1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Los andaluces votan cambio tras 36 años de gobiernos socialistas

Eleciones Andalucía

Pinche sobre la imagen para ver bien los datos

PP, Cs y VOX suman suficientes escaños como para arrebatar el Gobierno de Andalucía al PSOE

Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y VOX han obtenido en las elecciones andaluzas celebradas este domingo suficientes votos como para acabar con 36 años de gobiernos socialistas.

Susana Díaz ha obtenido el peor resultado del PSOE en unas elecciones autonómicas de toda la historia. Con 33 escaños, 14 menos que en los anteriores comicios de 2015, Díaz no puede alcanzar mayoría absoluta (55) en el Parlamento andaluz ni con la ayuda de Adelante Andalucía (Podemos), que ha logrado 17 escaños.

El fuerte respaldo que los andaluces han otorgado a VOX, el partido de Santiago Abascal cuyo cabeza de lista es Francisco Serrano, posibilitan que el “centro derecha” pueda gobernar en Andalucía por primera vez en la historia de la democracia española. Los 26 diputados del PP, más los 21 escaños logrados por Ciudadanos y los 12 escaños de VOX, suman 58 escaños, más que suficientes para arrebatar el poder al PSOE.

De los más de 6,5 millones de andaluces con derecho a voto sólo han acudido a ejercerlo 3.686.095, lo que supone una abstención del 41,35%, cuatro puntos más que en las anteriores elecciones autonómicas.

Del total de ciudadanos que han participado en esta consulta, 1.009.243 (el 27,95%) han depositado su confianza en el PSOE. Al igual que sucedió en 2015, el PSOE ha sido la lista más votada en las ocho provincias andaluzas, salvo Almería. Pero pierde 14 escaños y más de 400.000 votos respecto a los pasados comicios de 2015, lo que imposibilita a Díaz volver a ocupar el sillón del Palacio de San Telmo, sede el Ejecutivo andaluz.

La segunda fuerza más votada, el Partido Popular, ha sido votado por 749.275 (20,75%). Consigue mantenerse como segunda fuerza política del arco parlamentario, pese a perder ocho escaños. Su candidato popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, podría presidir la Junta de Andalucía si alcanza un acuerdo con Cs y Vox.

Tras los azules, los naranjas de Juan Marín han obtenido 659.631 sufragios (18,27%). Pese a doblar su número de diputados, se mantiene como tercera fuerza política, con el 18,27% de los sufragios y 21 diputados, 12 más que en las últimas elecciones.

En cuarta posición ha quedado Adelante Andalucía (Podemos e Izquierda Unida). Susana Rodríguez y Antonio Maíllo han sido votados por 584.040 andaluces (16,18%). Suman tres escaños menos que los obtenidos por sus dos partidos en 2015 y se quedan lejos del mejor resultado que IU obtuvo en 1994, cuando alcanzó 20 escaños y superó el 19% de los votos.

Y VOX, que concurrió a las elecciones europeas de 2014 y a las autonómicas de 2015 con pésimo resultado, ha dado el “sorpasso” tras obtener el apoyo de 395.978 votantes (el 10,97%). Tiene representación en todas las provincias andaluzas, obteniendo su mejor resultado en Almería, donde el 19,7% de la población es inmigrante (el 7,67% marroquíes). Allí ha sido el tercer partido más votado (16,79%) alcanzando 2 diputados. También ha sumado 2 escaños en Cádiz, Málaga y Sevilla. En Córdoba, Granada, Huelva y Jaén ha logrado 1 escaño en cada circunscripción.

Es esta irrupción de VOX la que permitirá al popular Moreno Bonilla alcanzar la Junta de Andalucía. Con el respaldo de Ciudadanos, formación que tras las últimas elecciones aupó a Susana Díaz a la presidencia de la Junta.

Quizás recordando esa circunstancia y nada más conocerse el resultado electoral, Susana Díaz ha comparecido ante la prensa para anunciar una ronda de conversaciones con las fuerzas “constitucionalistas” para tratar de “frenar a la extrema derecha -(VOX)- en Andalucía”.

También el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, se ha referido a VOX como a una “fuerza que se sitúa al margen de los valores constitucionales”.

A pesar de haberse aupado al poder con los votos en el Congreso de los golpistas catalanes y de los herederos de ETA, EH Bildu, Ábalos ha calificado como “una mala noticia para el sistema democrático” que VOX, “la extrema derecha”, entre en un parlamento autonómico.

En la dirección federal del Partido Socialista consideran que VOX “se sitúa fuera de los valores constitucionales y europeístas” y por ello piden a los “demócratas garantizar, facilitar y promover un gobierno de carácter constitucionalista y europeísta”.

“Debemos abrir un proceso de diálogo entre los demócratas para abandonar la tensión y para parar el avance de las fuerzas no constitucionalistas en España. Y como fuerza más votada en Andalucía tenemos la responsabilidad de liderar ese proceso para no permitir que sea la ultraderecha la que este marcando la agenda política o el rumbo de Andalucía”, ha insistido.

En el PSOE, socios de los comunistas de Podemos en Madrid y en otros gobiernos autonómicos consideran “impensable” que Partido Popular y Ciudadanos se puedan apoyar en el partido de Santiago Abascal para promover la alternancia política en Andalucía, que lleva casi 40 años gobernada por el PSOE.

Ábalos ha terminado repitiendo que VOX es “populismo de la extrema derecha” y, apelando que está próximo el 40 aniversario de la Constitución (6 de diciembre), ha llamado a “recuperar las señas de consenso, acuerdo, generosidad, unidad e integración territorial establecido en la Carta Magna”.

Puede consultar aquí las 100 Medidas para la España Viva de VOX y juzgar usted mismo si es una formación de “extrema derecha” como se empeñan en decir desde el PSOE y Podemos, entre otros.

Tags: , , , , , ,