1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los «puntos negros» del Transporte

DGT

Las retenciones y atascos producen muchos contaminantes (DGT)

Los coches causan el 20% de las emisiones de dióxido de carbono en las ciudades y el 39% del óxido de nitrógeno

Según datos de la Dirección General de Tráfico, durante estas fechas se prevén 15,5 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 7,4% más de los que se produjeron el año pasado

El transporte es el sector que más energía consume en España. Alcanza un 40% del total nacional. Solamente los turismos representan aproximadamente el 15% de toda la energía final consumida en España, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Este consumo de energía causa el 20% de las emisiones de dióxido de carbono en las ciudades y el 39% del óxido de nitrógeno. Estos porcentajes han sido facilitados por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) esta mañana, cuando ha informado de que el 35% de la población española respira aire contaminado y de que el tabaquismo y la contaminación causan en España 70.000 muertes al año.

La Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos Urbanos (ATUC), aprovecha estos datos para señalar que las enfermedades relacionadas con la contaminación son responsables del 1,7% del coste anual sanitario en los países desarrollados. Estas pérdidas de bienestar ascienden al 6,2% del PIB mundial.

Tras la publicación del último informe de la ONU del que se desprende que el 95% de la población del planeta reside en zonas con niveles de partículas finas superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la patronal del transporte publicó quiere convertir el transporte público en una solución real para mejorar la calidad del aire y la vida de las personas en las ciudades.

Mientras que desde SEPAR apuntan que la contaminación del aire es un carcinógeno de primer orden, ATUC recuerda que, según un estudio de la Agencia Europea del Medioambiente (AEMA), los coches son responsables del 20% de las emisiones de dióxido de carbono que se producen en las ciudades y del 39% del óxido de nitrógeno.

En este sentido, la patronal lamenta que el parque automovilístico en España se encuentre tan «dieselizado» pese a que los diésel emiten aproximadamente un 15% más de dióxido de carbono por litro de carburante que los gasolina. Y sostiene, a partir de explicaciones de Olaia Bronte, neumóloga del Hospital de Galdakao (Bizkaia) y miembro de SEPAR, que los altos niveles de tráfico y las consiguientes emisiones de vehículos se han correlacionado con un aumento en la frecuencia de las exacerbaciones de asma y las infecciones respiratorias -especialmente en personas que residen en áreas urbanas-, así como un aumento en sensibilidad a las alergias inducidas por polen.

Además, asegura que las personas que viven más próximas a carreteras muy transitadas tienen una mayor incidencia de enfermedades respiratorias, un mayor deterioro de la función pulmonar, un menor desarrollo pulmonar y un mayor riesgo de mortalidad por causa respiratoria.

El 3% de la mortalidad anual en España es atribuible a la contaminación atmosférica, de acuerdo a las informaciones de SEPAR. Y ATUC revela que entre los contaminantes más dañinos destacaría el material particulado (PM), que se relaciona con el incremento de síntomas respiratorios, el deterioro de la función pulmonar, el menor desarrollo pulmonar, la inflamación de las vías aéreas, el aumento de asistencias en los servicios de urgencias por causa respiratoria como agudizaciones de enfermedades…; aunque también se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer de pulmón, con el aumento de la mortalidad diaria e incluso con la mortalidad por enfermedades cardiorrespiratorias.

Otros de los principales contaminantes serían los óxidos de nitrógeno (NOx), que incrementan los síntomas respiratorios, aumentan la reactividad bronquial, disminuyen el desarrollo de la función pulmonar, producen inflamación en la vía aérea y debilitan el sistema inmunitario. De igual modo, la exposición urbana a NOx se ha asociado con el aumento global de la mortalidad, el cáncer de pulmón, el aumento de hospitalizaciones por neumonía y el incremento de las visitas a urgencias por causa respiratoria. Asimismo, en niños que se encuentren en edad escolar y preescolar se ha relacionado con bronquitis aguda y tos.

El ozono (O3), por su parte, se relaciona con el aumento de síntomas respiratorios, el deterioro de la función pulmonar, la inflamación de la vía aérea, la mayor susceptibilidad para la adquisición de infecciones, el aumento de atenciones en los servicios de urgencias por agudización de enfermedades pulmonares crónicas y el incremento de hospitalizaciones por neumonías. De forma paralela, la exposición crónica a O3 produce un aumento de la mortalidad por causa respiratoria.

Desde ATUC advierten de la amenaza que suponen los compuestos orgánicos volátiles (VOC) que pueden estar relacionados con un espectro de enfermedades que van desde leves (irritaciones) a muy graves (cáncer). En recién nacidos y niños, la exposición a VOC aumenta el riesgo de afecciones respiratorias de origen alérgico e infecciones respiratorias.

Finalmente, la patronal alerta de que la contaminación atmosférica aumenta la prevalencia e incidencia de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en la población adulta y el asma en la infancia y en la edad adulta, y de que las emisiones de los vehículos constituyen un riesgo grave de síndrome de bronquiolitis obliterante e incluso de mortalidad después de un trasplante de pulmón.

Jesús Herrero, secretario general de la patronal, defiende que «el transporte público es el mejor antídoto para reducir las emisiones, limpiar las ciudades y tratar los problemas de salud que afectan a las personas en los entornos urbanos provocados por los vehículos privados». Para combatir este nefasto efecto de la mayor movilidad ciudadana Herrero apuesta por propiciar el uso inteligente y no indiscriminado del automóvil y, al mismo tiempo, potenciar el transporte público y complementarlo por otros modos como la bicicleta o el coche compartido».

ATUC agrupa a las empresas de transporte público de España, un sector que crea más de 25.000 empleos, genera más de 5.000 millones de euros al año en facturación y mueve a más de 3.000 millones de personas en  bus, metro, tren y tranvía.

Tags: , , , , ,