1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las obras de Sijena llegan a Aragón

Sijena

Los operarios entran algunas de las obras a su lugar de origen

Las obras de arte del Monasterio de Sijena que se encontraban en el Museo Diocesano de Lérida llegaron ayer a Aragón en cumplimiento de la sentencia judicial que ordenaba su devolución.

El traslado estuvo marcado por algunas protestas y críticas de los partidos soberanistas y por la desaparición de un lienzo del siglo XVIII que no aparece. Así pues, a Villanueva de Sijena sólo han llegado 43 de las 44 piezas reclamadas, que se suman a las 51 que regresaron en verano de 2016 procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña y que desde entonces se pueden disfrutar en el Monasterio.

Los técnicos del Gobierno aragonés llegaron a Lleida de madrugada, junto con 70 agentes de la Guardia Civil. Desde primeras horas de la mañana se congregaron frente al museo grupos de independentistas contra los que los Mossos se vieron obligados a cargar. Llegaron a juntarse 500 personas para protestar por el traslado entre gritos de «humillación» o «expolio» y ataques al alcalde de Lleida, Ángel Ros, del PSC. Entre ellos, cargos de la CUP o el portavoz de ERC en el Congreso Joan Tardá, quien aseguró que lo ocurrido con el tesoro de Sijena es «un ejemplo de lo que puede ocurrir en Cataluña en el caso de que los partidos políticos que han legitimado y avalado el artículo 155 ganasen las elecciones». «Intentan arrasarnos y humillarnos», dijo el diputado. Desde la CUP se habló de «botín de guerra» y «expolio cultural».

Desde el Gobierno, el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró que el traslado se había realizado «correctamente y con profesionalidad» y recordó que el Ejecutivo aceptó defender jurídicamente la posición de la Generalitat e interpuso un recurso de casación para «garantizar los derechos» de la administración catalana.

Los candidatos a la presidencia de la Generalitat también reaccionaron al traslado. La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, expresó respeto a las decisiones judiciales y afeó a la Generalitat haber buscado el «enfrentamiento en vez del acuerdo». El candidato del PSC, Miquel Iceta, considera que se trata de una decisión «precipitada». El líder del PP catalán, Xavier García Albiol, hubiese preferido que las obras se quedaran en Lleida aunque acepta la decisión judicial. Y el candidato de Catalunya En Comú, Xavier Domènech, reclama una «gestión compartida» del conjunto artístico.

Entre las piezas que retornan a su lugar de origen hay fondos de excepcional interés, como es el caso de tres cajas sepulcrales realizadas en madera policromada de la segunda mitad del siglo XV, uno de los escasos ejemplos conservados de este tipo de piezas. La más antigua de ellas es la Caja sepulcral de Sor Isabel de Aragón, atribuida al taller de Blasco de Grañén, datada en torno a 1434. De hacia 1494 es el sepulcro de la Priora de Sijena, Sor Francisquina d’Erill y de Castro, atribuido a Miguel Ximénez. Completa el conjunto la caja sepulcral en madera policromada de Sor Beatriz Cornel, de la segunda mitad del siglo XV. En todos los casos la representación de las prioras yacentes se acompaña de la heráldica familiar.

También entre este grupo de piezas se encuentran cuatro alabastros policromados que pertenecieron al desaparecido Retablo de Santa Ana, c.1529-1530 y que son obra de Gabriel Joly, uno de los artistas más reputados de Aragón de la primera mitad del siglo XVI, escultor francés afincado en Zaragoza y del que se tienen noticias documentales desde 1515 a 1538. Se trata de cuatro escenas: Nacimiento de la Virgen, Esponsales de la Virgen, Santa Ana con la Virgen y el niño, y Dios Padre con Jesús muerto. Se trata de cuatro delicados altorrelieves en alabastro que aún conservan parte de su policromía. Además de estos siete bienes, los únicos que han permanecido expuestos al público de los 44 que se encontraban retenidos en el Museo de Lérida, también se podrán mostrar en su lugar de origen nueve alabastros procedentes del Retablo de la Infancia de Jesús, datado en torno a 1529-1530, también atribuidos a Joly y que se encuentran en desigual estado de conservación: algunos son poco reconocibles, mientras que otros, como el Nacimiento de Cristo, conservan una lectura completa de la escena, por lo que puede apreciarse perfectamente el delicado trabajo del autor.

Además, se atribuye al Maestro de Sijena (1515-1521) la predela en madera policromada procedente del Retablo la Piedad con la representación de los Siete Gozos de la Madre de Dios. Su reconocible estilo con la presencia de arquitecturas renacentistas, el original modo de componer y la paleta por él utilizada vinculan a este artista con el arte centroeuropeo. Completan el listado de estos 44 bienes cuatro tablas policromadas con las representaciones de Santa Rosa de Lima, Santa Ubaldesca, Santa Teresa de Jesús y Santa Clara, datadas en el siglo XVIII, ejemplificación de las virtudes cristianas y de los valores que las monjas de Sijena debían seguir, y una veintena de óleos –uno de ellos, el que el Museo no ha conseguido ubicar- sobre lienzo datados en su mayoría en los siglos XVII y XVIII.

Tags: , , ,