1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Fagor no es el único caso de fracaso económico vasco

Carmelo Barrio

Carmelo Barrio denuncia la mala gestión nacionalista

El PP exige un “cambio de rumbo” en la política industrial del País vasco

Los populares denuncian que el actual y «brutal declive» comenzó en la etapa Ibarretxe con el «sueño» de crear una escudería vasca de Fórmula 1 y persiste en la actualidad con diversas actuaciones “erráticas” en materia industrial

El Partido Popular exige un “cambio de rumbo” en la política industrial del Gobierno vasco con el fin de evitar más «errores». Desde el PP reprochan a los dirigentes nacionalistas no haberse enterado de la crisis sistémica de Fagor hasta última hora, que no fuesen capaces de «neutralizar» la marcha de Tubacex a Cantabria y, por el contrario, promoviesen los fracasados proyectos Epsilon Euskadi e Hiriko.

El Epsilon Euskadi consistió en poner en marcha una escudería de Fórmula 1. Impulsado hace cinco años por el Gobierno Ibarretxe, ha supuesto la pérdida de 50 millones de euros de ayudas públicas y ha acabado con su máximo responsable, Joan Villadelprat, acusado por un delito de alzamiento de bienes y con el Gobierno vasco como avalista de la empresa ante Kutxabank.

El «Hiriko» es otro proyecto que cae en picado. Se tata de un sacar al mercado un coche eléctrico que, de momento, ha obtenido una ayuda de 2,7 millones de euros de las instituciones vascas y 15 millones del Ministerio de Industria, que ya se han gastado en la fase de investigación y desarrollo.

El parlamentario popular Carmelo Barrio recuerda que el «brutal declive» que vive hoy la economía vasca comenzó en la etapa Ibarretxe con el fracaso del Epsilon Euskadi y que continuó con otro fiasco, como el de Hiriko. «El rosario de fracasos pasados y presentes echan nuevamente por tierra la creencia de que los gobiernos nacionalistas son buenos gestores económicos, por lo que urge a que el Gobierno vasco oriente claramente su política industrial a la reactivación económica y a la generación de empleo», afirma Barrio, quien subraya que el PP seguirá solicitando información sobre las repercusiones de estas inversiones fallidas y que, «en el caso del proyecto Epsilon Euskadi todavía están por ver».

Tanto es así, que el Tribunal Vasco de Cuentas está realizando un informe de fiscalización sobre las ayudas, subvenciones, préstamos y avales concedidos por las administraciones públicas al proyecto entre los años 2003 y 2012, a instancias de una proposición no de ley presentada por el PP y aprobada por el Parlamento el pasado mes de febrero.

Tags: , , , , , , ,