1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El nacionalismo vasco sale a la calle por el derecho a decidir

Gure Esku Dago

Los niños también participaron en la cadena humana (Imagen: Gure Esku Dago)

Miles de personas unen las tres capitales vascas en una cadena humana como hicieron en su día los independentistas en Cataluña

Unas 175.000 personas se movilizaron ayer en el País Vasco para reivindicar el derecho a decidir.

Al igual que en su día hicieron los independentistas catalanes, formaron una cadena humana que conectó Bilbao, San Sebastián y Vitoria. Los nacionalistas vascos convocados por la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestras manos) estuvieron acompañados por el presidente del Partido Nacioanlista Vasco (PNV), Andoni Ortuzar, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, o el portavoz de Esqerra Republicana (ERC) en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián.

Al finalizar el acto los manifestantes mostraron su confianza en que en 2019 se puedan dar “pasos significativos para avanzar en el derecho a decidir”, lo que consideran “un instrumento fundamental para garantizar la convivencia a largo plazo”.

En declaraciones a la prensa, el dirigente del PNV Joseba Egibar manifestó que “el pueblo vasco ha mostrado su adhesión al derecho a decidir. Codo con codo, los vascos podemos conseguir muchas más cosas de las que nos imaginamos”. La portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, por su parte, instó a los responsables políticos a que “no cierren los ojos ante los miles de ciudadanos vascos que han salido a la calle” para respaldar el derecho a decidir.

Miguel Angel Morales, secretario de Organización del PSE-EE, socio de Gobierno del PNV en el País Vasco afeó la presencia de alcaldes y diputados generales en la cadena humana, asegurando que es “un papel que no les corresponde”.

Algo más duros han sido en el PP vasco, desde donde se ha responsabilizado al PNV de “avivar la ruptura social” en Euskadi al “apoyar de un modo irresponsable” la movilización.

La secretaria general de los populares vascos, Amaya Fernández, criticó la presencia de la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria, por “vulnerar la función de neutralidad de su cargo”. Según la dirigente popular, recordaba a la adoptada “de forma irresponsable” por el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent.

Fernández tildó de “temeridad” que los tres diputados generales y los alcaldes de Bilbao, Vitoria y San Sebastián hayan secundado la iniciativa a favor del derecho de autodeterminación “priorizando sus intereses ideológicos”.

La dirigente popular añadió que si hasta hace tres días Gure Esku Dago era una iniciativa residual cuya representatividad caía en picado por la baja participación de los vascos en sus iniciativas soberanistas, el aumento progresivo de la participación de cargos del PNV y del Gobierno de Iñigo Urkullu “han reanimado una iniciativa sin futuro, poniendo así en riesgo el futuro de los vascos”. “El PNV se ha volcado con Gure Esku Dago de una forma sin precedentes y el Gobierno vasco de Iñigo Urkullu le ha dado un rango de autoridad que no se merece a través de guiños públicos y reuniones al más alto nivel”, ha añadido.

Para el PP vasco, “el PNV ha cruzado la línea roja en Madrid y en Euskadi”. “En Madrid ha formado coalición con partidos que proclaman su falta de respeto a la legalidad como seña de identidad” y “en Euskadi está decantándose por Bildu y por el derecho de autodeterminación en lugar de por la mano tendida del PP vasco hacia la estabilidad y los intereses de la ciudadanía”.

Según los populares vascos lo que hace el partido de Gobierno en el País Vasco apoyando estas movilizaciones es justificar que el principio democrático está por encima del derecho de la legalidad, cuando sin ley no hay democracia. Y esto, puntualizan, “lo hemos aprendido en Cataluña”.

Para terminar, Amaya Fernández acusó al lehendakari Iñigo Urkullu de impulsar “un descenso sin frenos hacia la ruptura social” y al Partido Socialista en Euskadi de permanecer inmovil cuando el PNV, su socio en el Gobierno vasco, en ayuntamientos y en Diputaciones, se manifestó a favor del referéndum ilegal de Cataluña el pasado septiembre, y ahora cuando “ya camina en Euskadi de la mano del hermano pequeño de la ANC catalana”.

Para olvidarse Fernández de que a finales de mayo PNV y Bildu aprobaron en el Parlamento vasco una propuesta de preámbulo del Estatuto vasco -que fue rechazada por PP, PSE-EE y Podemos- que distingue entre “nacionalidad” vasca y “ciudadanía” o “vecindad administrativa” de quienes residen en la comunidad. Además el texto reclama una relación “bilateral” dentro de un “modelo confederal” entre el País Vasco y el Estado y el blindaje del autogobierno, así como el “derecho a decidir” del pueblo vasco, que reconoce como “nación”.

Tags: , , , , , , , ,