1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Moreno Bonilla ya es presidente de la Junta de Andalucía

Juan Manuel Moreno Bonilla

Juan Manuel Moreno Bonilla recibe la felicitación por su nuevo cargo

Tras 36 años de poder socialista el popular es investido con los votos de Ciudadanos y VOX

El líder del Partido Popular andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, fue investido ayer presidente de la Junta de Andalucía con la mayoría absoluta (59 votos) que suman PP, Ciudadanos y VOX.

Como era de esperar, Bonilla no contó con los votos del PSOE y de Adelante Andalucía pero superó los 55 de la mayoría absoluta gracias a los 26 escaños de su partido, los 21 de Cs, formación que entra por primera vez desde su aparición en el escenario político en un Ejecutivo, y los 12 de VOX, la formación liderada en Andalucía por el juez Francisco Serrano.

Moreno Bonilla tomará posesión de su cargo este viernes y el lunes anunciará la composición de su Gobierno, que contará con 11 consejerías repartidas entre el PP (6) y Ciudadanos (5), cuyo líder, Juan Marín, será vicepresidente. El Gobierno de coalición tomará posesión el próximo martes en un acto que se celebrará en el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Durante el debate de investidura, Moreno invitó a todos los partidos a participar de lo que calificó como «nueva etapa ilusionante y apasionante». Y más tarde, en Onda Cero, avanzó que Andalucía tendrá «un marco fiscal como el de la Comunidad de Madrid para crear más riqueza, más empresas y más cotizaciones».

Para ello, comenzará eliminando el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía e impulsará «la rebaja del tramo autonómico del IRPF y la reversión de la subida del Impuesto de trasmisiones que beneficiará a las familias de clase media y trabajadora andaluzas». Además, implementará medidas de apoyo a los autónomos como la ampliación a 24 meses de la tarifa plana de 50 euros para los nuevos emprendedores y una tarifa superreducida de 30 euros para jóvenes menores de 25 años y mujeres en el ámbito rural.

Desde la Izquierda, que organizó manifestaciones callejeras en protesta por la formación del nuevo gobierno andaluz, Susana Díaz advirtió a Moreno que llega a la Junta «con los herederos del franquismo y de la extrema derecha». La socialista, que abandona el poder tras ejercerlo dos legislaturas escasas, «movió el fantasma del miedo», mientras la portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, acusó a Moreno de devaluar la autonomía andaluza con un gobierno «tripartito y franquicia, entregado a la extrema derecha».

Por su parte, la portavoz parlamentaria del PP de Andalucía, Carmen Crespo, exigió a Susana Díaz y al PSOE andaluz, que asuman que los andaluces votaron el 2 de diciembre por el cambio al «centro derecha» y exigió que garanticen un traspaso de poder ejemplar al nuevo Gobierno, que celebrará su primer Consejo en el municipio malagueño de Antequera el próximo 25 de enero.

Moreno tiene mucho trabajo y sólo «ocho años» para hacerlo, ya que una de las primera decisiones que se adoptará en el Consejo de Gobierno será la de impulsar una reforma legal para limitar a ocho años como máximo la duración del mandato del presidente y de los consejeros de la Junta.

Otra será la de encargar una auditoría integral de la Junta de Andalucía y de su sector público instrumental. Moreno Bonilla se ha comprometido a impulsar la supresión de los aforamientos y a poner en marcha una Oficina Andaluza de Lucha contra el Fraude y la Corrupción.

El «gobierno del cambio» promoverá una comisión de investigación sobre la Fundación Andaluza Fondo Formación y Empleo (Faffe), reclamará judicialmente el dinero defraudado en los ERE, y reformará la Cámara de Cuentas de Andalucía para que las recomendaciones de sus informes de fiscalización sean de obligado cumplimiento.

También aprobará un decreto-ley con el objetivo de eliminar todos los entes que se consideren innecesarios, así como para garantizar su despolitización y mejorar la profesionalidad en su gestión. También se ha marcado como objetivo acabar con las redes clientelares. Para ello, ha anunciado que todos los contratos se adjudicarán sin discriminación y con agilidad y eficiencia, y que se hará pública toda la información sobre la contratación pública de la Junta de Andalucía.

Asimismo, ha afirmado que su gobierno «garantizará a los funcionarios un entorno de profesionalidad, alejado del ámbito político, en el que puedan ejercer su tarea sin miedo a represalias y bajo los únicos criterios de la eficacia y el mejor servicio posible al ciudadano».

Además, abogará por una reforma de la Ley Electoral de Andalucía que contemple una mejora de la proporcionalidad en el reparto de escaños y una racionalización de los gastos electorales.

Tags: , , , , , , ,