1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Junts Pel Sí y la CUP buscan un acuerdo in extremis

CUP

La CUP funciona a base de asambleas

Junts pel Sí y la CUP se reunirán este jueves en Barcelona en lo que se anticipa como el último intento de desbloquear la situación política en Cataluña, abocada a unas previsibles nuevas elecciones.

A escasos tres días de que expire el plazo legal para investir al presidente de la Generalitat, las posturas se mantienen inflexibles y el pacto se percibe casi imposible, aunque ninguna de las partes quiere levantarse de la mesa y aparecer como responsable del fracaso de que las fuerzas independentistas, que suman 72 de los 135 diputados en el Parlamento catalán, se muestren incapaces de iniciar una legislatura para lograr la secesión.

Desde la CUP ya han advertido que sólo apoyará a un candidato que no sea Artur Mas, como Oriol Junqueras o Raul Romeva, mientras que desde JxSí se descarta presentar otro alternativo.

Fue el lunes pasado cuando la dirección de Convergencia Democràtica de Catalunya (CDC) -partido de Artur Mas- rechazó por «unanimidad» plantear un candidato alternativo a la Presidencia de la Generalitat, abogando por reeditar la coalición Junts pel Sí-ERC en los nuevos comicios a los que la falta de acuerdo aboca a Cataluña.

Así lo avanzó el coordinador general de CDC, Josep Rull, en la rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido. Rull criticó que la CUP haya decidido que es «más importante la ideología que la independencia», y acusó a la formación anticapitalista de convertirse en «la gran aliada de los poderes fácticos del Estado» con su «veto» a Mas.

Por su parte, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) por su parte, ha convocado para esta tarde concentraciones en varias ciudades catalanas para forzar un acuerdo entre JxSí y la CUP. La entidad independentista intenta presionar a ambos partidos para que logren «un pacto que permita investir un presidente que inicie el proceso para construir la República Catalana».

Pase lo que pase, ese «posible» pacto nunca lo firmará Antonio Baños, antiguo cabeza de lista de la CUP en las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre que ya ha dejado su acta de diputado en el Parlament al ver como su partido decidió no respaldar la investidura de Mas como presidente de la Generalitat.

En una carta enviada a la militancia, Baños explicó a la militancia que dimite porque la decisión de no investir a Mas va contra las razones que le llevaron a encabezar la lista de la CUP. En la misiva, Baños incide en que su paso por la política tenía «un solo sentido y objetivo»: consumar «la ruptura irreversible» con el Estado para construir una «república catalana» a través de un proceso «constituyente popular y social».

Tags: , , , , , , ,