1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Obligan a comunicar posiciones de cortos mayores del 0,1%

ESMA

La ESMA no quiere perder de vista ningún movimiento en los mercados europeos

La CNMV prohibió las ventas en corto el viernes 13 de marzo

El Ibex 35 ha llegado a estar este lunes por debajo de los 6.000 puntos

La Autoridad Europea de los Mercados Financieros (ESMA) ha decidido exigir temporalmente a los inversores con posiciones cortas netas en acciones cotizadas en mercados regulados de la Unión Europea (UE) que cuando su posición alcance o supere el 0,1% del capital lo comuniquen a la autoridad nacional correspondiente.

La ESMA considera que rebajar el límite de comunicación es una medida preventiva que, en las circunstancias excepcionales derivadas de la actual pandemia del COVID-19, es esencial para que las autoridades nacionales monitoricen la evolución de los mercados.

La medida puede servir de base para actuaciones más rigurosas si fueran necesarias para asegurar el funcionamiento ordenado de los mercados de la UE, la estabilidad financiera y la protección de los inversores.

La autoridad europea considera que las circunstancias actuales constituyen una amenaza seria para la confianza en los mercados de la Unión y que la medida propuesta es apropiada y proporcional para responder al actual nivel de amenaza para los mercados financieros europeos.

La restricción se aplicará inmediatamente y supone requerir a los titulares de posiciones cortas netas que comuniquen sus posiciones relevantes al cierre de la sesión de este lunes, 16 de marzo de 2020.

Estas obligaciones temporales de transparencia afectan a cualquier persona física o jurídica, cualquiera que sea su país de residencia. Las medidas no se aplican a las acciones admitidas a cotización en un mercado regulado cuando el mercado principal de cotización está situado en un tercer país o a las actividades de creación o estabilización de mercado. Puede leer aquí la decisión adoptada por el regulador europeo (en inglés).

La ESMA, en coordinación con los supervisores nacionales, continúa monitorizando la evolución de los mercados financieros como resultado de la situación creada por el COVID-19 y está preparada para ejercer sus competencias de cara a asegurar el funcionamiento ordenado de los mercados de la UE, la estabilidad financiera y la protección de los inversores.

En el ámbito nacional también la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha acordado prohibir durante un mes la realización de operaciones sobre valores e instrumentos financieros que supongan la constitución o incremento de posiciones cortas netas sobre acciones admitidas a cotización en los centros de negociación españoles (Bolsas de Valores y Mercado Alternativo Bursátil, MAB) para las que la CNMV es la autoridad competente.

La prohibición tiene efectos desde mañana, 17 de marzo, hasta el 17 de abril de 2020, ambas fechas incluidas, y podrá prorrogarse por períodos adicionales no superiores a 3 meses si se mantuvieran las circunstancias que la han motivado, de conformidad con el artículo 24 del Reglamento (UE) No 236/2012, o bien levantarse en cualquier momento sin agotar el plazo, si se considerase necesario.

La decisión, que ha sido notificada a ESMA, se ha tomado «debido a la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, incluyendo los españoles, su evolución en el contexto de la situación creada por el virus y el riesgo de que en las próximas semanas puedan producirse movimientos de precio desordenados. Otro factor que se ha considerado han sido las implicaciones de la declaración en España del estado de alarma el pasado sábado, 14 de marzo».

Las agencias aclaran que los mercados bursátiles europeos han sufrido otra jornada de infarto pese a los estímulos aprobados el domingo por la Reserva Federal de EEUU -ha rebajado al 0% los tipos de interés y anunciado una inyección de 700.000 millones- y a la acción concertada de los principales bancos centrales para proporcionar liquidez.

Los inversores temen que las medidas adoptadas en cada vez más países para contener la expansión del coronavirus paralicen la actividad económica. En España, el Ibex 35, ha acentuado su caída y ha cerrado la jornada en los 6.107,2 puntos. El selectivo español ha llegado a estar por debajo de los 6.000 puntos.

El pasado jueves el IBEX bajó un 14,06 % y desde el 19 de febrero, cuando alcanzó los 10.080 puntos, ha registrado una caída del 42% y ha perdido 220.000 millones de euros de capitalización. Es importante recordar que en marzo de 2003, en plena crisis económica, el indicador se situó en los 5.870 puntos.

Tags: , , , , ,