- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Feijóo abre los bares para ‘celebrar el puente’

Alberto Núñez Feijóo

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo

El presidente gallego pide ‘más responsabilidad que nunca’ y ‘prudencia’ en los reencuentros

En Castilla y Léon, Cataluña y algunas otras comunidades autónomas las autoridades permitirán a la hostelería abrir gradualmente

Las restricciones a la actividad económica y comercial y las limitaciones al movimiento de los ciudadanos van aligerándose en toda España. El Puente de la Constitución que comienza el próximo viernes parece ser la oportunidad elegida por los políticos para probar otra ‘vuelta a la normalidad’.

En Castilla y León, Cataluña y Galicia, por citar algunos ejemplos, las autoridades comienzan a levantar la mano a la hostelería, convertida sin comerlo ni beberlo en el falso foco de la expansión de los contagios en España. No en la Comunidad de Madrid donde el Gobierno de Isabel Diaz Ayuso ha permitido a los dueños de bares y restaurante subir las persianas hasta las 00:00 horas adoptando medidas de seguridad. Cada día cierran en España 200 bares de copas y discotecas por culpa de las restricciones y la falta de un plan de rescate al sector [1].

En el actual estado de la cosas, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este miércoles que desde las 00:00 horas del próximo viernes, 4 de diciembre, se suavizarán las restricciones impuestas a los gallegos.

Entre las novedades avanzadas por Feijóo destaca la apertura gradual y con limitaciones de la hostelería, cerrada desde hace un mes [2], y la posibilidad de reunión entre personas que no viven juntas, que será de un máximo de 4 ó 6 dependiendo de la situación en cada zona.

En relación a la movilidad hacia fuera, el presidente gallego ha anunciado que pedirá a la Delegación del Gobierno que restrinja la movilidad con Portugal durante el puente de la Constitución lo que podrá conllevar, si fuera necesario, establecer el cierre perimetral de la Comunidad.

En lo tocante a la movilidad interna, el criterio seguirá como hasta ahora: en las zonas con máximas restricciones se establecerá un perímetro del que no se podrá entrar o salir excepto por razones justificadas; y, en los ámbitos restantes, habrá libertad de movimientos.

No se introducen cambios en el interior de los comercios, donde seguirá habiendo aforos del 50%; tampoco en el transporte público, que mantendrá las mismas condiciones vigentes en las últimas semanas; y tampoco en el horario nocturno, ya que se mantiene el toque de queda a las 23:00 horas.

Durante la rueda de prensa ofrecida para dar cuenta de las medidas acordadas en el comité clínico, Feijóo ha destacado que, sobre el nivel de máxima restricción (para aquellos ayuntamientos de más de 10.000 habitantes con incidencia acumulada a 14 días igual o mayor de 250), la hostelería podrá abrir sólo terrazas al 50%, hasta las 17:00 horas y con una agrupación máxima de 4 personas convivientes o no.

Los ayuntamientos que se encuentran en este momento en esta situación son Pontevedra y los ayuntamientos perimetrales de Poio y Marín; la almendra que conforman El Grove y Sangenjo; la almendra entre Carballo y Laracha; y de forma individual, tendrán las máximas restricciones Tui, Ponteareas, Moaña, Villalba, Narón, Redondela, Porriño, Cambados, y As Pontes.

En el nivel de restricción medio-alta (para los ayuntamientos de más de 10.000 habitantes, que tengan un incidencia aproximada de entre 150 y 250 a 14 días y para los de menos de 10.000 habitantes con una incidencia de más de 250 a 14 días), la apertura de la hostelería se realizará con un 30% de aforo en el interior y un 50% en el exterior, hasta las 17:00 horas y con una agrupación máxima de 4 personas convivientes o no convivientes.

En esta situación se encuentran, en este momento, las siguientes zonas: la almendra de Ferrol (Ferrol, Fene y Neda); la almendra de Vigo (Vigo, Mos, Nigrán y Gondomar); la almendra de Villagarcía y Villanueva de Arosa; los ayuntamientos individuales de más de 10.000 habitantes -Lugo, Lalín, Cangas-; la almendra Coristanco, Cabana, Malpica, Ponteceso; la almendra Meis, Meaño, Ribadumia; la almendra de Cee, Dumbría, Muxía; y ayuntamientos individuales de menos de 10.000 habitantes -Oroso, La Guardia, Vimianzo, Ribadavia, Xinzo y Vilaboa-.

En el nivel de restricción media -cuando la incidencia a 14 días esté entre 100 y 150 en los ayuntamientos de más de 10.000 habitantes, y entre 150 y 250 en los de menos de 10.000- la apertura de la hostelería se hará con un 40% de aforo en el interior y 50% en el exterior, hasta las 23:00 horas y con una agrupación máxima de 6 personas convivientes o no. Están en esta situación la almendra de La Coruña (La Coruña, Arteixo, Oleiros, Cambre y Culleredo), Burela, Laxe, Silleda, Sotomayor, Ponte Caldelas, Barro y Cerdedo-Cotobade.

Por último, en el nivel de restricción básica -cuando la incidencia esté por debajo de los 100 en ayuntamientos de más de 10.000 habitantes y de los 150 en los ayuntamientos de menos de 10.000- el criterio de apertura de la hostelería será de 50% de aforo en el interior y 75% en el exterior, hasta las 23:00 horas, y con un máximo de 6 personas convivientes o no. En esta situación entran Santiago, Ames y Teo; Ourense, Barbadás y Pereiro de Aguiar; A Estrada y Ares y siguen el resto de los ayuntamientos gallegos.

Feijóo ha pedido que no se interpreten los pasos adelante que se dan en las distintas zonas como un síntoma de relajación. ‘No hay razón para confiarnos, porque sigue habiendo contagios y porque cuanto más nos abrimos más riesgo hay. Por eso pido más responsabilidad que nunca’, ha insistido Feijóo, que ha añadido que la Xunta seguirá incrementando al máximo la capacidad de rastreo y aplicando las restricciones que haya que aplicar en cada lugar y en cada momento.

En Castilla y Léon, el presidente Alfonso Fernández Mañueco explicó ayer que, como ya ocurre desde el pasado viernes en Ávila y Segovia, las provincias de León y Salamanca también pasarán a estar perimetradas. De esta forma la movilidad estará permitida entre ellas pero no estará autorizada respecto a las otras cinco (Burgos, Palencia, Soria, Valladolid y Zamora), en las que aún permanecerán en vigor las medidas adicionales adoptadas el 6 de noviembre. Con esta limitación de la entrada y salida a estos territorios, el gobierno de Mañueco quiere evitar un retroceso en los buenos resultados en la lucha contra la COVID-19 logrados durante las últimas semanas.

Estas limitaciones de entrada y salida del perímetro conjunto de las provincias de Ávila, Salamanca y Segovia, así como del territorio provincial de León, tendrán su excepción en aquellos desplazamientos debidamente justificados: asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; retorno al lugar de residencia habitual o familiar; asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables, entre otros.

En León y Salamanca podrán reabrir desde el viernes bares y restaurante tanto en terrazas como en interiores, los grandes establecimientos comerciales, así como los comercios de más de 2.500 metros cuadrados. También las instalaciones deportivas convencionales y centros deportivos para la realización de actividad física que no sean al aire libre, con asistencia de público en aquellos casos en los que está permitido.