- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Puig cierra la Comunidad Valenciana toda la Navidad

Ximo Puig

El presidente valenciano, Ximo Puig, con cara de circunstancias… (Foto: Generalitat)

No se podrá ir ni a visitar a familiares

En España la vacunación contra el virus chino comenzará al mismo tiempo que en el resto de países europeos, dentro de 10 días, entre el 27 y el 29 de diciembre

La vacuna de Pfizer comenzará a administrarse en las residencias de mayores, los centros sociosanitarios y a los grandes dependientes

Hasta el momento se han notificado 48.777 fallecidos ‘oficiales’ y un total de 1.785.421 infectados confirmados en todo el territorio nacional

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha decidido echar mano del acuerdo alcanzado el miércoles por el Consejo Interterritorial de Salud [1] y endurecer más las restricciones a la movilidad durante la Navidad.

Para empezar mantendrá el confinamiento perimetral autonómico durante todo el período navideño. De esta manera, la actual restricción a la entrada y salida del territorio de la Comunidad Valenciana seguirá vigente hasta el 15 de enero, con la única salvedad de los casos excepcionales ya contemplados, como la vuelta a la residencia habitual, cuidado de familiar dependiente, exámenes oficiales, desplazamiento al lugar de trabajo, asistencia a centros sanitarios o casos de fuerza mayor.

Puig ha justificado las nuevas medidas debido a dos indicadores ‘que nos obligan a reaccionar’. Por un lado el aumento de la incidencia del virus chino en la última semana, que ha crecido un 27%, y por otro el registro de más de 2.000 casos diarios durante cuatro días consecutivos.

Estas cifras han convencido a Puig de que desde el próximo lunes deben restringirse a a 6 el número máximo de personas en reuniones sociales y familiares, tanto en espacios públicos como privados, sin excepciones. Durante los días de Navidad, estas 6 personas podrán pertenecer como máximo a 2 grupos de convivencia.

Además, se incrementa el toque de queda nocturno y se limita la circulación entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana, salvo las noches del 24 y 31 de diciembre, las de Nochebuena y Nochevieja, en las que la prohibición de moverse por la calle comenzará a las 12 de la noche.

‘Resulta inevitable adoptar estas decisiones’, ha aseverado Ximo Puig, que ha ordenado intensificar la vigilancia para comprobar que se respetan los límites de aforo y las normas obligatorias en espacios públicos como los bares y restaurantes.

La postura de Puig contrasta con la adoptada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha asegurado que cumplirá con el cierre perimetral de la región durante las Navidades pero que no se plantea impedir los desplazamientos para visitar a los familiares o allegados, ni ‘arruinar a los comercios, ni cerrar la hostelería, ni afectar cada vez más a la economía’…