1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El 33% de los viajes en autobús en Madrid se hace de forma irregular

Empresas del Transporte Madrid

Las caras de los empresarios madrileños lo dicen todo

Unos 150 autobuses portugueses transportan cada año de forma clandestina a más de 400.000 viajeros en la Comunidad de Madrid

Las empresas madrileñas del sector pierden 60 millones de euros al año

«Inacción, trato de favor y desregulación». Son algunas de las palabras que usan los empresarios del transporte de pasajeros de la Comunidad de Madrid para calificar la gestión de las Administraciones Públicas en el sector.

La Asociación Autocares Independientes Discrecionales de Madrid denuncia este martes la expansión experimentada por operadores clandestinos (portugueses, chinos y sudamericanos principalmente) durante los últimos 20 años en la Comunidad de Madrid.

Este «intrusismo» con vehículos sin homologar e incumpliendo la normativa laboral se traduce en competencia desleal hacia las empresas madrileñas.

La situación de los empresarios madrileños del sector se hace más complicada porque «las Administraciones mantienen bloqueada la renovación de los concursos y concesiones públicas de las principales rutas nacionales desde hace décadas, lo que provoca una cada vez mayor concentración del sector en grandes empresas».

Sólo en la Comunidad de Madrid 150 autobuses de empresas portuguesas prestan sus servicios de forma clandestina y con total impunidad transportando a más de 400.000 viajeros por la región. Incumplen la ley de cabotaje que regula los días en los que las empresas extranjeras de transporte pueden prestar sus servicios en otro país. Tampoco cumplen las condiciones laborales que establece el convenio colectivo pues pagan a sus trabajadores «sueldos de 800 euros» y les obligan a vivir «en condiciones ínfimas en barracones que repercuten directamente en la calidad y la seguridad del servicio».

En cuanto al transporte nacional, 1 de cada 3 de los servicios que se realizan en la Comunidad de Madrid son realizados por empresas nacionales que no cuentan con centro de trabajo en la propia región, lo que incumple el convenio. Además, no respetan los derechos laborales de sus trabajadores, a los que les pagan sueldos mucho más bajos y a quienes tienen en peores condiciones. Otro claro ejemplo de competencia desleal.

En total, la actuación irregular de las empresas clandestinas que operan en la Comunidad de Madrid supone un perjuicio anual de 60 millones de euros a las empresas madrileñas. A nivel nacional, sólo en los los últimos 10 años han cerrado 562 empresas de transporte en toda España.

La falta de inspección y control por parte del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid permite a las empresas concesionarias de rutas regulares, que reciben subvenciones de ayuntamientos y gobierno regional, realizar segundos servicios para colegios, empresas, turistas, excursiones…, a lo largo de su jornada de trabajo, lo que les permite competir con precios por debajo de las tarifas de mercado.

En algunos casos, llegan a cobrar el servicio dos veces, por un lado del Consorcio Regional de Transportes y por otro del cliente que contrata el servicio escolar, el transporte de grupos, etc.

En la ciudad de Madrid, el Bus Turístico debería operar con total libertad y sin ninguna restricción pues no es un servicio esencial. En cambio, el consistorio ha convocado un concurso para hacerse con el servicio. También debería abrirse a la libre competencia el autobús al aeropuerto (Bus Aeropuerto Express) que ahora realiza en exclusiva la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Este «abandono» de la Administración obliga a Autocares Independientes Discrecionales de Madrid a exigir a los políticos que gestionen correctamente la regulación del transporte discrecional. «La seguridad y la sostenibilidad ambiental» están en juego, advierten.

Tags: , , , , ,