles, a juicio de Enrique Maya, portavoz de UPN.

La actitud de Asirón también ha quedado reflejada en el hecho de que «durante todas las fiestas han permanecido en las calles, especialmente del Casco Antiguo, numerosas pancartas y carteles de partidos y entidades amigas de Bildu con las consignas habituales pro presos y a favor de la disolución de Navarra en la Comunidad Autónoma Vasca sin que el Ayuntamiento las haya retirado».

Maya ha lamentado, asimismo, que los regionalistas y miembros del Cabildo hayan sido «diana de insultos, gritos y escupitajos en la calle Curia durante la procesión» y que Asirón «se dedicara a saludar y dar abrazos a quienes segundos antes habían acosado a los corporativos de UPN, sin tener un mínimo gesto de solidaridad o apoyo hacia los concejales regionalistas». Además, Asirón ni siquiera ha querido rechazar estos actos y ha dado la espalda a la realidad, ha afirmado el portavoz de UPN.

Maya también ha criticado que el actual alcalde no asistiera a la misa en honor a San Fermín, pero sí participara en la Procesión, en lo que ha calificado como un acto de incoherencia absoluta, al pretender que una procesión, junto al arzobispo, al Cabildo Catedralicio y tras la figura de San Fermín no es un acto también religioso». El regionalista ha recordado a Asirón que “el alcalde acude a los actos como representante de todos los pamploneses, no de una minoría» y que «debe guardar las tradiciones que dieron origen a nuestras fiestas».

Para terminar, no sin antes condenar una violación denunciada en un bar de Pamplona, Maya ha afirmado que «los pamploneses han dado una lección al cuatripartito, que ha pretendido politizar».

Frente a esta voluntad de tensionar y politizar las fiestas por parte de Bildu, ha remarcado Maya- la ciudad mostró su rechazo ayer durante la celebración del Pobre de Mí, cuando Asirón recibió una sonora pitada al comenzar su discurso en euskera».

Tags: , , , , , ,