1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El Gobierno Vasco educa en el consentimiento a ETA

Herenegun

Así se presenta Herenegun

Las víctimas de la banda terrorista exigen a Urkullu que retire unas unidades didácticas incluidas en la asignatura de Historia

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE) exige al Gobierno de Íñigo Urkullu que modifique por completo las unidades didácticas ‘Herenegun!’ que cursarán en Historia los alumnos de 4º de la ESO y de 2º de Bachillerato de los colegios del País Vasco.

Las víctimas de ETA advierten de que contradicen los principios que inspiran la ley vasca de víctimas del terrorismo, ya que tratan por igual a los terroristas y a sus víctimas.

En ‘Herenegun!’ no se deslegitima ni la trayectoria criminal de ETA ni su proyecto político totalitario y excluyente, afirman desde el Colectivo, que recuerdan que en la sociedad vasca no cabe un «proyecto político de nacionalismo radical que conlleve totalitarismo identitario y exclusión por negación de la libertad de identidad».

Los materiales educativos aprobados como «experiencia piloto» por el Gobierno del Partido Nacionalista Vasco (PNV) tienen un punto de partida equivocado, ya que admite la «teoría del conflicto», es decir, que lo sucedido en los últimos 60 años en España se produjo porque «había un conflicto» frente al que ETA intervino.

Para las víctimas de los terroristas, el material educativo que comenzará a usarse en los colegios vascos avala que ETA es el resultado de una injusticia histórica cometida contra un «pueblo vasco oprimido» y, por ello, «su responsabilidad criminal resulta atenuada o negada».

El Colectivo defiende que el punto de partida para explicar el terrorismo de ETA es único: ETA surgió para imponer un proyecto político nacionalista vasco radical en el País Vasco y en Navarra, independientemente de que en España hubiese democracia o no. Prueba de ello es que la gran mayoría de sus acciones criminales las cometió en democracia.

COVITE reclama la sustitución de las adendas porque, además, en las preparadas para los alumnos de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, se mezclan los testimonios de condenados por terrorismo -como Hasier Arraiz o la parlamentaria de EH Bildu Jone Goirizelaia- con los de «las víctimas y aquellos que han defendido el Estado de derecho». Cuando quien debería explicar qué es ETA y por qué mataba son los historiadores e intelectuales.

El caso de Arraiz es definitivo y definitorio de lo que busca el gobierno peneuvista de Urkullu en el País Vasco. En ‘Herenegun!’ el miembro del PP Borja Sémper relata su testimonio como amenazado por ETA. Correcto. Lo que pasa es que inmediatamente después aparece el ex dirigente de Sortu Hasier Arraiz -quien hubiera justificado el asesinato de Sémper- lamentándose por haber tenido que «dormir con un ojo entreabierto porque siempre teníamos un coche de policía debajo de casa».

Las víctimas tienen claro que con esta forma de contar las cosas se argumenta que, «como todos hemos sufrido, independientemente de los motivos, todos somos, en cierto modo, culpables de la historia reciente de violencia del País Vasco».

Si esta visión de los hechos triunfase, dicen los damnificados por el terror etarra, «si todos somos culpables, nadie lo es, imponiéndose una impunidad moral, social y política». Por ello es necesario que las políticas de educación y memoria pública del Gobierno Vasco dejen claro quién ha matado y por qué lo ha hecho, así como la responsabilidad que ha tenido una parte de la sociedad vasca, por acción o por omisión, en la perpetuación del terrorismo de ETA.

Asimismo, el colectivo presidido por Consuelo Ordóñez denuncia que las unidades didácticas del Gobierno Vasco no abordan una cuestión fundamental: la de por qué mataron los terroristas de ETA. «ETA mató porque quería imponer un proyecto político nacionalista vasco radical. Y, para imponer ese proyecto, produjo víctimas. Esas víctimas están en la razón de ser de ETA», remarcan.

Por otra parte, COVITE considera que se pasa por alto el daño causado por ETA a la democracia española en su conjunto. «ETA atentaba contra quienes defendían la España democrática porque su proyecto político de ETA es totalitario y antidemocrático y se basa en la exclusión y la limpieza ideológica».

Las víctimas han redactado un documento –que puede leer aquí– en el que enumeran datos y conceptos erróneos que se encuentran en las unidades didácticas. Pero hay uno que prima sobre los demás. En ‘Herenegun!’ se habla de sumar «memorias». Pero la memoria no tiene nada que ver con la Historia. Esta última parte de un criterio de veracidad y no de una suma de testimonios…

Por curioso que parezca, la fundación Egiari Zor también ha pedido que se retire «inmediatamente» la unidad didáctica elaborada por la Secretaria para la Paz y la Convivencia, el Instituto Gogora y el Departamento de Educación de Vitoria. A su juicio, «trata de manera incomprensiblemente superficial la violencia ejercida por el Estado», lo que les ha provocado «un profundo sentimiento de incomprensión». Por este motivo, pide redactar un nuevo documento que «tenga como objetivo dar a conocer todas las violencias».

En su documento fundacional, Egiari Zor afirma que «existe un conflicto político de hondas raíces que los estados español y francés han incitado con la imposición y la violencia. En las últimas cinco décadas, el conflicto ha sido también armado, lo que ha ocasionado que centenares de personas perdieran la vida, mientras que miles han resultado heridas, torturadas, encarceladas y amenazadas. (…). Los estados sólo han utilizado estrategias represivas para vulnerar derechos e imponer su sistema, negando en todo momento la naturaleza política del conflicto y callando sus consecuencias».

Tags: , , , , , ,