1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La vida es más fácil con seguro

VIX

Tener la vivienda en buenas manos en sencillo

La contratación de un seguro de responsabilidad civil es básica para prevenir contingencias

El 80% de los ciudadanos españoles vive en una comunidad de propietarios. Y al igual que ocurre en las viviendas unifamiliares, los vecinos están obligados a prever cualquier contingencia. En su caso lo mejor es hacerlo de forma coordinada. Los seguros para comunidades de vecinos son fundamentales para evitar los problemas más comunes.

Las aseguradoras pagan cada año 1.300 millones de euros a fontaneros, cristaleros, albañiles o electricistas por la reparación de desperfectos ocasionados por rotura de cañerías, cristales o apagones.

Según datos de UNESPA, asociación empresarial del seguro, los plazos de las reparaciones varían significativamente según sea necesaria la intervención de un profesional u otro. De media, una avería eléctrica se resuelve en 5 días, al igual que una intervención del cerrajero. La reparación de electrodomésticos y la del fontanero alcanzan los seis días. Y la de albañiles y pintores rondan las dos semanas. Las actuaciones del carpintero se van a 19 días, de media, y la del parquetista llega a los 23 días. La categoría “multigremio”, que conlleva la participación de varios profesionales de distinto perfil, es la que implica un plazo de reparación más dilatado. Hasta 28 días.

Pero ¿qué ocurre cuando en plena Navidad una fuga deja sin agua a una comunidad de más de 150 familias? No se puede esperar ni un día. En estos casos es fundamental el papel de una empresa como Cordón Seguros, la mejor compañía de seguros para comunidades capaz de resolver el problema antes de la comida y permitir a cientos de vecinos celebrar el día en paz.

Las aseguradoras son un pilar fundamental de la sociedad. Sus profesionales asesoran a los vecinos sobre cómo llevar a cabo las obras de renovación y reparación de las viviendas. Explican a sus clientes qué requisitos exige la Administración para mantener en regla los edificios y que éstos “pasen” la inspección técnica correspondiente. Y también cómo pagar menos por las imprescindibles obras necesarias para mantener el edifico en perfectas condiciones de habitabilidad.

¿Sabía que si el propietario de una vivienda quiere cambiar el suelo de la misma y tiene un presupuesto total de 10.000 euros, de los que 3.000 euros corresponden a los materiales aportados por quien realiza la obra, toda la obra tributará al tipo reducido (10%) del IVA pero que si los importes son 10.000 y 5.000 euros, respectivamente, el impuesto sobre el valor añadido que corresponde en este caso es el general del 21%?. La Agencia Tributaria establece que las obras tributan al tipo reducido del 10% cuando la persona que realice las obras no aporta materiales para su ejecución, o en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40% de la base imponible de la operación. 

Son detalles, aspectos técnicos, que la gente corriente desconoce porque está a otras cosas. Este es el ámbito de acción de las aseguradoras: velar por la seguridad física y jurídica de las personas, la conservación del patrimonio inmobiliario, las mejoras legales relacionadas con la vivienda o la protección de los consumidores. En definitiva, hacer la vida más fácil y sencilla.

Es conveniente recordar que desde hace unos años las Administraciones Públicas fomentan la rehabilitación de viviendas para lograr una mejor eficiencia energética. Mejorar las condiciones de habitabilidad, sostenibilidad, seguridad, movilidad y accesibilidad en los edificios también es trabajo de los profesionales aseguradores, que han contribuido a que se rehabiliten el 82% de las fachadas de edificios en toda España.

Y en un país en el que la población envejece la instalación de más de 24.000 ascensores en las comunidades de propietarios, gracias en gran medida al asesoramiento de las compañías aseguradoras, ha beneficiado los derechos de las personas con discapacidad para su total inserción social.

Tags: , , , ,