1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cae una banda de búlgaros que quería hacerse con la prostitución en Marbella

CNP

Los agentes revisan parte de lo incautado a la banda

En una operación en la que han participado agentes de la Policía Nacional y la Policía de Bulgaria, coordinados por Europol y Eurojust se han practicado 21 registros domiciliarios en Málaga y otros 15 en Bulgaria

La Policía Nacional junto a policías búlgaros, coordinados a través de Europol y Eurojust, han desarticulado una organización criminal de origen búlgaro que pretendía hacerse con el control absoluto de la prostitución en toda la zona de la costa malagueña de Torremolinos y Marbella.

La operación se ha saldado con la detención de 34 miembros de dicha organización, que operaba en ambos países. Además, se han llevado a cabo 21 registros domiciliarios en distintas localidades malagueñas y otros 15 en Bulgaria. El juez instructor ha decretado el embargo de 6 inmuebles y 18 vehículos y el bloqueo de numerosas cuentas bancarias. Trece víctimas han sido liberadas.

La operación hispano-búlgara comenzó en septiembre de 2014, cuando una mujer búlgara se presentó en la Comisaría de Policía Local de Marbella asegurando haber escapado de unas personas que la obligaban a prostituirse en la zona de Puerto Banús.

Tras comprobar la veracidad de las declaraciones comenzaron las primeras investigaciones en las que se descubrió que los primeros explotadores localizados formaban parte de un enorme entramado internacional que operaba principalmente en España y Bulgaria, y cuyo propósito final era hacerse con el absoluto control de la prostitución en la zona de la costa de Marbella.

La operación traspasó el ámbito policial y se sumó el judicial. Un equipo conjunto de Investigación formado por agentes búlgaros y españoles fue coordinado por Eurojust y Europol y liderado por el instructor de la causa.

El «modus operandi» era el siguiente: los miembros de la organización asentados en Bulgaria buscaban mujeres jóvenes en las zonas más deprimidas del país. Abusando de su precaria situación en unos casos, o recurriendo a métodos como el conocido del «lover boy» en otros, las convencían para desplazarse con ellos hasta nuestro país en busca de una vida mejor.

Tras conseguir su consentimiento viajaban con ellas hasta el aeropuerto de Málaga, donde eran recibidas por otros miembros de la organización que las trasladaban a distintos apartamentos de Torremolinos en los que eran alojadas en compañía de otras mujeres en su misma situación. Entonces eran informadas de que a partir de ese momento debían trabajar para la organización ejerciendo la prostitución. Si se negaban eran agredidas violentamente y las amenazaban con causar daños a sus familiares en Bulgaria, a lo que eran especialmente sensibles las víctimas que habían dejado a sus hijos en dicho país.

Las mujeres eran controladas permanentemente. En los apartamentos donde residían siempre vivía una «controladora» que las vigilaba permanentemente. Las víctimas ejercían la prostitución en Puerto Banús, adonde eran trasladadas diariamente por la organización desde Torremolinos en grupos de seis o siete. Allí captaban clientes en las calles con los que después se desplazaban a hoteles o a pisos-prostíbulo dispuestos por la organización, que también son controlados por las «mamis».

En los pisos donde vivían las enseñaban también a robar a los propios clientes, a los que despojaban de sus tarjetas de crédito y dinero en efectivo. El perfil del cliente era el de un turista, extranjero, con objetos de valor y ebrio.

Tras convencerles de que sacasen dinero del cajero y ver cuál era el PIN de la tarjeta en el prostíbulo otra parte de la organización les sustraía las tarjetas de crédito y sacaban dinero de los cajeros de la zona. En ocasiones llegaron a dormir a los clientes suministrándoles algún narcotizante con las bebidas consumidas.

Durante el operativo, que se ha realizado de manera simultánea en España y Bulgaria, los agentes han detenido a 34 miembros de la organización (26 en España y 8 en Bulgaria) y liberado a 13 de sus víctimas. En total se han practicado 21 diligencias de entrada y registro en Málaga, Torremolinos, Marbella y Estepona y otras 15 en diferentes localidades búlgaras, en las que se han intervenido casi 50.000 euros en efectivo, 1.600 libras esterlinas y 300 dólares, cinco vehículos, doce relojes de alta gama (seis de ellos de la marca «Rolex») y gran cantidad de medicamentos narcotizantes.

Además, por orden de la autoridad judicial, se ha procedido al embargo de seis inmuebles y dieciocho vehículos -algunos de alta gama- y al bloqueo de numerosas posiciones bancarias en diferentes entidades financieras, pertenecientes a los miembros de la organización.

La operación continúa abierta, por lo que no se descarta que se produzcan nuevas detenciones.

Tags: , , , , ,