1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La inmersión lingüística echa a los castellanohablantes de Cataluña

CCC

Comparativa de alumnos castellanohablantes «suspensos»

El gobierno catalán se niega a publicar puntuaciones o ratios de fracaso de los alumnos castellanohablantes en las evaluaciones que efectúa

En Pamplona se está implantando el mismo modelo

En Cataluña el fracaso escolar de los alumnos castellanohablantes es el doble que el de los catalanohablantes.

Es una de las principales conclusiones del análisis de los datos de la última edición de PISA que ha llevado a cabo Convivencia Cívica Catalana (CCC) y que puede leer aquí.

Un 20,3% de los alumnos castellanohablantes no consiguieron superar el nivel mínimo de PISA 2015 en matemáticas, más del doble que el 10,1% de catalanohablantes en esa misma situación.

El peor rendimiento académico de los castellanohablantes respecto a los catalanohablantes en Cataluña se constata en todas las materias evaluadas por PISA y en ambos sexos.

El estudio constata además que los estudiantes castellanohablantes en Cataluña muestran un fracaso un 50% superior al de los castellanohablantes en Navarra, Aragón o Madrid, autonomías con similar nivel de desarrollo que la catalana donde tienen la posibilidad de estudiar en su lengua materna.

PISA 2015 también ha ofrecido información sobre el nivel de repetición de curso de los alumnos. En Cataluña hay casi 3 veces más castellanohablantes que catalanohablantes entre los repetidores de 1 curso (72% vs. 28%) y nueve veces más castellanohablantes que catalanohablantes entre los repetidores de 2 o más cursos (90% vs. 10%).

A la vista de estas cifras, Convivencia Cívica Catalana considera que no es exagerado hablar de que en el sistema educativo catalán se está produciendo una auténtica «escabechina» de los castellanohablantes silenciada por el gobierno catalán, que se niega a publicar puntuaciones o ratios de fracaso de los alumnos castellanohablantes en las evaluaciones que efectúa.

PISA 2015 también permite constatar que Cataluña es la región de España donde los alumnos castellanohablantes se sienten menos integrados en la escuela. Un 21,3% de estudiantes castellanohablantes en Cataluña reconocen en el cuestionario de PISA no sentirse integrados, un porcentaje que duplica al de los alumnos castellanohablantes en comunidades como Madrid (9,9%).

CCC considera que el sistema de la inmersión lingüística no es ajeno a estos malos resultados. En un sistema donde la única lengua vehicular admitida es el catalán, los alumnos catalanohablantes juegan con ventaja: la enseñanza es en su propia lengua, aquella que más dominan, mientras los niños castellanohablantes deben sumar al proceso de aprendizaje la dificultad propia de las materias una dificultad lingüística añadida.

Los resultados de PISA demuestran que el actual sistema de la inmersión lingüística en Cataluña está creando una importante fractura y desigualdad educativa: los que hablan una lengua oficial fracasan el doble que los que hablan la otra lengua oficial, perjudicando a aquellos que no tienen la posibilidad de aprender en su lengua propia.

La situación en Cataluña también se vive en Pamplona, donde el Ayuntamiento gobernado por Bildu paga una campaña para fomentar la matriculación en euskera.

Unión del Pueblo Navarro (UPN) denuncia este miércoles que «la concejalía de Educación dirigida por Maider Beloki (Bildu) promociona con los impuestos de todos los pamploneses las escuelas infantiles en euskera, mientras desprecia a las que ofertan castellano y castellano con inglés».

Los regionalistas desvelan que el Consistorio paga 5.700 euros por una campaña de promoción del euskera en el ciclo 0-3 y subvenciona además, junto al Gobierno navarro de Uxue Barkos, otra llevada a cabo por AEK e IKA con 6.395 euros. Por si no fuera poco, «los miembros de esta entidades abordan a los padres que se acercan a matricular a sus hijos insistiéndoles que les matriculen en euskera».

Los «españolistas» critican que «el cuatripartito imponga el euskera en la educación navarra» y recuerdan que «la oferta de escuelas infantiles preparada por Bildu para el curso 17/18 aumenta hasta el 40,6% el porcentaje de plazas en esta lengua».

«La hoja de ruta está perfectamente clara y comenzó con la expulsión de familias de cuatro escuelas el año pasado», afirman desde UPN, donde añaden que «el cambio de modelo lingüístico impuesto en dos centros en 2016, se sumó al traslado de la oferta de castellano y castellano con inglés de los centros donde estaba implantada».

Los regionalistas subrayan que «la opción más demandada por las familias con hijos menores de tres años es la de castellano con inglés», algo que reflejan todos los estudios existentes. «Ni siquiera en los realizados por Bildu la demanda de euskera llega a los niveles ofertados, mientras familias que quieren inscribir a sus hijos en castellano o castellano con inglés quedan fuera».

Según los concejales de UPN, «para Asirón -alcalde de Pamplona- hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda y sólo gobierna para lograr sus objetivos, aunque tenga que pasar por encima de los derechos de decenas de familias».

Tags: , , , ,