1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La UE culpa a España de no cuidar el aire de Madrid y Barcelona

Madrid Central

Madrid Central tiene que ser mejorado, según el actual equipo municipal

La Comisión lleva a España ante el TUE por incumplir «sistemáticamente» desde 2010 las normas sobre la calidad del aire

La Comisión Europea (CE) ha decidido hoy llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la mala calidad del aire en Madrid y Barcelona, donde no se respetan los valores límite de dióxido de nitrógeno (NO2).

La decisión confirma, de acuerdo con los datos facilitados, el incumplimiento «sistemático» desde 2010 de las normas de la Unión sobre los valores de dióxido de nitrógeno (NO2).

Bruselas remite el expediente de España al Tribunal por incumplir reiteradamente los límites legales de NO2 en las zonas urbanas de Madrid, al área Barcelona que engloba 19 municipios y el Bajo Llobregat, que ya cumplió con los límItes legales al año pasado. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, en España son atribuibles al NO2 casi 9.000 muertes prematuras anuales.

Pese a la obligación de los Estados miembros de garantizar una buena calidad del aire a los ciudadanos, la contaminación atmosférica sigue siendo el problema principal de salud ambiental en la UE, ya que se estima que en el conjunto de la UE se producen anualmente 400.000 muertes prematuras por la mala calidad del aire. La situación es especialmente grave en las grandes ciudades.

La contaminación provoca enfermedades graves como asma, problemas cardiovasculares y cáncer de pulmón, patologías que cuestan cada año más 20.000 millones de euros.

El dióxido de nitrógeno (NO2) procede principalmente de actividades humanas, como el tráfico por carretera, sobre todo de los vehículos diésel, y la industria. Según el Derecho de la UE, desde enero de 2010 los Estados miembros deben cumplir los valores límite de NO2.

Tras conocerse la decisión de la Comisión, la eurodiputada del Partido Popular y presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha asegurado que «es una consecuencia directa de la incapacidad de la izquierda para gestionar y reducir la contaminación del aire».

«La Comisión Europea ha tomado esta decisión con datos de 2018 de Madrid y Barcelona, ciudades que en los últimos años han sido gobernadas por partidos de izquierda: Podemos y PSOE», ha añadido Montserrat.

Asimismo, Dolors Montserrat ha recordado que el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid ya está trabajando en un plan integral para mejorar la calidad del aire en la capital, «mientras en Barcelona no se ha tomado ninguna decisión aparte de lanzar globos sonda a los medios».

Efectivamente, con su decisión la Comisión inicia una nueva fase del procedimiento de infracción que España tiene abierto desde 2014 por rebasar los valores legales de NO2. Si se sustancia en su totalidad, podría suponer la imposición de una multa económica. No obstante, la CE continuará monitorizando los avances adoptados por las distintas administraciones y el expediente podría cerrarse si se acredita que cumplen la normativa.

Según la base de datos de calidad del aire del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), en los meses de abril, mayo y junio de 2019, 21 de las 24 estaciones de medición de la ciudad de Madrid arrojaron descensos en los niveles NO2 con respecto al mismo periodo del año anterior. El descenso más destacado se produjo en la estación de Plaza del Carmen, pasando de un valor medio diario de 40 μg/m3 a 23 μg/m3.

Por otra parte, las partículas (PM10) están presentes principalmente en las emisiones procedentes de la industria, el tráfico y la calefacción doméstica, pero también proceden de las emisiones de la agricultura. El dióxido de azufre (SO2) se emite cuando se queman combustibles que contienen azufre (carbón y petróleo), como ocurre con la calefacción doméstica, la generación de electricidad y los vehículos de motor. El SO2 puede afectar al sistema respiratorio y a las funciones pulmonares y causar irritación ocular. El ácido sulfúrico es también el principal componente de la lluvia ácida, que es una de las causas de la deforestación.

En el caso de Bulgaria, los últimos datos de dióxido de azufre (SO2) presentados muestran un reiterado incumplimiento de los valores límite horarios o diarios de SO2 en la zona sudoriental, donde se encuentran las cuatro centrales térmicas de mayor tamaño de este país. Desde 2005, las normas de la UE establecen valores límite para la concentración de SO2 en el aire ambiente. Estas disposiciones son aplicables a Bulgaria desde su adhesión a la UE el 1 de enero de 2007. La decisión de hoy constituye una segunda remisión ante el Tribunal de Justicia de la UE debido al incumplimiento por parte de Bulgaria de las normas de calidad del aire de la UE. En su sentencia de 5 de abril de 2017, el Tribunal confirmó el incumplimiento por parte de Bulgaria de los valores límite para las PM10 (Comisión contra Bulgaria, C-488/15).

Cuando se rebasan los valores límite fijados por la legislación de la UE sobre la calidad del aire ambiente (Directiva 2008/50/CE), como en los casos de Bulgaria y España, los Estados miembros deben adoptar planes de calidad del aire y garantizar que dichos planes establezcan medidas adecuadas para que el período de superación de los valores sea lo más breve posible. Guiada por el principio de subsidiariedad, la legislación deja a los Estados miembros la elección de los medios para cumplir los valores límite.

Tags: , , , , , , , ,