1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Cae el capo de los narcos del hachís del Campo de Gibraltar

AEAT

El jefe de los Castañas ya está detenido (AEAT)

El arrestado, del clan de «los Castañas», llevaba fugado de la justicia desde finales del año 2016

Han hecho falta más de cien agentes para garantizar su detención

La Policía Nacional ha detenido en La Línea de la Concepción (Cádiz) a Antonio Tejón Carrasco, uno de los principales narcotraficantes del campo de Gibraltar que llevaba 19 meses fugado de la justicia.

El arrestado es junto a su hermano uno de los líderes de la organización conocida como «los Castañas» y llevaba huido desde finales del año 2016, cuando se llevó a cabo la operación RONAL que permitió la detención de 30 personas y la incautación de una tonelada de estupefaciente y 350.000 euros en efectivo.

Tras varias indagaciones, los agentes supieron que el detenido frecuentaba una vivienda situada en una zona de calles angostas de la localidad gaditana. Usaba medidas de seguridad para entrar y salir y se valía de terceras personas para escabullirse.

En la noche de ayer se puso en marcha el dispositivo policial para arrestArle. Más de cien agentes se desplegaron en la zona para garantizar el éxito de la operación, prevenir posibles altercados y realizar la entrada y registro en dos inmuebles. El arrestado fue finalmente localizado y detenido en el interior de una de las viviendas.

A finales de 2016 un dispositivo formado por más de 150 agentes permitió la detención en Cádiz y Marruecos de 30 miembros de «Los Castañas». Durante aquella operación se registraron 21 domicilios y naves en la provincia gaditana. Los agentes se incautaron de una tonelada de hachís, 350.000 euros en efectivo, 16 vehículos, tres embarcaciones semirrígidas, varias armas de fuego, 17 inmuebles por valor de tres millones de euros y se han bloqueado 24 cuentas pertenecientes a diferentes personas físicas y jurídicas.

Pero a pesar del amplio dispositivo desplegado, varios de los investigados se dieron a la fuga huyendo a Marruecos, país cuyas autoridades han colaborado para la detención ahora practicada.

«Los Castañas» monopolizaban el tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar y ocultaban la droga en El Zabal, un popular barrio de La Línea de la Concepción. Además de traficar con hachís y gracias a la amplia infraestructura que poseen en la zona, cobraban elevadas sumas de dinero alijando toneladas de droga para otras organizaciones criminales.

Disfrutaban de un altísimo nivel de vida. Realizaban viajes caros y acudían a grandes acontecimientos deportivos, alojándose en hoteles de gran lujo, adquiriendo coches de alta gama y viviendas de lujo.

Cada transporte de droga lo llevaban a cabo con al menos dos embarcaciones semirrígidas de más de 12 metros de eslora con capacidad para transportar unas tres toneladas de hachís cada una. También utilizaban equipos de transmisiones con los que se comunicaban durante el transporte, desembarco, y ocultación del estupefaciente, además de contar con numerosas personas que realizaban las funciones de vigilancia en puntos estratégicos para alertar de cualquier actuación policial.

Muchas de las viviendas del clan en El Zabal eran empleadas para guardar la droga. Estaban a nombre de familias humildes sin antecedentes policiales a quienes les «compraban» con la casa, coches y dinero.

La organización disponía de al menos dos «narcoembarcaderos», situados en uno de los márgenes del Rio Guadarranque, por donde salían las embarcaciones con destino a Marruecos y por donde posteriormente eran recogidas tras realizar el alijo.

Con las embarcaciones semirrígidas y vehículos todoterreno robados cargaban y transportaban la droga. Tres de estas embarcaciones, de unos 12 metros de eslora y con varios motores de 300 caballos -valoradas en 200.000 euros cada una-, han sido intervenidas durante los registros.

Los conductores que realizaban la carga de la droga en la playa para llevarla hasta las «caletas» o «guarderías» habían recibido órdenes de embestir contra cualquier vehículo que intentara pararlos, ya fueran integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o de cualquier otra organización que pretendiera sustraer la droga.

De hecho, en varios de los desembarcos fueron arrollados vehículos policiales cuando intentaban frustrar el desembarco de la droga.

Tags: , , , , ,