1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Puigdemont sigue manejando el Parlament de Cataluña desde Bruselas

Carles Puigdemont

Si Puigdemont renuncia al acta renuncia también al sueldo de diputado autonómico

Los diputados de JxCat suspendidos por el juez Llarena se niegan a renunciar a sus actas

Los partidos independentistas pierden dos votaciones en la Cámara catalana

Pero la portavoz del Govern, Elsa Artadi, asegura que la “estabilidad” del Govern se mantendrá

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, huido en Bélgica, y otros tres diputados de Junts per Catalunya (JxCat), Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sánchez, actualmente encarcelados, se niegan a renunciar a su acta de diputado y a ser sustituidos en el Parlament de Cataluña.

Esto llevó ayer al independentismo a perder dos votaciones seguidas en la Cámara catalana.

Los letrados del Parlament emitieron un informe en el que alertaron de que los votos delegados -fórmula elegida por JxCat para sortear la suspensión ordenada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena– no podían ser contabilizados si no se designaba explícitamente a un miembro de su grupo para ejercer sus funciones mientras no se resuelva su situación procesal.

Leído el informe, la Mesa de la Cámara acordó, con el apoyo de ERC y PSC, dejar “sin efectos jurídicos” los escritos presentados por JxCat sobre la delegación de voto de sus cuatro diputados suspendidos. Y a pesar de que Esquerra Republicana y Junts per Cataluña rogaron a los cuatro diputados “rebeldes” que designaran un sustituto y “adaptarse” al informe de los letrados, como hicieron los republicanos Junqueras y Romeva, el Parlament ha vuelto a quedar “cerrado”.

La “ruptura” entre ERC y JxCat hizo que dos votaciones simbólicas para los soberanistas -una propuesta de resolución que proclamaba el derecho de Cataluña a la autodeterminación y otra para reprobar al Rey por su discurso del 3 de octubre de 2017- no salieran adelante. También fue rechazaba otra propuesta que pretendía que la Cámara “constatará” la “persecución política y existencia de presos políticos y exiliados”. Además, los grupos de la oposición lograron que el pleno del Parlament aprobase 27 resoluciones, en su mayoría de carácter social.

Tras el pleno, desde JxCat, el partido de los diputados que se niegan a seguir las órdenes del Tribunal Supremo, acusó al presidente del Parlament y a sus compañeros de Esquerra Republicana de romper el acuerdo de mínimos sellado la semana pasada para permitir el voto delegado. En este sentido, lamentaron que el presidente del Parlament se haya “plegado” a las “presiones” del Supremo.

Por su parte, la CUP -la otra pata independentista en Cataluña- acusó a JxCat y a ERC de haber asumido, con sus decisiones “electoralistas”, la suspensión dictada por el Supremo, lo que ha propiciado la alteración de la aritmética parlamentaria.

A pesar de todo, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, señaló tras la sesión parlamentaria que la “estabilidad” del Govern se mantendrá. “El hecho de que existan posiciones diferentes no afectará a la acción de gobierno”, afirmó.

Tags: , , , , , ,