1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

El PP no descarta otra coalición con el PSE-EE en el País Vasco

González Pons

González Pons quiere evitar a los nacionalistas en el País Vasco

Pons: «Antonio Basagoiti y Patxi López han dado un ejemplo que no deberíamos liquidar con demasiada rapidez”

Cree que en las próximas elecciones vascas se hablará mucho de independencia cuando debería hablarse de economía

Desde el PSE-EE, Pastor llama cínico e hipócrita a Iñigo Urkullu

Tras anunciar ayer el lehendakari Patxi López el adelanto de las elecciones vascas al 21 de octubre, el vicesecretario general de Estudios y Programas del Partido Popular, Esteban González Pons, ha asegurado hoy que “Patxi López ha basado sus últimos meses en no tomar decisiones difíciles y hacer oposición al Gobierno de Mariano Rajoy”, por lo que “no tenía otra opción” que adelantar las elecciones en el País Vasco al próximo 21 de octubre.

González Pons ha matizado que “López estaba en un callejón sin salida” porque “ni tenía apoyos ni los números le iban a salir” para redactar el nuevo presupuesto y Euskadi “no funciona como una isla económica, está igual que el resto de España”. Asimismo, el dirigente popular ha reivindicado que la coalición PP-PSE “ha desmontado mitos nacionalistas” y, con ella, Antonio Basagoiti y Patxi López han dado “un ejemplo que no deberíamos liquidar con demasiada rapidez”.

El vicesecretario general ha subrayado, durante una entrevista en la Ser, que “lo peor de todo es que, después de todos estos años, el presidente vasco ha dejado una situación dulce para los partidos nacionalistas”, en relación a los futuros comicios. “Se va a hablar mucho de independencia y poco de economía”, ha insistido González Pons, cuando “el problema de los vascos, después de las elecciones, va a ser el mismo que el resto de España: la vida común”.

Por su parte, Iñigo Urkullu, líder del PNV, ha dicho hoy «que Euskadi ha perdido un tiempo precioso para afrontar el futuro pero que, afortunadamente, el Gobierno de Patxi López comienza a ser pasado. Según Urkullu «la sociedad pide un nuevo Gobierno que se concentre en superar el actual descalabro económico, que no gaste por encima de sus posibilidades y que garantice los servicios públicos básicos con hechos como el pacto fiscal».

Urkullu ha defendido el modelo del Partido Nacionalista Vasco, «que es el que ha liderado la construcción del estado de bienestar en Euskadi durante los últimos treinta años, el modelo de la reconversión, recuperación y modernización de Euskadi que nos permitió salir de las crisis que padecimos en los años 80 y 90.

El líder del PNV ha prometido ya planes renove para incentivar el consumo «tras el varapalo del nuevo IVA, un plan especial para el empleo juvenil y un Gobierno que recupere la senda de treinta años de autogobierno, de generación de bienestar y calidad de vida en Euskadi».

Y desde el PSE-EE, José Antonio Pastor, se ha mostrado hoy “muy sorprendido por que Iñigo Urkullu se apunte ahora a un pacto fiscal que el Patxi López propuso desde el comienzo de la legislatura, recibiendo el no por toda respuesta”.

“Resulta de todo punto incoherente –asegura José Antonio Pastor- que Iñigo Urkullu nos proponga ahora un pacto fiscal, cuando su partido, y él mismo, se han negado siempre a apoyarlo, en las numerosas ocasiones en que el lehendakari y los socialistas vascos lo hemos venido defendiendo, en el curso de la presente legislatura y después de que el presidente del PNV se hartara de decir, durante todos estos años, que los impuestos no son competencia del Gobierno Vasco; Y, tras proponer, frente a las reformas tributarias, que el Gobierno Vasco subiera las tasas en Sanidad, Transportes o matrículas universitarias”.

El Portavoz Socialista ha recordado, igualmente, que “el PNV hizo causa común con la derecha del PP para rechazar todas y cada una de las propuestas presentadas por el Grupo Socialista en el debate sobre fiscalidad que se celebró el pasado 28 de mayo en el Parlamento Vasco”.

“Quien ahora nos habla –ha agregado- de la necesidad de una reforma tributaria para que este país pueda contar con una suficiencia financiera, parece ignorar que su partido se opuso a ella en el Parlamento Vasco, cuando las dos derechas votaron en contra de comprometerse, a través de una suficiencia de ingresos, con el Estado de bienestar, con el mantenimiento de los servicios públicos, con la protección social y con el impulso a la actividad económica”.

El portavoz del PSE-EE ha rechazado, en consecuencia, “la actitud hipócrita y cínica de quien se erige ahora en abanderado de la reforma fiscal, cuando su Diputado General en Bizkaia, haciendo causa común con el de Álava, practicó siempre una actitud obstruccionista, con el objetivo de ahogar económicamente al Gobierno Vasco”.

«Éstos son –ha dicho, igualmente, José Antonio Pastor- los que ahora pretenden gobernar este país. Los que nos han hecho perder tiempo y recursos para que el Gobierno Vasco pudiera hacer frente con mayor eficacia a los problemas de la sociedad vasca. Quienes, día tras día, están demostrando que no les interesa el país, sino sus propios intereses particulares”.

«Y, si no fuera por su gravedad, no dejaría de tener su gracia –ha ironizado, por último, el Portavoz Socialista- que Iñigo Urkullu pretenda ganar las elecciones acogiéndose a las ideas y a las políticas del Lehendakari Patxi López. Esto demuestra que el debate que los socialistas abrimos en su día, con el Lehendakari al frente, era absolutamente necesario”.

Tags: , , , , , , ,