1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El PE recuerda que Cataluña debe garantizar clases en castellano

Estarás

La eurodiputada popular Rosa Estarás vicepreside la Comisión de Peticiones

El Parlamento Europeo ha tomado nota de las denuncias sobre «inmersión lingüística» que sufren los castellanohablantes en Cataluña

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo enviará una carta a las autoridades de Cataluña para recordarles la obligación de garantizar un 25% de clases en castellano en los colegios financiados con dinero público, en cumplimiento de dos sentencias del Tribunal Supremo español de 2015, que, además, fija que deben darse en castellano no solo las asignaturas correspondientes a esta lengua, sino también alguna de las materias troncales.

Así lo ha anunciado la presidenta de la comisión, Cecilia Wikström (ALDE, Suecia), tras escuchar a la representante de la Asamblea por la Educación Bilingüe, Ana Losada, que ha denunciado la situación de discriminación lingüística que sufren los castellanoparlantes en el sistema educativo catalán.

Losada ha señalado que los castellanohablantes ven vulnerados sus derechos al no poder estudiar en su lengua materna y ha apuntado que esta situación se solucionaría con el respeto de la ley. En este sentido, ha recalcado que el objetivo de la asociación es que el bilingüismo de la sociedad se refleje en las aulas y el castellano sea visto como una «lengua de cultura».

La portavoz de la AEB ha hecho hincapié en la especial repercusión que este sistema educativo tiene en los niños con necesidades especiales, que tienen mayores dificultades para aprender las lenguas, y en los escolares procedentes de otras regiones de España, que se ven obligados a asistir a las clases casi exclusivamente en catalán sin conocer el idioma.

Losada ha detallado como padres que residen en Cataluña temporalmente por motivos laborales ven como sus hijos son segregados del grupo clase para ser sometidos a un aprendizaje intensivo del catalán y empeoran sus resultados académicos al negárseles la posibilidad de estudiar en castellano.

Wikström ha confirmado que la petición se mantendrá abierta y ha anunciado el envío de la carta a las autoridades regionales en Cataluña. Además, ha recalcado la necesidad de garantizar la libre circulación en Europa, lo que supone que las familias deben poder desplazarse por todo el territorio europeo sin que los niños vean mermado su derecho a la educación.

En la misma sesión, la comisión ha escuchado también la reclamación de la asociación Impulso Ciudadano sobre la discriminación lingüística que impera en Cataluña en el ámbito del consumo. Su representante, Carlos Silva, ha denunciado la «persecución por parte de la policía catalana» que sufren los negocios con rótulos en castellano a cuyos dueños se multa.

Dichas multas son, según Silva, una vulneración de la libertad de empresa garantizada en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y constituyen una discriminación por razón de lengua, así como un ataque a la diversidad lingüística.

Silva ha subrayado que se ha implantado un «uso exclusivo del catalán en la actividad comercial, con la consiguiente vulneración de los derechos de los castellanoparlantes». En este sentido, ha indicado que estos ciudadanos no tienen acceso a determinada información en una lengua comprensible. Por ello, ha pedido a las autoridades europeas que declaren discriminatorias la política lingüística de las autoridades catalanas consistente en el monolingüismo en catalán y la exclusión del castellano.

Tanto respecto de la petición de la AEB como en la de Impulso Ciudadanos la Comisión Europea ha reiterado que son los Estados miembros los que deben legislar y en este sentido, ha insistido que «corresponde a los gobiernos español y catalán decidir sobre la inmersión lingüística».

En la sesión ha participado la eurodiputada popular y vicepresidenta de la Comisión de Peticiones, Rosa Estaràs, quien ha pedido «preservar el bilingüismo cordial, el equilibrio, la armonía y el sentido común en Cataluña frente a quienes quieren fracturar a la sociedad catalana».

Durante su intervención en el Parlamento Europeo Estaràs ha detallado cómo en Baleares «sufrimos un gobierno con políticas que provocan la fuga de médicos y otros profesionales por la exigencia del catalán y la falta de flexibilidad». La situación es tan absurda, ha manifestado, que «hoy en día Chopin no podría tocar en la orquesta sinfónica de Baleares».

En este sentido, ha reivindicado que «los partidos independentistas están convirtiendo la lengua en instrumentos arrojadizos para fracturar y no como un elemento de entendimiento que sirva para unir». Además, ha hecho hincapié en la necesidad de adaptar el sistema educativo y lingüístico a los niños con necesidades especiales y con discapacidad. La lengua, como cualquier instrumento educativo, «ha de ser integradora e igualitaria, por todos y para todos», ha afirmado.

Asimismo, la eurodiputada mallorquina ha reiterado «la importancia de la igualdad, la flexibilidad y el sentido común por encima de cualquier contexto, interés e ideología. La política está para unir y solucionar problemas, no para agravarlos o utilizarlos en propio beneficio».

Estarás ha apoyado a Ana Losada y Carlos Silva, quienes han reivindicado durante sus intervenciones estar «ante una vulneración del Artículo 38 de la Carta de Derechos Fundamentales Europea». La Comisión Europea ha decidido mantener abierta la petición.

Tags: , , , , , ,