- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Los mayores de 35 años no pueden optar a ser policías

Ertzaintza

El trabajo de los ertzantzas requiere buenas aptitudes

Así lo establece el derecho de la Unión, que exige capacidades físicas específicas para desempeñar las funciones propias del cargo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha determinado que las personas mayores de 35 años no pueden optar a ser policías.

El tribunal con sede en Luxemburgo resuelve así el recurso presentado por un hombre que impugnó por ilegal una convocatoria a la Ertzaintza, la Policía Autónoma vasca.

La convocatoria publicada por la Academia Vasca de Policía impedía participar en la convocatoria a los mayores de 35 años, algo que, a juicio del recurrente, mayor de 35 años en el momento del proceso selectivo, restringe el derecho a acceder a las funciones públicas sin causa razonable.

El «excluido» por las condiciones de la Ertzaintza alegó discriminación por motivos de edad y recordó que en 2014 el mismo Tribunal de Justicia había declarado en otro asunto que no se podía fijar en 30 años la edad máxima de selección de agentes a Policía Local.

Pero el TJUE recuerda que las funciones relativas a la protección de las personas y bienes, la detención y custodia de los autores de hechos delictivos y las patrullas preventivas pueden requerir el empleo de la fuerza física. Añade que la naturaleza de estas funciones exige una aptitud física específica, en la medida en que los fallos físicos que se producen en el ejercicio de dichas funciones pueden tener consecuencias importantes no sólo para los propios agentes de policía y para terceros, sino también para el mantenimiento del orden público. De ello se desprende que el hecho de poseer capacidades físicas específicas para poder cumplir las misiones esenciales de la Ertzaintza puede considerarse un requisito profesional esencial y determinante para el ejercicio de dicha profesión.

En este sentido, el tribunal precisa que las funciones desempeñadas por los Cuerpos de Policía de las Comunidades Autónomas son distintas de las encomendadas a la Policía Local.

Además, manifiesta que, frente al envejecimiento masivo del cuerpo de policía existe la necesidad de prever el reemplazo mediante procesos selectivos de los agentes de mayor edad por personas más jóvenes.

«En efecto, un agente joven estará en condiciones de cumplir más eficazmente las tareas físicamente exigentes y además, por este motivo, los agentes de ese cuerpo de policía tienen derecho, a partir de la edad de 56 años, a determinados tipos de adaptaciones (reducción de la jornada de trabajo anual, exención de realización de trabajo en horario nocturno…). De este modo, para restablecer una pirámide de edades satisfactoria, la posesión de capacidades físicas específicas debe entenderse de manera dinámica, esto es, teniendo en cuenta los años de servicio que prestará el agente después de ser seleccionado».

En consecuencia, el Tribunal de Justicia declara que la norma española es adecuada al objetivo consistente en mantener el carácter operativo y el buen funcionamiento de la Ertzaintza.

El TSJPV anuló recientemente la última promoción de la Ertzaintza [1]