- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

UNICEF denuncia que la guerra en Siria afecta ya a 1,3 millones de niños

Homs [1]

Barrio de Bab Amro, en la ciudad de Homs (Foto: laaventuradelahistoria.es)

En la actualidad, la organización humanitaria atiende a miles de niños sirios para prevenir nuevos casos de desnutrición y cubrir las crecientes necesidades de salud y nutrición en Siria y en países vecinos. Las circunstancias se han recrudecido en Aleppo, Damasco, Dara’a, Hama y Hom, las zonas más afectadas por el conflicto sirio.

Solamente en Jordania hay más de 40.000 sirios desplazados. De ellos, cerca de 17.000 personas viven en el campamento Za’atari, construido para albergar a más de 100.000 refugiados que las estimaciones esperan para finales de año.

UNICEF y el Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y agencias aliadas están trabajando en el campamento de refugiados de Za’atari, en el norte de Jordania, para vacunar contra la polio y el sarampión a más de 100.000 niños en Za’atari, centros de tránsito cercanos y comunidades del norte de Jordania que alojen refugiados.

«El conflicto ha interrumpido los servicios de salud en toda Siria, por lo que la mayoría de los niños refugiados y sus familias no han tenido acceso a vacunaciones rutinarias ni a otros servicios de salud básicos» dice Mahendra Sheth, responsable regional de Salud de UNICEF en Oriente Medio. «Este trabajo es vital porque durante una crisis los niños son más vulnerables a brotes de enfermedades y a la desnutrición, especialmente los niños que viven en campamentos como el de Za’atari».

El presidente sirio, Bachar Asad, ha apelado a un diálogo entre los sirios para resolver el conflicto tras la entrevista que se produjo en Damasco con el nuevo mediador internacional para Siria, el argelino Lajdar Brahimi, cargo que asumió a principios de septiembre, tras la renuncia de Kofi Annan [2]. «La crisis constituye una amenaza tanto para el pueblo sirio, como para el conjunto de la región y el mundo», dijo Brahimi tras el encuentro.

La ONU acusa al régimen sirio y a los rebeldes de crímenes contra la Humanidad [3]